Denunciaron el violento accionar de la Liga durante un remate en Tandil

El confuso episodio ocurrió este martes en la sede del Centro de Martilleros de Tandil, ubicado en Alem al 1005, donde se puso a disposición una fracción de una hectárea perteneciente a la firma Miguel Luna SRL.
A pesar de la presencia policial en el interior del local, el juez Francisco Blanc fue abordado en la vía pública por miembros de la organización que lo habrían tomado del cuello cuando intentaba ingresar al lugar.
Esta situación derivó en la presentación de una denuncia que finalmente ayer este Diario pudo confirmar en la Fiscalía 3, donde ya se comenzó a tomar más testimonios que acrediten lo expuesto por el magistrado.
 
“La presencia de la Liga”

“Una vez más tuvimos la presencia de la Liga, lamentablemente para nosotros porque no estamos para nada de acuerdo con el proceder”, confirmó el presidente de la seccional local de la entidad, Héctor García.
También lamentó que “otra vez gente de Tandil se prestó al juego de la Liga”, puesto que, “con anterioridad al remate”  le otorgó “un poder” a una de las personas que integra la agrupación para “comprar a nombre de esa persona, que aparentemente después le termina vendiendo el inmueble a una empresa”.
Por eso “pedimos a la gente de Tandil que no arregle con la Liga”, exhortó el martillero, para evitar este tipo de situaciones.
Agresiones
Por otro lado, el martillero se refirió a las agresiones y “aprietes” que los integrantes de esta conocida organización, que opera en distintas ciudades de la provincia de Buenos Aires, realizaron no sólo a los posibles compradores sino también al juez que encargó el remate.
El episodio ocurrió en la puerta del Centro de Martilleros cuando el magistrado fue abordado por un grupo de personas de la organización. “Le hicieron una especie de interpelación para preguntarle si iba a comprar”, detalló Héctor García, según pudo conocer posteriormente.
Ante la consulta “y para ver cómo era el tema, (el juez) aparentemente les dijo que si se daba la posibilidad, que sí iba a comprar”.
En ese momento, según relató el profesional “una mujer le dice que no va a comprar y que está todo arreglado”. Entonces “lo tomaron del cuello y le pegaron una patada en las piernas”, acotó sobre la agresión que tuvo lugar en el frente del edificio.
De acuerdo a lo indicado, en el interior de la entidad continuaron con los ataques e insultos. “En un momento dado, una persona de la Liga le empezó a gritar al juez, que le dijo que se callara la boca”, describió.
“El Centro de Martilleros, junto a los jueces y la misma policía estamos trabajando en forma conjunta para ver de qué manera se puede erradicar este accionar de la Liga”, aseguró Héctor García, quien se mostró “muy preocupado y dolido por esta acción”.
“Actúan sin códigos; vienen a amenazar e intimidar para que la gente no oferte”, cerró.
“Un poder” para comprar
Por su parte, Jorge Wenceslao Fernández, revisor de cuentas del Centro de Martilleros, indicó que “el edicto no permitía ofertar a cualquiera porque no se podía ceder el boleto, la compra en comisión”.
A pesar de estas restricciones “buscaron el artilugio de ley, que es conseguir un poder para poder comprar, que fue lo que hicieron”.
Además, confirmó que interesados en la fracción “estuvieron en el remate y no se animaron a ofertar dado que antes fueron intimidados”.
“Estamos haciendo todo lo posible desde el ámbito nuestro para tratar de evitarlo y nos molesta que la parte de la empresa se preste a este juego arreglando con la Liga”, ratificó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario