Detuvieron a una joven que era buscada desde hace seis años acusada por el crimen de su bebé

María Magdalena Córdoba, actualmente de 27 años, hija de una concejal, fue hallada ayer por una partida de policías de 30 de Agosto, el pueblo cercano a Trenque Lauquen en el que residia antes de los hechos, y agentes judiciales de ese distrito del oeste bonaerense.
La detención se concretó luego de que se recibiera un dato sobre su paradero, aportado por una persona que había visto su foto por Internet. Según indicó el fiscal Juan Martín Garriz, “al ser detectada, Córdoba negó su identidad, pero se corroboró al tomarle las huellas digitales”. El fiscal, en declaraciones al canal C5N, explicó que ya se tenían indicios de la presencia de la joven mujer en Santa Fe desde agosto pasado, aunque una persona llamó en los últimos días con datos más precisos sobre su paradero.
“El tema de la recompensa y el haber tomado (el caso) estado público nacional fue importante”, afirmó el instructor, en alusión a la repercusión mediática nacional que había tomado en los últimos días el caso, al revelarse que se trataba de la persona más buscada en todo el país. La joven quedó ahora a disposición de la Justicia de Venado Tuerto, aunque en los próximos días será remitida a Trenque Lauquen.
En tanto, continuaban las investigaciones sobre la concejal Silvia Goicochea, madre de la joven, sobre la que existen sospechas acerca de presunto “encubrimiento” del hecho, aunque el fiscal admitió que “no hay elementos suficientes” para procesarla. El caso se inició en la Semana Santa de 2002, cuando en un zanjón del pueblo de 30 de Agosto, fue encontrado el cuerpo de una beba recién nacida, envuelto en una toalla.
Las sospechas se dirigieron enseguida a Córdoba, que desde los últimos días de 2001 presentaba a simple vista evidencias de un embarazo que ella se empeñaba en negar.
En esos días, la panza de la chica había desaparecido y muchos pensaron que se había practicado un aborto. Córdoba, por entonces de 21 años, desapareció, y las muestras de ADN que se le tomaron a la concejal Goicochea fueron cotejadas en forma positiva con el cuerpo de la beba. De acuerdo con las investigaciones realizadas, la bebita nació con vida, pero murió a causa de un mal corte del cordón umbilical.
Las pericias revelaron que el cuerpo de la pequeña estuvo guardado en un freezer por varios días.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario