Delincuentes entraron a robar en una vivienda mientras su moradora se encontraba de vacaciones

Alrededor de las 8 del miércoles, dos delincuentes ingresaron en una vivienda ubicada en calle Necochea 444, cuando la dueña se encontraba fuera, y se alzaron con un televisor LCD y una notebook. Los malvivientes rompieron las rejas de una de las ventanas del frente, logrando ingresar, sin llamar la atención de la barriada. Sin embargo, fueron captados por una cámara de seguridad instalada en la zona y vistos por una vecina, al momento de la fuga a bordo de una motocicleta.

La damnificada, Karina Sordelli, estaba disfrutando de sus vacaciones, cuando los dos sujetos le robaron en su propia casa. Así lo confirmó su padre Rodolfo Sordelli, quien al advertir lo que había ocurrido, radicó la denuncia en la comisaría Segunda.

En diálogo con El Eco de Tandil, informó que “a la noche, después de que salgo del trabajo, paso, le doy una mirada y prendo la luz, que estoy pensando que el hecho que esté la luz prendida desde una hora hasta que voy, sea un arma de doble filo”.

“Prendo la luz, doy una mirada y me voy a mi casa –relató-. A la mañana, cuando vengo al taller, paso, doy otra mirada y me vengo. Y ayer (por el miércoles), serían 7.45, voy al igual que todas las mañanas a apagar la luz y cuando voy llegando veo dos patrulleros en la zona y los vecinos”.

Al ver semejante movimiento, pensó: “algo pasa”, pero nunca que “hubiera sido en la casa de Karina –confesó-. Llegué y sí, estaban ahí, ya habían ingresado la policía con un vecino porque arrancaron la reja de la ventana. Había un trozo de caño con lo que la reventaron y entraron. Ahí me enteré de todo, tuve que ir a hacer la denuncia, un vecino de ahí cerquita, una familia maravillosa, salió de testigo, que fue los que los vieron porque ellos sintieron el ruido”.

Cuando la señora abre su ventana–detalló Sordelli- “los ve que se iban dos en una moto, y calcula que el pelo de uno lo tenía teñido de amarillo. Y nosotros después nos enteramos de que era una moto Honda Storm, y yo hablé con la policía para decirle todo esto que sabíamos y ellos ya tienen la grabación de la cámara, pero no es muy clara”.

 

“Algo hay que hacer”

En cuanto al botín sustraído, detalló que “se llevaron un LCD y una notebook, eso es lo que yo sé porque estaban todos los cajones tirados”, así que no sabía si su hija, al momento de regresar, se percatará de que le falta algo más.

Aclaró que es la primera vez que le roban a Karina, pero advirtió que según lo que le contaron los vecinos, habían robado en dos casas cercanas hace un tiempo.

Tras el episodio, agradeció a Dios que no hubiera nadie en la casa porque explicó que su hija “tienen una vida abierta. En frente, hay un yuyal de un metro y pico, o dos, si uno se mete ahí le vigila y anota todo porque pueden controlar todo”.

Sordelli llamó así “a hacer algo”, ya que –según su visión- “la autoridad no es que no quiera sino a lo mejor no puede porque no tiene medios, o no sé, entonces algo hay que hacer, nos tenemos que defender entre nosotros, lamentablemente, hay que tomar una resolución. Tenemos que hacer algo entre nosotros”.

Según se confirmó desde la policía, la causa iniciada fue caratulada como “Robo”, e interviene el fiscal Marcos Egusquiza, de la UFI 16

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario