De Narváez reconoció que hay declaraciones poco “felices” entre los líderes de Unión-PRO, pero aseguró que siguen “juntos”

“Más allá de algún chisporroteo mediático que siempre hay que evitar y declaraciones que no son muy felices, seguimos trabajando juntos”, enfatizó De Narváez. Al ser consultado sobre su relación con Felipe Solá y Mauricio Macri, De Narváez sostuvo: “la victoria del 28 de junio no nos concede más que la obligación de mantener la unidad”.
“Ninguno de nosotros se paró a decir `soy yo y los demás, que se pongan atrás mío`”, resaltó. En declaraciones radiales, De Narváez subrayó que el ex presidente Néstor Kirchner “es el gran derrotado” y vaticinó que en 2011 no podrá ganar una elección en caso de que se postule.
“La de este año es la segunda elección nacional que pierde, perdió en 2003 y 2009. Hay que ganarle al miedo que tenemos a enfrentar un cambio estructural”, subrayó. De Narváez precisó además que en las próximas horas se disponía a mantener un encuentro con legisladores del peronismo disidente para determinar una agenda legislativa común y “buscar un consenso” para después del 10 de diciembre.
Por otra parte, De Narváez se pronunció a favor de tratar una reforma política, aunque pidió que el oficialismo no ponga plazos para el análisis del proyecto.
“La mejor reforma será la que salga del consenso posible. No puede ser que haya un tiempo límite para que salga antes del 10 de diciembre”, advirtió.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario