Denunciaron a un chofer que obligó a descender a dos niños

 

Un nuevo caso volvió a poner en el centro de la escena al servicio del transporte urbano de pasajeros de la ciudad. Esta vez dos hermanos de 9 y 10 años que regresaban a su casa fueron obligados a descender de una unidad de la Línea 502 (blanca) de la firma Transportes La Movediza SA por el conductor, que decidió no avanzar hasta la parada del barrio La Elena, cuando eran los únicos pasajeros que quedaban.

Así lo denunció la madre de los menores, Guadalupe Astigueta, quien junto al titular de la comisión vecinal Luis Albornoz, dio detalles de lo ocurrido ante El Eco Multimedios.

En concreto, el hecho ocurrió este jueves cuando los menores se acercaron hasta la parada de Alem y Sarmiento al concluir la jornada escolar en el Colegio Sagrada Familia.

Allí abordaron una unidad en la que debían llegar hasta su destino. Sin embargo quedaron en la avenida Juan B. Justo, frente a los talleres de la empresa. “El colectivero los bajó a los empujones antes de la parada de La Elena”, advirtió Albornoz.

A partir del episodio radicaron una denuncia en la comisaría Segunda e hicieron una presentación ante la Comisión de Transporte del Concejo Deliberante, mientras que el lunes se presentarán en las oficinas de la firma a pedir explicaciones. En tanto, ya se definieron las sanciones para con el conductor por parte de la Cámara de Transporte.

 

El hecho

 

Como invitada del magazine televisivo “La ciudad” (Eco TV), Guadalupe Astigueta contó que sus hijos salieron del colegio y esperaron el micro que los lleva a su domicilio en la parada de Alem y Sarmiento.

Allí subieron a una unidad de la Línea 502 y al llegar a la altura de la Escuela Primaria 22, en la avenida Juan B. Justo al 900 “el chofer, al ver que en el interior quedaban ellos dos solitos, les preguntó adónde iban y en respuesta le dijeron que iban a La Elena”.

Al continuar con el relato del caso la madre contó que el trabajador del volante comenzó a propinarles “una serie de insultos” que alcanzó a escuchar ya que durante el recorrido mantiene conversaciones telefónicas “para quedarme tranquila” y para saber el lugar por el que van puesto que, “por lo general, voy hasta donde bajan, donde los espero”.

Fue en ese instante en el que Astigueta -del otro lado del teléfono- le preguntó a su hija “qué son esos gritos y me dijo que era el chofer el que les estaba gritando”, y entonces se cortó la comunicación.

Desesperada por la situación y en medio de la incertidumbre al no saber qué había sucedido, la mujer volvió a contactarse con los niños que le comunicaron que “se habían subido al colectivo que va a Granja”, entonces caminó hasta el punto donde normalmente descienden y los esperó.

En ese lugar se reunió con los menores y fue allí que escuchó el relato. “El chofer los bajó, les dijo con insultos que hasta ahí (La Elena) no los iba a llevar, que no iba a gastar nafta”, narró, y expuso que su hijo le informó al conductor que su madre por teléfono no los autorizó a descender antes de llegar a destino. “Y el colectivero lo empujó de la mochila para que se bajen”, confirmó la madre respaldada en el relato del niño.

“Sí, lo empuja”, ratificó Albornoz con la misma indignación expresada por su vecina.

 

El desenlace

 

Los dos hermanos quedaron en medio del recorrido sin poder llegar a la parada. En el trayecto, y a los pocos minutos, otra unidad de la misma línea que llega hasta la Escuela Agrotécnica (ex Granja) los transportó hasta su destino.

Al ascender al colectivo “volvieron a sacar su tarjeta del PASE para presentarla y el chofer les dijo que no la pasen”, y especuló que quizás el segundo conductor intuyó lo sucedido instantes previos. “Los chicos me dijeron que los trató muy bien”, insistió Astigueta, que teme que el episodio les quite el hábito de utilizar el servicio, que les costó un año adoptar. “Ahora no se quieren subir más a un colectivo”, lamentó.

 

Presentaciones y acciones a tomar

 

Por su parte, el titular de la comisión vecinal de La Elena, Luis Albornoz, confirmó que este jueves radicaron la denuncia en la sede de la comisaría Segunda y que ayer se presentaron nuevamente para aportar el nombre y apellido del conductor responsable del episodio.

En ese marco señaló que se reunió con el presidente de la Comisión de Transporte del Concejo Deliberante, Gabriel Bayerque, con quien compartió detalles del evento y de la presentación en la Seccional de la avenida Colón al 1200.

En su presencia, el edil del radicalismo puso en conocimiento del hecho al presidente de la Cámara de Transporte, Daniel Albanese, a la vez que la denuncia también se replicó en la comisión legislativa para que tomen nota de lo sucedido.

Como alternativa se evaluó una sanción “muy dura” hacia el trabajador, que podría derivar en un despido, con la cual se mostró en desacuerdo.

Y en esa línea Astigueta agregó que esperan por el descargo del colectivero para conocer su versión de los hechos.

“Vamos a seguir con la causa penal”, ratificó Albornoz y adelantó que el lunes “iremos con los vecinos que me quieran acompañar a pedir explicaciones a la empresa”.

 

El servicio en La Elena

 

El dirigente vecinal aprovechó la oportunidad para referirse al funcionamiento del transporte urbano de pasajeros y el esquema planteado para el barrio. Al respecto contextualizó que hace unos años lograron que el recorrido se extienda por la avenida Jujuy “hasta la primera loma”, es decir, “a seis cuadras de donde la empresa tiene su parada fija”.

Entonces cuando un pasajero que aborda una unidad e informa que su parada es La Elena, “el chofer tiene que seguir”, aclaró.

Y puntualizó que “muchas veces” se llega hasta el barrio pero “muchas” otras los han hecho descender en Juan B. Justo al 700, en la sede de la empresa, y explicó que el recorrido que llega hasta la Escuela Granja “no puede hacer paradas intermedias”, siendo el destino final el establecimiento educativo.

 

Una sanción “severa”

 

El concejal de la UCR y titular de la Comisión de Transporte, Gabriel Bayerque, repasó detalles sobre el caso denunciado al puntualizar que el conductor de la unidad de la Línea 502 “está identificado” y adelantó que la empresa ya definió la sanción, la que calificó de “severa”.

Independientemente de las acciones impulsadas por la familia, confirmó que la comisión legislativa elevó una nota a Transportes La Movediza SA para que informe sobre el estado de situación. “El pliego de licitación establece en el artículo 69, inciso a, las características de las penalidades por hechos de estas características”, indicó.

De todos modos resaltó que la decisión está adoptada en función de un episodio que “no se puede permitir”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario