Detuvieron a un evadido acusado por homicidio

Durante un operativo realizado en horas del mediodía de ayer por personal de Seguridad Vial de Tandil con el apoyo del Destacamento de Gardey, fue detenido un joven que se había evadido del azuleño Instituto Lugones.
La fuga había ocurrido en horas de la madrugada, luego de que los guardiacárceles fueran tomados como rehenes, según indicó el titular de Seguridad Vial Tandil, subcomisario Oscar Jesús Urruchúa.
El jefe policial dijo que “cerca del mediodía fuimos advertidos por personal de Azul que una persona de similares características a un fugado de esa ciudad podría estar circulando en un Ford Taunus que era conducido por una dama, que se dirigía a Tandil”.
Por lo tanto, se montó un operativo cerrojo en la Ruta Nacional 226 y se logró interceptar tal rodado.
Urruchúa aclaró que “la conductora no tenía relación con la persona evadida, sino que venía a traer a su hijo discapacitado a Tandil” y habría levantado al joven cuando lo vio haciendo dedo. “Hay que tener mucho cuidado al levantar gente en la ruta”, acotó el uniformado.
Al momento de su aprehensión, el fugitivo “ofreció resistencia y también ocultó su identidad y edad. Pero pudimos establecer que se trata de Luciano Ariel Vargas, de 18 años, oriundo de Mar del Plata, quien había sido uno de los evadidos”.
Según Oscar Jesús Urruchúa, el joven estaba “detenido por un homicidio ocurrido hace nueve meses en Mar del Plata”, ciudad hacia la cual se estaba dirigiendo.
Sin mayores precisiones, el jefe policial dijo que “se sigue la búsqueda de los otros evadidos” y acotó que si bien inicialmente el joven era trasladado a una comisaría “seguramente no volverá al Instituto y se enviaría a alguna cárcel de la zona”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario