Denuncian que el robo que sufrieron 100 dirigentes políticos en un camping de Pilar contó con “una zona liberada”

“Los delincuentes nos dejaron un claro mensaje de entrada. Nos dijeron: ´no hagan nada, a ustedes los entregaron y la Policía no va a venir´. Había una clara sensación de zona liberada, porque se tomaron todo el tiempo que necesitaron”, señaló el diputado, quien encabezaba el encuentro cuando se produjo el violento asalto.
El robo se concretó en el camping del Sindicato de Empleados de Comercio de Pilar, en el norte del Gran Buenos Aires, en medio de un encuentro político y un asado del que participaba Jorge Macri, primo del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.
Según relató la propia víctima esta mañana en declaraciones a la prensa, los delincuentes “eran jóvenes de entre 16 y 20 años, ninguno estaba drogado y tenían armas muy pesadas, como metralletas y UZI; daba la sensación de que eran un verdadero grupo comando”.
Luego, insistió en que había “una zona liberada”, ya que los propios delincuentes les aseguraron que no iba a llegar la Policía. “Tenían el tiempo que necesitaban para hacer lo que tenían que hacer”, dijo Jorge Macri, y agregó: “Nos dijeron que tenían tiempo y que esto era una zona liberada. Tenían todas las herramientas para dar un golpe así y lo ejecutaron”.
Por otro lado, el dirigente político del PRO dijo que ayer se comunicó con él el propio gobernador bonaerense, Daniel Scioli, para preguntarle detalles de lo ocurrido yu expresarle su solidaridad.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario