Del Potro, otra vez dueño de Washington

Por segunda temporada consecutiva, Juan Martín Del Potro se consagró campeón del ATP de Washington, al superar ayer en la final al estadounidense Andy Roddick (número 5 del ranking mundial de la ATP) por 3-6, 7-5 y 7-6 (6), en un partido que se extendió por espacio de 2 horas y media, bajo un intenso calor y un elevado grado de emotividad.
Con esta victoria ante el norteamericano, el tandilense pudo revalidar el título conseguido el año pasado en este certamen disputado sobre canchas de cemento, oportunidad en la que en el match decisivo había vulnerado al serbio Viktor Troicki.

Comienzo adverso

El primer set mostró a un Del Potro lejano a su mejor nivel. La elevada temperatura (en momentos del partido superó los 35 grados) condicionó la aptitud física del tandilense, que no lució pleno, con su servicio fue de mayor a menor y con el de su rival poco pudo hacer, a excepción del primer game del encuentro, en el cual desaprovechó un break point.
Esa sería la única oportunidad que otorgaría el oriundo de Nebraska en todo el primer segmento, dado que sus siguientes juegos de servicio los resolvería cómodamente.
Roddick encontró el break cuando su rival sacó 2-3 y esa diferencia terminó siendo determinante, para que el estadounidense se apodere del primer set por 6-3.
En ese primer capítulo, Roddick lució más preciso, predominando en los puntos largos, encontrando consistencia con su saque y finiquitando con acierto sus esporádicas visitas a la red.

La recuperación

Al cabo del segundo set, Del Potro comenzaría a encontrar un mejor ritmo, más allá de que por momentos el saque de su adversario se tornaba inabordable. Ante él, por momentos el tandilense trataba de adivinar la zona como un arquero, dada la velocidad de los impactos.
Imponiéndose 2-1, el campeón comenzó a generar oportunidades sobre el servicio de su oponente. Aunque en ese juego, pese a adelantarse 0-30, no pudo aprovecharlo.
Mostrando solvencia en sus games de saque, Del Potro volvió a amenazar con llegar al quiebre en el octavo juego, cuando se imponía 4-3. Y esta vez no dilapidaría su oportunidad.
Su primer break del partido lo dejó a merced de abrochar el segundo set, pero Roddick devolvería gentilezas de inmediato, recuperando el quiebre.
Así, la definición de ese capítulo se dilató, aunque Del Potro lo haría suyo antes del tie break.
Lo consiguió volviendo a quedarse con el saque del estadounidense, quien estrelló un revés en la red, lo que propició el tercer y decisivo capítulo.

Emotiva definición

El título de Washington se definió a través de un tercer set de una apreciable carga emotiva.
El primero en obtener una ventaja considerable fue el norteamericano, que quebró el saque del tandilense para adelantarse 2-1 y ampliar de inmediato su diferencia al mantener su servicio.
A esta altura, Del Potro aparecía algo revitalizado desde lo físico, aunque de igual manera buscaba una rápida definición de los puntos, en parte por la esencia de su tenis y acaso también en pos de evitar un mayor desgaste.
En pasajes en los que había logrado establecer la habitual aceleración de sus tiros, el tandilense encontró el imprescindible quiebre en el sexto juego, para restablecer la paridad (3-3).
De allí en adelante, ambos dominaron desde su servicio, por lo que se llegó al tie break.

A puro saque

En el tie break, Del Potro dispuso de un arma letal: su servicio. A través de ese golpe, el número 6 del mundo se encaminó hacia la victoria, conectando cinco aces sobre ocho puntos ganados.
La definición se hizo esperar, porque el estadounidense se recuperó de tres match points en contra (6-3).
Su ace número 19 del match le dio a Del Potro la cuarta chance para levantar el trofeo, y en este caso no la desaprovecharía.
El punto de la consagración estuvo signado por el suspenso, dado que una tremenda derecha cruzada de Del Potro mordió el fleje, pero Roddick recurrió al ojo de águila para revisar el pique.
El video esclareció la acción y el tandilense pudo festejar en la red, de cara a su adversario, previo al saludo final.

El camino al título

El siguiente es el camino que recorrió Juan Martín Del Potro para obtener su segundo título consecutivo del ATP de Washington:

Primer ronda
bye
Segunda ronda
a Yen-Hsu Lu (China Taipei), 4-6, 6-3 y 6-2.
Octavos de final
a Lleyton Hewitt (Australia), 4-6, 6-3 y 7-6 (2).
Cuartos de final
a Robin Soderling (Suecia), por walk over.
Semifinales
a Fernando González (Chile), 7-6 y 6-3.
Final
a Andy Roddick (Estados Unidos), 3-6, 7-5 y 7-6 (6).

Sexta consagración

El conseguido ayer es para Del Potro el sexto título en torneos de ATP, el segundo conseguido en lo que va de la temporada.
El siguiente es el detalle de sus seis finales ganadas:

2008
Stuttgart (polvo de ladrillo)
a Richard Gasquet (Francia), 6-4 y 7-5.
Kitzbühel (polvo de ladrillo)
a Jurgen Melzer (Austria), 6-2 y 6-1.
Los Angeles (cemento)
a Andy Roddick (Estados Unidos), 6-1 y 7-6 (2).
Washington (cemento)
a Viktor Troicki (Serbia), 6-3 y 6-3.

2009
Auckland (cemento)
a Sam Querrey (Estados Unidos), 6-4 y 6-4.
Washington (cemento)
a Andy Roddick (Estados Unidos), 3-6, 7-5 y 7-6 (6).

Ahora, Canadá

Tras consagrarse en Washington, Del Potro competirá esta semana en el Masters 1000 de Montreal, en Canadá, sexto torneo de esta jerarquía en lo que va de la temporada.
El número 6 del ranking será el único tandilense con presencia en el cuadro principal, y por su condición de preclasificado debutará en la segunda ronda.
En su primer match, se medirá con el ganador del choque que sostengan el francés Julien Benneteau y el checo Jan Hernych, ambos provenientes de la clasificación.
El otro argentino del cuadro es el correntino Leonardo Mayer, que en su debut tendrá como adversario al alemán Mischa Zverev.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario