Delincuentes robaron una ferretería en la que nunca se activó el sistema de alarma monitoreada

Los hechos delictivos siguen sucediéndose en la ciudad, burlándose los delincuentes de todo mecanismo de seguridad con que se pueda contar y aprovechando el escaso monitoreo que brindó la alarma de una empresa que debía cumplir con esa función.

El comercio denominado Ferretería Sudeste, situado en la avenida Falucho 1339, fue el lugar elegido por los delincuentes para perpetrar un cuantioso robo que se realizó entre las 3.39 y 3.52 de la madrugada de ayer, según el reporte que brindaron las cámaras de seguridad que están colocadas en el interior del local.

En diálogo con el propietario Juan Luis Moreno, indicó que “recién al llegar al local nos encontramos con el hecho, los delincuentes llegaron desde el fondo del patio o entraron por la obra en construcción que está al lado del comercio. Luego levantaron una reja de una ventana de un metro por un metro y tras romper el vidrio se ganaron al interior”.

Narró que “dentro de la Ferretería tenemos sistema de alarma con monitoreo de la empresa Nikro y además cámaras de seguridad en donde quedó registrado el robo. Se puede ver cómo el delincuente, encapuchado, hace varios viajes en cuclillas al medio del salón y hasta elige qué llevarse. Se lo ve nítidamente cómo actúa con total impunidad y sin que la alarma detecte ningún movimiento”.

Indicó que “resulta muy raro porque hizo cuatro viajes desde lo que es el fondo del negocio a la parte de adelante, en medio de unas estanterías y en ninguna ocasión la alarma captó nada”.

Robo

Según lo detallado por el damnificado, en apenas escasos minutos los delincuentes perpetraron un importante robo dado que el faltante tiene un costo económico importante. “Se llevaron entre 25 y 30 máquinas que son moledoras, martillo demoledores, niveles láser, cajas de tubos que no son baratas, herramientas de mano como tenazas, llaves combinadas que había en el mostrador y 1.400 pesos que estaban en la caja registradora”.

Detalló que “la Ferretería está dividida en dos y no pasaron para el sector de depósito”.

Indignado

Moreno se mostró realmente molesto por la respuesta que tuvo desde la empresa Nikro, dado que hace cuatro años que viene abonando un servicio que nunca reportó cuando más lo necesitaba.

Aseguró que “llamé a la mañana y primero pregunté si me podían decir cuándo se había activado y desactivado el sistema. Me dieron los horarios, entonces les dije lo que había sucedido, que durante más de diez minutos un ladrón recorrió el negocio de punta a punta y jamás fue detectado movimiento alguno”.

También dijo que “entre mi casa y el negocio hace diez años que pago el servicio, nunca me pasó nada. La primera vez que tengo un hecho así y la alarma no suena. Aparte se observa mucho movimiento, no es que rompen, entran, agarran lo que pueden y huyen. Los sensores jamás detectaron nada”.

Reconoció estar “indignado y más cuando uno del servicio técnico vino y como primera respuesta me dijo que lo que tengo como sistema de alarma, que ellos me indicaron poner cuando los contraté, pagándole religiosamente todos los meses, no era suficiente para captar el movimiento del delincuente. Era un persona agachada la que robaba, no estaba volando, fue muy rara la respuesta que me dio”.

Espera que
lo atiendan

La víctima contó que hasta las 19 de ayer no había logrado poder hablar con el responsable de la firma de alarmas. “Llamé alrededor de cinco veces y me atiende una secretaria que me dice que me va a comunicar, aparece una música y nadie responde desde el otro lado. Esa es la atención que le brindan a un abonado. Varios clientes me dijeron que no es la primera vez que una alarma de esta empresa no se activa y se produce un importante robo”.

Detalló que “nos hemos asesorado y seguramente haga alguna presentación contra esta empresa, porque estamos pagando un servicio de monitoreo, alarma, sensores, infrarrojo y no anduvo absolutamente nada y por el cual me cobran 700 pesos todos los meses. Estoy esperando conocer la respuesta que me dan y que se hagan cargo de los daños. Después veré si sigo o no con el servicio porque yo a la delincuencia no la puedo controlar, pero la alarma sí, dado que es un servicio que uno paga y es con lo que estoy realmente indignado”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario