Desde el auzismo sostienen que el Municipio no deberá ?desentenderse? de los obreros canteriles

Desde el auzismo sostienen que el Municipio no deberá ?desentenderse? de los trabajadores de la piedra, luego del encuentro que mantuvieron el gobernador Daniel Scioli, el intendente Miguel Lunghi y el senador Néstor Auza, en el que hubo consenso para una nueva legislación canteril.
El concejal del Frente para la Victoria, Facundo Llano, destacó la importancia de la reunión y la presencia del ex rector de la Universidad Nacional del Centro en la mesa de diálogo.
?Vemos muy bien que se haya podido hablar del tema con la profundidad que se lo hizo. Néstor (Auza) tenía un proyecto ya elaborado, consensuaron la mayoría de los puntos y el que mayor discusión generó es el de los plazos, que seguramente tendrá debate en las dos cámaras, porque el resto de los legisladores también tendrá que dar su opinión?, manifestó el edil.
-¿Usted dice que la cuestión de los plazos puede cambiar?
-Sería no darles relevancia a las cámaras. Pero, por otro lado, si interviene el Gobernador, el intendente del distrito y el senador que representa al distrito, el proyecto cuenta con apoyo político. Por eso la importancia de que Auza haya participado en esta reunión, porque en anteriores ocasiones, en el proyecto que tenía el Ejecutivo local, no había sido escuchado, siendo que la norma iba a ir a la Legislatura.

Compromisos

-Igualmente, las dos partes cedieron y se estableció un año para definir la reconversión y otro para el cese de la actividad.
-Eso es lo que hablaron, a diferencia de lo que antes sostenía el Ejecutivo local. Una cosa es el deseo y otra es la posibilidad jurídica y fáctica. Los plazos hay que discutirlos y negociarlos, porque hay muchas partes intervinientes. Está el sector privado, los dueños de las canteras; los trabajadores, que tienen que saber su futuro: y el sector público, el que regula la actividad. Un año era un plazo de imposible cumplimiento. El compromiso del Gobernador es lo más lógico.
-Scioli dijo que, después de la reconversión, la Provincia y el Municipio se harán cargo de los salarios de los mineros, respetando las antigüedades. El tema es bastante complejo y también generará debate en la Legislatura.
-Lo escuché al Intendente y lo trató muy por arriba. Hay que analizarlo con mayor profundidad. Si bien los trabajadores de las canteras que están dentro de la Poligonal son 55 (el primer punto a atender), después hay que sostener la actividad productiva alrededor de la explotación: transporte, corralones, etcétera. Hay que empezar a hablar con los empresarios y el poder político para ver qué red tiene armada el Municipio de Tandil para entregar una solución. Además, va a ser un compromiso legal, porque esa cuestión estará dentro del articulado de la ley. El tema es que el Municipio no se desentienda y no diga, como lo hizo un su momento (el ex secretario de Desarrollo Local, Oscar) Maggiori, que a los obreros ?los va a receptar la actividad productiva de la ciudad?. Decirle eso a alguien es mandarlo a buscar trabajo.
-También es obligación de la Provincia.
-Sí, por eso va a ser ley.

?Operaciones políticas?

-¿Confía en que saldrá el proyecto para antes de fin de año?
-El Gobernador así se lo ha pedido a Néstor. Las operaciones políticas de Lunghi, de pedir un año, amenazar con consulta popular y decir que iba a presentar un proyecto Carlos Fernández cuando sea senador, son actitudes que poco construyen. Lo que tenía que hacer fue lo de ayer ?por el miércoles?: sentarse con el Gobernador y el autor de la ley, que tiene mucha ascendencia en el resto de los legisladores y en el Ejecutivo provincial.
-Pero es cierto que existió un trabajo común previo y después el Gobernador respaldó más al proyecto de Auza.
-Una ley puede ser un articulado que se le ocurra a alguien. Pero, para que sea de efectivo cumplimiento, tiene que recorrer el camino de la construcción de una norma, con la intervención de todas las partes, que es lo que hizo Néstor Auza.
-¿Cómo cree que evaluará este compromiso la Asamblea por la Sierras?
-Esto es un acuerdo. Y como en todo acuerdo, cada parte cede algo. Seguramente no es la solución pretendida por los canteristas y los ambientalistas. Pero los ambientalistas lo van a ver con buenos ojos, porque hay un plazo y un compromiso político fuerte de establecer una norma de carácter provincial, algo que no es menor. Tandil va a ser pionera en el paisaje protegido. *

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario