Del Potro cayó como un grande ante Federer y ahora irá por el bronce

 

Histórico por donde se lo mire, cautivador y emocionante en las cuatro horas de juego, absolutamente brillante desde la perspectiva del juego.
El partido entre Juan Martín Del Potro y Roger Federer debe quedar guardado en los libros de historia del tenis, en esos que guardan en letra impresa la excelencia de dos hombres nacidos para jugar al deporte blanco. 
Del Potro tuvo un gran primer set frente a Roger Federer: mostró tranquilidad y convicción para doblegar al suizo y vencerlo por 6-3.
El tandilense fue superior, marcó el ritmo de los primeros puntos y terminó aprovechando varios errores del número uno del mundo para sacarle ventaja y definir el set.
Otra fue la historia en el segundo set, donde Federer arrancó mejor, impuso su jerarquía sobre el argentino y manejó los primeros minutos del duelo.
Con el pasar de los puntos, Del Potro se afirmó, le peleó el marcador y terminó por forzar un tie-break que finalizó 7-5 a favor del suizo.
Fue el tandilense el que tuvo la oportunidad de llevarse el partido con varias levantadas pero la categoría de un Federer inigualable le aplacó los deseos de definir el encuentro en el segundo set. Fue 7-5 en el tie-break y 7-6 en el set para el suizo.
El tercer set, el más largo del partido, ya que duró 163 minutos, fue emocionante, vibrante, tensionante. Debido a que no hay tie-break, se extendió más de la cuenta. Durante la mayoría de los games, ambos mantuvieron su saque y no se quebraron, pero en el tramo final del partido, Federer quebró y se impuso por 19-17.
Esta vez, no se puedo repetir la historia del US Open 2009, donde Del Potro superó al suizo y se quedó con el primer Grand Slam de su carrera.
Ahora, Juan Martín jugará por un tercer puesto y la medalla de bronce frente al perdedor de la otra semifinal que disputarán Novak Djokovic (2) y el británico Andy Murray (4).

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario