Desde Provincia afirman que ?estamos todos en el mismo barco? para la terapia pediátrica

 

En un encuentro que se prolongó por más de dos horas, todos los sectores involucrados debatieron, preguntaron, cuestionaron, pero las partes manifestaron tener el mismo deseo y acordaron trabajar en conjunto con el fin de preparar el camino para lo que será la terapia intensiva del Hospital de Niños “Dr. Debilio Blanco Villegas”.
 
“Una firme
decisión”
 
Por su parte, Rodríguez manifestó que “ésta es una reunión que surge por pedido formal del ministro de Salud Alejandro Collia. A pesar de que si uno mira los números desde el punto de vista estadístico no se justifica tener una terapia intensiva, tanto el ministro, como el Intendente creen, que como es un camino tan grande el que hay que recorrer para terminar de conformar a futuro una terapia intensiva, es conveniente empezar a transitarlo ahora”.
“Nosotros seguimos formalmente lo que pidió el ministro, este proceso pretende acortar los plazos y lo antes posible tener gente calificada para hacer cuidados críticos pediátricos”, añadió.  
Por su parte, el director Quadrelli aseguró que tienen una predisposición importante para abrir la terapia pediátrica en Tandil y que el ministro tiene “la firme decisión de acompañar este proceso”. Asimismo, afirmó que en la página del Ministerio de Salud se inscribieron muchos médicos, enfermeros y otros profesionales interesados en participar de este servicio.
 
Formar 
un equipo
 
Por otro lado, Rodríguez expuso algunas de las razones por las cuales es tan difícil conseguir terapistas, y una de las fundamentales es que “no tenemos ni mañana, ni tarde ni noche, ni fines de semana, ni feriados. Lo mismo pasa con los emergentólogos y los obstetras”. 
“Nosotros tenemos una terapia con ocho camas en Mar del Plata que requiere de dos terapistas por día y no los completamos. Entre ellos se van cubriendo para que haya dos todos los días y el promedio de edad es de 45, 50. Lo que esperamos con esta iniciativa es calificar pediatras en cuidados críticos y ver si desde la residencia, que termina en mayo, además de algunos que ya estén formados y quieran venir a empezar a armar un equipo de trabajo que finalmente dé origen a un cuidado intermedio y que después pueda dar lugar a un cuidado crítico. Pero es un camino difícil que hay que recorrer”, detalló.
Asimismo, aseguró que “no se trata solamente de conseguir siete personajes que se pongan el guardapolvos y entren a trabajar. En los lugares en los que se han armado terapias de nivel, las han ido construyendo a lo largo de los años”.
A su vez, Rodríguez recordó que el ministro garantizó los cargos que sean necesarios para abrir la terapia pediátrica en Tandil y que por esa razón están haciendo la convocatoria oficial en la página del Ministerio de Salud de todos los profesionales que se están buscando. 
 
La lucha por
el proyecto
 
Uno de los médicos presentes recalcó que es falso que el Municipio no quiera abrir la terapia. “Esta gente (por los padres que luchan por la terapia) cree que hay un impedimento de otro lado que no existe, nadie más que nosotros quiere la terapia”, dijo. 
A lo que Rodríguez explicó que “las mamás han hablado conmigo desde el principio, tal vez con el primero que tuvieron contacto de la Provincia fue conmigo. Claramente está que cuando empezó esta idea, yo dije que no porque ellas querían la terapia dentro de diez minutos y yo les decía que esto era un proceso largo. Pero si alguien se ha hecho carne de este proyecto han sido ellas, entendiendo las dificultades que esto significa”.
“Para nosotros hubiera sido más fácil cortar esto de raíz, ya que en la reunión que se hizo en la Municipalidad había indicadores claros para que el ministro hubiese dicho que no se justificaba, pero como él tiene una mirada hacia delante pensó: ‘Si esto es difícil hoy, a la tasa de crecimiento que tiene la ciudad, el día de mañana el pedido de terapia va a tener fundamento sanitario y vamos a empezar a recorrer un camino que hay que recorrer ineludiblemente’”, remarcó. 
 
“Milagros,
 no existen”
Además, aclaró que “milagros, no existen, así que aún teniendo los terapistas tendría que funcionar como intermedia por un tiempo hasta que se construya la confianza”.
A lo que Quadrelli agregó que “tenemos que hacer un plan estratégico de cómo ponerla en funcionamiento, no es de un día para otro” y recalcó que “pretendemos tener recurso calificado, buscamos calidad”. 
Con respecto al curso para profesionales interesados en capacitarse para trabajar en la terapia que se llevará a cabo en Mar del Plata, explicó que tiende a crear un grupo de gente con un nivel de capacitación que acompañará a los residentes o terapistas que trabajarán en la terapia de Tandil. 
Rodríguez indicó que los médicos que vengan a residir a la ciudad no será por el sueldo, sino “por la calidad de vida, es un lugar muy seductor para trabajar”. 
En cuanto a la posibilidad de que se sumen profesionales que no pertenezcan al sector público, manifestaron la importancia de que primero se incorporen a este sector para formar parte de la terapia. 
Tanto Marta Brea como los pediatras que se encontraban presentes en la reunión resaltaron el incremento de casos de chicos que tuvieron que ser derivados en los últimos meses y por ello la importancia de la terapia. 
 
“Sumar jugadores”
 
Respecto a la inquietud planteada por los padres de cómo se van a manejar con los médicos que presentaron los currículum mientras no está conformada la terapia, Rodríguez indicó que una vez que queden seleccionados se les ofrecerá como mínimo un cargo provincial y que tal vez el Municipio “haga el esfuerzo de tentarlos con algún otro cargo más”. 
Además, Rodríguez propuso que “hay que empezar a sumar jugadores” y recalcó la importancia de “tener un buen arquero y una buena defensa”, haciendo referencia a que no hay que descuidar la guardia. A su vez, aseguró que con cinco terapistas, tres con posgrados y dos acompañando se podría abrir el servicio intermedio de terapia. 
Quadrelli resaltó que es fundamental que exista confianza entre todos los actores: el Municipio, la Provincia, los médicos y los padres. 
Rodríguez explicó que tiene todos los currículum de los profesionales interesados en trabajar en la terapia y que la semana próxima comenzará a llamarlos y realizar la selección. 
Los padres que luchan por la terapia aclararon que no están en contra del Hospital de Niños y que sus hijos se atienden allí, por esa razón quieren lo mejor para la institución. 
Por último, se acordó comenzar a preparar todo para que se capaciten los pediatras interesados en Mar del Plata, pero también van a analizar la posibilidad de hacerlo en Azul y en unos 30 ó 40 días volverán a reunirse todos para evaluar los próximos pasos a seguir. u 
 
NOTA SECUNDARIA***********************
 
“Es un proyecto totalmente viable”
 
 
En diálogo con El Eco de Tandil, el doctor Gustavo Rodríguez sostuvo que “creo que hoy no queda ninguna duda de que estamos todos en el mismo barco y creemos que el proyecto de la terapia intensiva tiene que concretarse”. 
“Me llevo algunas tareas para el hogar. Voy a articular con la Secretaría de Salud qué enfermeros van a ir a calificarse en la terapia intensiva del Hospital Materno Infantil de Mar del Plata. Marta Brea me planteó con buen criterio si algunos pueden ir al Hospital de Azul; no va a haber ningún problema. Eso va a ser más o menos rápido”, puntualizó. 
A su vez, añadió que “con el tema de los profesionales, vamos a hacer una revisión de los currículum que tenemos en la página del Ministerio, vamos a realizarles una entrevista de trabajo a ellos porque hay que tamizar un poco la información, saber porqué alguien que trabaja en otro lugar decide venir a Tandil, a veces hay buenas razones, como que quieren vivir en un lugar tranquilo, pero también puede ocurrir que hayan tenido algún conflicto”. 
“Estas son averiguaciones que uno hace normalmente antes de contratar a alguien y que creo que en un proyecto que se inicia más que nunca hay que estar seguro que lo integre gente que esté sana mentalmente. También consensuamos poner en marcha procesos de articulación en cuanto a la convocatoria de profesionales que estén fuera del sistema público de Tandil, para que primero se integren a él y eso permita que, sin descuidar la guardia del Hospital, algunos pediatras puedan ir a capacitarse semanalmente al Hospital Tetamanti de Mar del Plata”, especificó.
Por último, subrayó que “creo que fue una reunión sumamente provechosa porque la conclusión más importante es que hay confianza mutua en que el proyecto es uno  y que vamos todos tras el mismo objetivo”.  
Por su parte, el ministro Quadrelli manifestó que “pensamos que en la construcción colectiva podemos avanzar a nuestro objetivo, que es la terapia intensiva para el Hospital de Niños de Tandil. Así que estamos muy satisfechos con la reunión de hoy, estuvieron todas las partes y todos hicieron su aporte”.
“Es un proyecto totalmente viable, llevará tiempo porque no se puede construir de un día para el otro. Queremos brindar un servicio de calidad para que Tandil tenga la mejor atención”, agregó. 
Por su parte, Sandra Bruno, referente del grupo de padres, manifestó que “estamos muy conformes, empezamos ahora a ver un proyecto más formal. En un mes nos estaríamos reuniendo nuevamente para ver cómo van avanzando”.  Y Adrián Burelle agregó que “fue un paso adelante juntarnos todos, el Municipio, la Provincia y nosotros, y todos coincidimos en trabajar por la terapia”. u 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario