Denuncian falencias en la Sumo y piden controles por cobros indebidos

Mario Marcuzzi, el padre de la menor que fue bajada del colectivo a fines de septiembre por fallas en el sistema, acordó con la Cámara de Transporte hacer una presentación en conjunto al Municipio para que realice modificaciones en el sistema Sumo-Pase y que se controle el trabajo de la firma Eycon, que es la que lleva adelante el boleto electrónico, ya que hubo una importante cantidad de cobros indebidos a pasajeros.

Cabe recordar que a mediados de octubre, usuarios del transporte público en conjunto con el defensor oficial Diego Araujo presentaron una denuncia por falencias en el sistema en la oficina de Defensa al Consumidor con copia a los distintos bloques del Concejo Deliberante, y a los concejales del área, solicitando además una audiencia pública. “La única que no lo quería recibir fue Mercedes Fuentes, hasta que le dijimos que ella nos tenía que defender a nosotros, no a las empresas y por eso se la había votado”, cuestionó Mario Marcuzzi.

Asimismo, explicó que solicitaron en ese momento la audiencia pública, sobre lo cual aún no han tenido respuestas, para tratar varios temas, “entre ellos lo que le había pasado a mi hija. Uno de los puntos era que la tarjeta no andaba y por eso la bajaron, las bocas de expendios insuficientes y empezamos a ver que había muchos faltantes de dinero en las tarjetas de cada usuario. Yo los incentivo a que vayan a reclamar para que les devuelvan el dinero”.

Las fallas

“Acá hay un triángulo que es Eycon, Sumo y  transporte. La empresa Eycon, que es de Bahía, ya tuvo problemas en esa localidad. En el año 2014 se presentó un proyecto de resolución por las reiteradas quejas de usuarios de transporte público de pasajeros por problemas con las máquinas lectores de tarjetas y expendedoras de boletos, y es lo que está pasando hoy acá”, denunció.

En ese marco, recalcó que “del control tiene que encargarse la Sapem, que no está formada, no tiene personería jurídica, entonces nadie controla”.

A su vez, detectaron problemas en la Pase ya que hay muchos casos en los cuales “a los chicos les dice un boleto y les descuentan dos. Es un desfasaje de mucha plata. Por error o por omisión, yo dije en su momento que Mercedes Fuentes que era la presidenta de la comisión, tenía que renunciar. Si yo sumo los faltantes que registramos y lo traduzco y hago una proyección estamos hablando de medio millón de pesos. ¿Dónde va a esa plata?”.

 

La reunión de conciliación

 

Por otro lado, Marcuzzi hizo una presentación a través de Defensa al Consumidor en la cual le dijeron que no podían obrar en contra del Municipio, por lo cual sólo le tomaron el litigio de su hija contra el colectivero, y de los demás puntos, ninguno.

Durante el encuentro de conciliación que se llevó adelante el 8 de enero, estuvo presente el presidente de la Cámara de Transporte Daniel Albanese y un referente de la empresa 501. Si bien sólo debían tratar el conflicto de su hija, llegaron a un acuerdo sobre otros temas.

“Llegamos a un acuerdo de que la máquina tuvo fallas, reconocen el error, me piden disculpas, aunque no públicas como queríamos. Yo les expliqué que no quería que me dieran plata, sino que mejore esto y no vuelva a suceder”, manifestó.

Rehenes del Municipio

Pero durante ese encuentro, desde la Cámara de Transporte expusieron que se sienten “rehenes del Municipio, que ellos no pueden contactarse con Eycon, que el pago que ellos reciben es dos días a la semana, que los GPS no funcionan. Además, nos dijeron que los kioscos se bajaron casi todos, tenían que haber 80, hubo 40 y ahora hay menos. De acuerdo a lo que me manifestó un kiosquero es porque les dan “el 1 por ciento de la recaudación sin seguro de caja, o sea que ellos pueden andar con 30 mil pesos y si se los roban no tienen seguro, cuando ellos sólo ganarían 300 pesos”.

No obstante, lamentó que “al no estar el Municipio sentado en la mesa no podés proponer nada”.

Marcuzzi resaltó que debería haber un “0800 en el colectivo para que la gente se pueda comunicar, como así también el reglamento. No hay monedero, en Buenos Aires convivieron 6 años los dos sistemas y el boleto obrero sólo funciona hasta el sábado al mediodía. Ahora se viene un aumento más porque no cierran los números”.

En tanto, cuestionó que “queremos ser una ciudad turística y no hay una tarjeta descartable para los turistas. Ahora van a venir 120 mil personas con el Indio Solari.

En el acuerdo rubricado con la Cámara se establece que “ambas partes acuerdan realizar en forma conjunta una petición ante el Municipio a fin de que a través del área que corresponda se realicen las modificaciones necesarias en el sistema Pase Sumo, del cual la empresa no participa ni tiene control alguno”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario