¿De qué se ríe el señor concejal?

Señor Director:

 El 23 del corriente por la mañana iba conduciendo mi automóvil por calle Las Heras, al llegar a la intersección con Alsina (donde yo tenía derecho de paso), dobla otro vehículo conducido por un señor que iba hablando por su teléfono celular, quien no me atropelló en virtud de mi prudencia.
Advierto con sorpresa que el conductor era el concejal Raúl Escudero, quien participa en el Concejo Deliberante de la Comisión de Transporte y Tránsito.
Como se detuvo en su farmacia, sita en Las Heras y 4 de Abril, bajé de mi auto y me dirigí a él para preguntarle si era el concejal y si conocía las normas de tránsito. Me respondió afirmativamente, por lo que le manifesté que no me parecía que fuese así porque en la esquina anterior estuvo a punto de chocarme por no respetar la norma que señala que el que va por la derecha a pasar tiene derecho; además iba hablando por teléfono, lo que está absolutamente prohibido.
Me miró con cara de ?nada? y ni siquiera atinó a disculparse, por eso le dije que era la suya una actitud prepotente. No se le ocurrió una idea más brillante que reírse en mi propia cara. Al preguntarle porqué lo hacía, me respondió: ?Me da risa?, dándose media vuelta e ingresando al local de su farmacia.
¿No habrá entendido este político, al que alguna vez lo escuché reclamando más controles, que los ciudadanos exigimos de ellos, más coherencia, más ejemplaridad y más respeto por nosotros?
Es por eso que me pregunto: ¿De qué se ríe el señor concejal?
        Eva A. Lischner
          D.N.I. 4.480.379

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario