Desde Provincia estudian reeditar el fondo para municipios

Es una demanda de los intendentes de todos los partidos. Se reeditaría, aunque con menos dinero, y sin el fondo especial para seguridad, que se destinará únicamente a los distritos que tienen fuerzas federales. Los del interior tendrían una “compensación”.

Unos 50 intendentes de Cambiemos se reunieron hoy en Lobos con el ministro de Economía, Hernán Lacunza, en una cumbre que combinó análisis político y gestión con énfasis en el debate del Presupuesto provincial, demorado en la Legislatura bonaerense.

El dato saliente del cónclave fue la admisión por parte de Lacunza en torno a la idea de reeditar el fondo de infraestructura que se descentralizó a comunas y que en 2016 alcanzó los 7 mil millones de pesos.

“Aparentemente aparecería”, confesó un asistente a la reunión, que brindó algunos pormenores no del todo alentadores. Es que, los 7 mil millones de 2016 se convertirían en 5 mil en 2017, lo cual, sumado al efecto de una inflación del orden de 40 por ciento, significa un recorte significativo.

Además, se desaparecería el fondo de seguridad que en 2016 ascendió a 3 mil millones de pesos para las 135 comunas bonaerenses. Sólo se mantendría la asistencia para los 31 municipios incluidos en la zona caliente del delito y que recibieron aportes de las fuerzas federales este año.

Al interior se le destinaría un fondo “compensador”, cuyo monto no fue precisado, de ejecución más ágil y con una afectación más laxa que la de este año, lo cual permitiría la compra de maquinaria y el financiamiento para mantener caminos rurales, un verdadero dolor de cabeza para los intendentes de tierra adentro.

Lacunza adelantó también que prevé terminar de pagar deudas a municipios por concepto de fondo solidario, juegos de azar y otros ítems. Además, el ministro anunció que está garantizado el pago de sueldos y aguinaldos a la administración pública.

En el cónclave al que asistieron unos 50 intendentes, debutó como miembro de Cambiemos Carlos Berterret, el intendente vecinalista de Coronel Pringles. Pegó el faltazo el intendente de San Nicolás, Ismael Passaglia, que confirma la tendencia “pendular” de su romance con el oficialismo.

Por último, se adelantó que la próxima reunión de intendentes tendrá como sede Pinamar, en plena temporada de verano. Será el 20 de enero y se baraja la posibilidad de que asistan la gobernadora María Eugenia Vidal y el presidente Mauricio Macri. La idea es clara: mostrar gestión, incluso cuando todos descansan.

A la hora de las declaraciones, picó en punta Jorge Macri, intendente de Vicente López y presidente del Grupo BAPRO, que destacó la consolidación del “trabajo en equipo” y la coordinación de “los esfuerzos de las intendencias con el gobierno provincial y nacional”.

Macri destacó el trabajo “excepcional” del gobierno bonaerense, y dijo que se siente “orgulloso” de María Eugenia Vidal”. “No solamente tiene capacidad de estar cerca del vecino y dialogar permanentemente. Sino que tiene la fortaleza de luchar por recuperar una policía honesta y contra la corrupción en el juego ilegal. Todo lo que es clandestino va encontrando un límite en la firmeza de la gobernadora”, analizó.

Fuente. InfoCielo

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario