Desde el grupo Memoria por la Vida en Democracia remarcaron que “a pesar de todo seguimos de pie”

Frente al monumento a los desaparecidos, María Rosa Toncovich hizo lectura de un documento en representación del grupo Memoria por la Vida en Democracia.

En primer lugar, afirmó que “hace 39 años en un día como hoy se concretaba el último golpe militar, cívico y eclesiástico a manos de quienes no quieren inclusión, distribución de la riqueza, igualdad de oportunidades, libertad de expresión, partidos políticos y poderes independientes que decidieron perseguir, secuestrar, torturar y desaparecer a 30 mil compañeros militantes populares, condenar al exilio y miedo a familias enteras, dejando como secuela el terror instalado en la población”.

Así como también “someter al país a un endeudamiento con destrucción de la industria nacional, engrosado luego por gobiernos democráticos, a excepción del encabezado por Néstor Kirchner y hoy Cristina Fernández que han logrado ir cancelando”.

Y destacó que a pesar de todo “no lograron silenciarnos. Hasta desde el mismo exilio se siguió resistiendo y los organismos de derechos humanos no permitimos que los compañeros desaparecidos fueran silenciados. Tercamente nos empeñamos en una lucha en paz, persiguiendo memoria, verdad y justicia”.

“Esa misma lucha que gracias a la trasmisión de esta historia abrazan tantos jóvenes que, con las mismas convicciones de los que no están, no permitirán que se instaure nunca más una dictadura”, sostuvo.

Y recalcó que “a pesar de todo seguimos de pie, mal que le pese a los grupos económicos concentrados consustanciados con la derecha, con la complicidad de miembros de la Justicia, todos funcionales a los Estados Unidos, quieran a través de diferentes artimañas subvertir el Estado democrático”.

También a través de ese comunicado repudiaron “la impunidad con que jueces corruptos han concedido prisión domiciliaria a genocidas condenado, militares y civiles, con el pretexto de que tienen problemas de salud. Pues entonces si están enfermos que sean internados para su tratamiento en hospital público con custodia y no tengamos que cruzarlos en los pasillos de los edificios donde viven. Como así también dictaron la falta de mérito de Vicente Massot, del diario La Nueva Provincia y de Carlos Pedro Blaquier, dueño del Ingenio Ledesma de Jujuy, investigados por la desaparición de obreros”.

Además, repudiaron el “atentado contra el cartel de señalización de la calle Carlos Alberto Moreno” y la “desaparición de 43 estudiantes del magisterio de México Ayotzinapa, exigiendo su aparición con vida y justicia”.

Por otra parte, repudiaron la “declaración del presidente de Estado Unidos Barack Obama sobre la hermana república de Venezuela como una emergencia nacional y una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y política de los Estados Unidos, considerando sus dichos una agresión para toda nuestra región”.

“Nada es casual, el 18F, la marcha de protesta y cacerolazo en Brasil pidiendo juicio político a la presidenta Dilma Roussef y los dichos de Obama. Insisten en ir por todo. No pasarán”, afirmaron.

Finalmente resaltaron que “con memoria, verdad, justicia y alegría sigamos defendiendo esta democracia que tanto dolor nos costó y tantas satisfacciones nos está dando con políticas de Estado inclusivas en derechos humanos que nos legó Néstor Kirchner y continúa con la presidente Cristina Fernández”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario