Delincuentes, ante la ausencia de los moradores, robaron un cuantioso botín de una casa

En la tarde de ayer se registró un nuevo e importante robo en la ciudad, en esta ocasión en el domicilio de calle Moreno 527, donde delincuentes aguardaron el momento exacto para ingresar a la propiedad, revolver principalmente las habitaciones y llevarse varios elementos electrónicos, una considerable suma de dinero y distintas tarjetas propiedad de la damnificada.

Todo se desencadenó cuando María Angélica Dadiego (74) salió de su domicilio rumbo al odontólogo, quedando la casa sin ocupantes dado que su hijo, Guillermo Cuello, se encontraba haciendo distintos trámites. Al regresar al hogar, la mujer encontró la puerta principal abierta y un desorden general en el interior.

Los faltantes

La damnificada le contó a El Eco de Tandil lo ocurrido. Sostuvo que “entraron por el frente de la casa, por una ventana, revolvieron todo y salieron por la puerta principal, la que dejaron abierta”.

En cuanto a lo robado, señaló que “de lo electrónico se llevaron dos notebooks Apple, un Iphone que habíamos comprado el martes y una tablet Apple”, también añadió que “en cuanto al dinero de la pieza de mi hijo, se llevaron más de 15 mil pesos, un reloj y una lapicera, y en mi habitación, tras dar vuelta todo, se alzaron con 2 mil pesos, una tarjeta de cobro de la pensión y una tarjeta de débito del Banco Macro”.

Conmovida y angustiada, con la Policía Científica haciendo su trabajo en la casa buscando alguna huella que permita incorporar elementos a la investigación, para dar con los autores del hecho, la víctima siguió narrando que “vivo con mi hijo y creo que si no hubiera salido, igual se metían y me robaban”.

Al ser consultada sobre si algún vecino observó movimientos sospechosos, dijo que “ni he salido a preguntar, cuando vi todo revuelto me quedé acá con la policía que llegó cuando le avisamos. El robo se dio entre las 17.30 y 18”.

Dadiego contó que “mi hijo me dejó en el dentista y tenía la tarjeta para sacar dinero y pagar en el Carrefour de calle Panamá. Me dijo que hacía ese trámite y me iba a buscar. Como le dieron ganas de ir al baño, aprovechó que pasaba por la casa para bajar. Ahí se encontró con la puerta abierta, sin entender que era lo que estaba sucediendo. Cuando entró, observó lo que habían hecho”.

A la mujer se la pudo observar muy dolida por lo que le tocó vivir. “Da mucha bronca por todo el sacrificio que nos costó poder tener cada una de las cosas y en apenas un instante te dejan sin nada. Es mucha la impotencia que se siente y no se llevaron la moto (NdR: estaba en el living) porque capaz que no deben saber manejar”.

Por último, manifestó que “sigo pensando y creo que nos deben haber visto salir, que nos estaban espiando y que hubieran entrado igual si me hubiera quedado”, concluyó.

Operativo

Alertados efectivos de la comisaría Primera, acudieron al domicilio y con los escasos datos recogidos buscaron por la zona a personas que pudieran resultar sospechosas como para poder identificarlas, sin poder dar con los autores del atraco.

Cabe señalar que la señora Dadiego no cuenta con seguro de los elementos electrónicos que le robaron, pero de todas formas hará la correspondiente la denuncia.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario