Delincuente robó a punta de pistola en una inmobiliaria y se alzó con un cuantioso botín

Martín Zeballos, el martillero, contó que “entró una persona como si fuera un cliente de la inmobiliaria, una vez adentro nos apuntó con un arma, nos tendió en el suelo y nos ató. Después revisó todo, preguntó por la caja fuerte, que no tenemos, y se llevó el dinero que había”.
Al momento del atraco, se encontraban dentro del comercio Zeballos, su secretaria, y un cliente que fue quien le abrió la puerta al delincuente que los maniató con precintos y los obligó a colocarse a los tres boca abajo en el suelo.
“El me apoyaba la pistola en la cabeza en el primer momento, pero una vez que yo ya estaba en el suelo, se manejó con libertad, pedía la plata pero hablaba muy poco. Luego, empezaron a sonar los teléfonos y creo que eso lo decidió a irse. Nos dijo: ´Quédense quietos´ y se fue tranquilamente”, relató.
A su vez, aseguró no saber si el ladrón se dio a la fuga en algún vehículo ya que ellos no podían ver hacia la calle. Unos minutos después, el cliente pudo desatarse y llamaron a la policía.
Respecto a la suma, indicó que todavía no había efectuado el recuento, razón por la cual no sabían con exactitud de cuánto dinero se trataba. Sin embargo, según trascendió, se especula con que se trataría de una suma de aproximadamente 100 mil pesos. A su vez, indicó que el arma que utilizó fue una pistola 9 milímetros.

Un delincuente “muy educado”

En cuanto a la descripción, Zeballos detalló que “era mayor de 40 años, estaba bien vestido, educado, tranquilo. Es decir, era un profesional”.
“Hablaba muy calmado, sabía lo que hacía. Es más, no llevó cheques, ni celulares, sólo efectivo. No llevó nada que lo comprometiera”, recalcó en diálogo con El Eco de Tandil, el damnificado.
Esta es la primera vez que son víctimas de un asalto y aseguró que la preocupación mayor es que “se llevó dinero que no era nuestro, que era de administración de alquileres, eso es más que nada lo que me tiene mal porque el tipo fue muy correcto, no hubo violencia para nada”. 
 
“La policía, diez puntos”
 
En lo que concierne al accionar policial, manifestó que “vinieron como 10 ó 15 policías, vino la Brigada, de la DDI, Policía Científica. Cuando hice la denuncia telefónica mientras yo les iba describiendo al delincuente ellos se lo transmitían a los móviles, así que la policía, diez puntos”.
Personal policial se encontraba trabajando en el caso ayer por la tarde, tratando de dar con el paradero del delincuente. Versiones surgidas de la propia pesquisa, dieron cuenta sobre las sospechas de que podría tratarse del mismo maleante que semanas atrás asaltó la inmobiliaria Frolik, habida cuenta de que se trató del mismo modus operandi.
Es más, constaría un identikit de aquel delincuente y sería mostrado a las nuevas víctimas en pos de precisar si existían similitudes físicas sobre el sospechoso.
La denuncia quedó radicada en la comisaría Primera y la causa fue caratulada como “Robo calificado por el uso de arma de fuego”, dando intervención a la fiscalía en turno.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario