Delincuentes maniataron a los dueños de un campo y sustrajeron dinero y una camioneta

Un nuevo hecho delictivo volvió a alterar la calma en la vecina localidad de Gardey y revivió el reciente reclamo por seguridad que protagonizaron sus habitantes. Esta vez, en una modalidad que se repite, tres delincuentes armados irrumpieron en un establecimiento rural, maniataron a sus propietarios, dos hermanos de 58 y 60 años, y con un importante botín de dinero se dieron a la fuga en una camioneta propiedad de los damnificados.

El episodio ocurrió ayer temprano por la tarde en una propiedad ubicada en el kilómetro 3,5 del acceso al pueblo desde la Ruta Nacional 226, cabaña La Victoria, de Eduardo y Susana Loureiro.

Según pudo conocer este Diario alrededor de las 14 el dueño regresó al campo y al superar una tranquera fue sorprendido por tres personas que lo aguardaron agazapados en un maizal.

En un rápido accionar la víctima fue reducida y juntos los cuatro avanzaron unos 600 metros hacia el interior de la propiedad, hasta donde se encuentra la casa. Una vez en el lugar siguieron la misma lógica con la mujer, que se hallaba en el interior del inmueble.

 

El manejo dentro

de la casa

 

Controlada la situación los intrusos maniataron a los hermanos, los separaron y dejaron inmovilizados a uno en un baño y a otro en una de las habitaciones, bajo la custodia de uno de ellos.

En medio de amenazas los otros dos comenzaron a exigir la entrega de efectivo mientras revolvían el interior. Transcurridos alrededor de 50 minutos lograron reunir una importante suma de dinero, que los habilitó a huir a bordo de una camioneta Ford F100 propiedad de Eduardo Loureiro y con los dos celulares de las víctimas, que quedaron incomunicados.

 

Investigación

 

Los asaltantes actuaron con sus rostros cubiertos y fuertemente armados y se sospecha que podrían haber contado con la asistencia de otro vehículo para llegar hasta el campo.

En el hecho trabajó personal de Patrulla Rural y de la DDI Tandil, que hasta entrada la noche mantenía tareas investigativas tendientes a dar con los autores del violento atraco, a la vez que tomaba declaración a los damnificados.

En principio se iniciaron actuaciones por “Robo calificado y privación ilegítima de la libertad”, causa sobre la que intervendrá la UFI 16 a cargo del doctor Marcos Egusquiza.

 

Reclamos por seguridad

 

Hacia fines del año pasado, preocupados por la ola delictiva, vecinos de la localidad de Gardey se movilizaron al palacio municipal para entregar un petitorio en busca de acciones concretas tendientes a mejorar la seguridad en la zona.

La movilización fue el corolario de un brutal asalto que sufrió una vecina en su casa de calle 8 735 y que incluyó golpes, amenazas y privación ilegal de la libertad. Este último episodio se sumó a otros que hicieron que la tranquilidad en el pueblo aledaño se desdibujara en el último tiempo y motivó a sus habitantes a reunirse y confeccionar un petitorio en busca de medias concretas.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario