fbpx Della Maggiora dijo que ninguna ciudad puede abastecer con su infraestructura normal ese tipo de lluvias – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Della Maggiora dijo que ninguna ciudad puede abastecer con su infraestructura normal ese tipo de lluvias

El secretario de Protección Ciudadana Atilio Della Maggiora aseguró que los trastornos se generaron por la intensidad de las precipitaciones, que estuvieron en algunos casos en el rango de los 150 milímetros por hora, razón por la cual “se satura la capacidad de respuesta”. “Las ciudades no están preparadas para este tipo de eventos climáticos”, sostuvo. Pero consideró que lograron hacer frente a las emergencias adecuadamente.

El Secretario de Protección Ciudadana, Atilio Della Maggiora

Rody Becchi

 

 

El secretario de Protección Ciudadana Atilio Della Maggiora se refirió a las intervenciones que realizaron en distintos puntos de la ciudad en estos 6 días de precipitaciones y consideró que los mayores inconvenientes no tuvieron que ver con la cantidad de agua caída sino con la “intensidad” ya que llegaron a caer 38 milímetros en 15 minutos.

“Con 60 milímetros a un ritmo moderado de intensidad para lo que normalmente están preparadas las ciudades, no hay dificultades en ningún punto de la ciudad, yo diría. Pero cuando hay intensidad de 150 milímetros por hora ahí se satura la capacidad de respuesta”, manifestó.

Expuso que ya casi está por cumplirse una semana de lluvias lo cual demandó el intenso trabajo del área de Defensa Civil y todas las áreas municipales que se ponen a disposición de Defensa Civil, así como también áreas no municipales como la Policía, Bomberos, Cruz Roja y Scout, que en esta oportunidad no tuvo que intervenir pero siempre está a disposición.

Momentos críticos

Indicó que tuvieron algunos momentos que fueron “más críticos”, como el sucedido el jueves desde las 19.30, cuando “en 15 minutos cayeron 38 milímetros aproximadamente. Fue una lluvia muy intensa en general”.

“Los problemas que hemos tenido en estos días en la ciudad han tenido que ver más que con la cantidad de agua caída, con la intensidad de la precipitación, esto es la cantidad de agua que cae en muy cortos períodos, si cayeron 38 milímetros en 15 minutos estamos hablando de una intensidad de un rango de alrededor de 150 milímetros hora”, puntualizó.

Y consideró que “no hay ciudad que pueda abastecer con su infraestructura normal ese tipo de precipitaciones, las ciudades no están preparadas para este tipo de eventos climáticos, entonces surgen dificultades generadas por la intensidad de la precipitación o por alguna situación o característica puntual de determinados lugares de la ciudad”.

“En algunos casos hay zonas más bajas o deprimidas, zonas donde confluyen cursos de agua de diferentes sectores, a veces esas intervenciones están ligadas a problemáticas que tiene la construcción de viviendas en terrenos muy bajos o que tienen pisos por debajo del nivel del suelo como sucede en el caso de una vivienda en zona de La Movediza”, indicó.

Asimismo, enfatizó que se trató de un fin de semana “excepcional no sólo desde lo climático, porque a la intensidad de las lluvias se sumó el corte de energía eléctrica de 12 horas. A pesar de las dificultades ha habido un trabajo absolutamente coordinado de distintas áreas municipales”.

“Tenemos capacidad de afrontar situaciones como ésta a pesar de que hubo una situación más extraordinaria que la del clima como fue el corte de energía que lo que nos complicó fundamentalmente fueron las comunicaciones, porque si bien ese día desde el punto de vista de lluvias no hubo gran problemática, sí era difícil a veces coordinar porque había dificultades con lograr comunicación o mandarle mensajes a la población, como era el caso del  mansaje de cuidado del agua”, señaló. Razón por la cual ese tipo de comunicados debieron hacerlos por redes sociales.

**

El funcionario negó que el problema de los vecinos

de Reynoso al 2400 se deba a la obra de pavimento

En cuanto a las situaciones puntuales de intervención, el secretario de Protección Ciudadana Atilio Della Maggiora indicó que las de mayor importancia estuvieron ligadas a fenómenos de intensidad de precipitaciones, lo cual “hace que se genere acumulación de agua que a veces la infraestructura de desagüe no logra abastecer”.

Una de ellas se generó el jueves cuando entre las 19.30 y las 19.45 cayeron 38 milímetros, lo cual generó inundaciones en casas situadas en Reynoso al 2400.

“Tuvimos una reunión con los vecinos en horas de la mañana del viernes, en la que participó el propio Intendente, el jefe de Gabinete y personal del equipo de Obras Públicas. Nosotros entre viernes y sábado trabajamos en la preparación de un canal aliviador adicional paliativo para superar la situación que se había presentado jueves y viernes, y sobre todo para prevenir lo que podía suceder lunes y martes”, expuso.

Y destacó que “de hecho esa decisión que se tomó el viernes a la mañana dio buen resultado porque no hubo ningún tipo de anegamiento en ese punto”.

Un paliativo

No obstante, aclaró que es un “paliativo”, por lo cual “habrá que avanzar en obras complementarias, alguna revisión de la problemática”.

A pesar de que los vecinos recalcan cada vez que se inundan que esto no sucedía antes de la obra de asfalto y cuestionan que no haya habido previsión en ese sentido, sostuvo que “no es un problema de la calle como señalan los vecinos”.

“Ellos lo ligan mucho a la pavimentación de la calle, pero lo que sucede es que antes al no haber pavimento el agua la atrapaba la propia calle, hoy se desplaza por sobre le pavimento y llega a puntos que antes no llegaba. De ahí la necesidad de algunos canales adicionales que se van a ir haciendo”, afirmó.

Y agregó que “tampoco les pasa siempre el hecho de inundarse. Cuando llovió del miércoles al jueves, que fueron más milímetros, no hubo problemas pero el inconveniente surgió el jueves a última hora por la intensidad de la precipitación”.

**

“El problema es que Formosa tiene

 un nivel distinto que Salta”, consideró

En cuanto a la inundación de seis familias en Salta al 2100 explicó que “es un grupo de viviendas que tiene una problemática muy puntual respecto a los niveles de construcción y eso hace que ingrese agua en el interior”.

“Yo tuve una reunión personal con una señora mayor donde se le ofreció retirarla de la vivienda pero hubo una negativa tajante. A otros chiquitos se aconsejó llevarlos a la casa de un familiar y entendemos que eso lo cumplieron”, indicó.

Y añadió que “hubo mucha intervención en horas de la tarde de la cuadrilla de servicios y vialidad urbana que trataron de alivianar un sector donde el agua venía barriendo tierra sobre el inmueble y agilizar el drenaje del agua hacia la propia calle Salta que en sí drenaba correctamente, el problema era el cúmulo de agua que se juntaba en Formosa que derivaba a Salta por el interior de la manzana”.

Acerca del reclamo vecinal que indica que el problema surge porque se hicieron mal las obras de asfalto de Formosa y la de Azucena, Della Maggiora sostuvo que “la opinión más técnica habría que obtenerla de la gente de obras públicas pero a priori yo diría que no, el problema es que Formosa tiene un nivel distinto que Salta entonces el agua que cursa por Formosa llega un momento que empieza a drenar al centro de manzana y baja hacia el lado de Salta”.

“Ese canal de agua forzado que se genera arrastra hacia las viviendas y genera la problemática. Por eso ayer (por el lunes) en horas de la tarde se trabajó en generar una suerte de canal pequeño que permitiera que el curso de agua que bajaba de Formosa saliera hacia Salta sin entrar en el sector de las viviendas”, manifestó.

Por último, señaló que “la gente de Desarrollo Social está evaluando qué asistencia necesitan. Nosotros nos ocupamos de la emergencia que se atendió con todos los recursos posibles, incluso estuvo gente del Same que controló la salud de los menores, de las personas mayores que allí residen, recomendó algunas cuestiones de medicación que se les proporcionó”.

 

**

Más intervenciones

En tanto, detalló más intervenciones que debieron hacer. Una de ellas fue en Cerro Leones, puntualmente en Las Calas y Cadona, y Cadona y Bisogne, que “es un sector muy deprimido donde estaban recibiendo agua de los sectores más altos, y no estaban dando abasto las dársenas de drenaje que hay a los laterales de las calles”.

“Eso provocaba que ingresara agua en una casa, en otras no pero sí a los patios verdes, se hizo una intervención en la esquina de Cadona y Bisogni con la gente de servicios y vialidad para favorecer el escurrimiento de agua en ese punto, y eso permitía descomprimir el agua acumulada en el corazón de manzana. En general son viviendas cuyas medianeras no son de paredes, entonces el agua va pasando de una propiedad a otra”, manifestó.

En tanto, destacó que controlaron la zona de Chapaleofú, donde hubo puntos de anegamiento importantes pero ni bien paró la lluvia drenaron, salvo una sola cuadra que tardo más, entre Ijurco y Cuba.

“Pasaje Guernica que nos daba problemas en situaciones como esta años anteriores no hubo ningún tipo de problema, Marconi y Montiel tampoco, Ruta 30 habíamos recibido algún aviso de que había dificultad se la recorrió y había charcos pero no justificaba un corte de circulación”, puntualizó.

Además, detalló que controlaron cursos de agua estratégicos, como los efluentes al Lago del Fuerte, “tanto el que viene del Paseo de los Españoles como el arroyo que ingresa de la sierra de La Cascada ambos traían mucha cantidad de agua, el lago tenia más cantidad de agua que otros momentos, pero sin problemas”.

“También se controló el ingreso al entubamiento, estaba en condición normal, hace 2 años en una situación parecida el agua pasa por arriba de las bocas del entubamiento. Ramal H tuvo gran cantidad de agua pero ningún tipo de saturación. La desembocadura del entubamiento en Beiró  entre Basílico y Vigil estaba normal y el Langueyú también”, sostuvo.

Intervinieron además en San Francisco y Actis desagotando el sector y en La Pampa al 800 en una vivienda que había quedado rodeada de agua.

Asimismo, la Usina hizo múltiples intervenciones en distintos puntos de la ciudad, algunos para evitar situaciones de riesgo eléctrico.

Ayer fue el día en el que tuvieron el trabajo más intenso y también el jueves por la noche.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario