Detuvieron a la esposa de Mario Segovia, a quien le incautaron una fortuna, lingotes de oro y lujosos autos

La Policía detuvo hoy a la esposa de Mario Roberto Segovia, quien había sido arrestado ayer y es sindicado por el Gobierno nacional como el “mayor proveedor argentino de efedrina de los carteles mexicanos”, en procedimientos en los que se secuestraron autos lujosos, lingotes de oro y una fortuna en distintas monedas.
La mujer -junto con otros dos hombres, entre ellos un contador público-, fue aprehendida durante una decena de allanamientos realizados en la ciudad de Rosario, según informaron fuentes policiales y judiciales.
En tanto, Segovia fue llevado ante el juez Federico Faggionato Márquez, quien investiga el tráfico ilegal de efedrina, pero su indagatoria se postergó para mañana. La suspensión se produjo porque Segovia no nombró aún abogado patrocinante. En el domicilio que compartían Segovia y su esposa, identificada por la Policía como Gisella Itatí Ortega, de 28 años -situado en la calle Alvarez Condarco 4472 Bis, de Rosario- los efectivos secuestraron cuatro autos lujosos, entre ellos un Rolls Royce, y varias motos.
Junto a Ortega fueron detenidos dos hombres: uno de ellos de 54 años y otro, un joven de profesión contador público, de 28 años, agregaron los investigadores. Además, se incutaron seis lingotes de oro, con un peso de unos dos kilos cada uno, junto a 275 mil euros, 3.500 libras esterlinas y 70 mil dólares.
Por otro lado, se secuestraron diez armas de fuego, dos bolsas con cápsulas vacías para rellenar, un pote con etanozol, un pote de cianuro de potasio, documentación y correos con destino a México y otros elementos de prueba. Según se supo ayer, Segovia fue arrestado por efectivos de la SIDE y de la Policía Bonaerense cuando se disponía a tomar un vuelo con destino a la ciudad misionera de Puerto Iguazú junto a un primo, Sebastián Segovia.
En ese momento, a los detenidos se les incautaron dos teléfonos Nextel, dos notebooks, tres mil dólares y dos mil pesos. Según reveló el ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández, se sospecha que el detenido realizó en México negocios millonarios en dólares.
En declaraciones televisivas, el ministro señaló que como parte de la investigación se realizaron 14 allanamientos en Rosario y sus alrededores, después de que Segovia trasladara -según Fernández- “8.171 kilogramos de efedrina” entre 2006 y 2008 desde Buenos Aires hasta la ciudad santafesina.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario