Detuvieron al secretario general de Smata Tandil, acusado de ?pintar? concesionarias

Aproximadamente a las 3 de ayer, personal de la Seccional Primera local demoró al secretario general del Smata tandilense, el ex concejal César Trapote, en momentos en que, junto a otros integrantes del gremio, realizada pintadas en la concesionaria local de Toyota.
El procedimiento tuvo lugar en la empresa Uzcudun, en Avellaneda y Buzón, lugar donde los gremialistas hacían inscripciones relacionadas con la lucha gremial que lleva adelante el sindicato de mecánicos.
Junto a Trapote, fueron demorados Juan Facundo González (29), Oscar Alejandro Lezica (36), Juan Manuel Gini (32), Néstor Pedro Jubeda (57) y Luciano Esteban Gaiada (30).
La policía secuestró dos latas de pintura, dos aerosoles de pintura y dos brochas, determinándose el inicio de una causa penal caratulada como ?Daño in fraganti delito?.
Cabe mencionar que en la víspera amanecieron con inscripciones los frentes de las concesionarias locales de las empresas Peugeot, Citroën, Fiat y Renault, además de la mencionada Toyota.

 

?Es lo que hacemos y
vamos a seguir haciéndolo?

César Trapote concurrió ayer al programa ?La ciudad? junto a tres de los aprehendidos ?Juan Gini, Luciano Gaiada y Néstor Jubeda- y encuadró la acción en el conflicto salarial que mantienen con la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara).
?Comenzamos a dialogar en agosto, porque en septiembre vencía la escala salarial firmada por dos años en 2006, buscando un salario acorde?, comentó Trapote y se refirió al fracaso de la negociación.
Si bien el ajuste solicitado es del 50 por ciento, llamó a ?no fijarnos en el porcentaje sino en lo que representa en el salario básico del trabajador, que es de mil pesos de bolsillo. El aumento significa 600 pesos para un trabajador con oficio y profesión. Si el trabajador tiene que atender una unidad cero kilómetro porque está capacitado, tiene que estar remunerado de acuerdo a esa capacidad?.
En cuanto a lo sucedido frente a la concesionaria Toyota, el secretario general del gremio mecánico dijo que fue ?lamentable. No para nosotros, ya que esto es lo que hacemos y vamos a seguir haciendo. Nosotros ponemos la cara y somos gente responsable: salimos a pegar afiches y pintar con aerosol, mostrando nuestra disconformidad en los concesionarios?.
Cuestionó que ?la Asociación junto a los concesionarios tenía armado un programa para ver dónde nos cazaba. No hay lugar a dudas, porque si bien nos demoró la policía, adentro estaba la gente de Uzducum y la seguridad. La policía hacía guardia en la estación de servicios y en el Casino?.
Minimizó los efectos de la pegatina y las pintadas al mencionar que ?es pegamento que se saca con un cepillo y agua y es un aerosol. No sé si está bien, pero se hace. Hay cosas más graves que las nuestras?, acotó como justificativo.
Al reivindicar la acción, el ex concejal dijo que ?no he visto a ningún dirigente del campo que ?pese a que han hecho cosas mucho más graves como no dejar pasar ambulancias, tirar miguelitos o cortar las rutas con rastras- aprehendido por las policías ni citados por un juez. En esta sociedad tenemos que ser un poco más justos?.
Adelantó que acciones de ese tipo continuarán y afirmó que ?no es un delito, es un daño?.
César Trapote dijo que tras las pintadas se anuncia para mañana un paro de 24 horas, mientras que el sábado habrá un plenario en la Capital, en tanto que ?si no hay acercamiento, se intensificarán las medidas de fuerza?, ya que hay familias con 1.200 pesos que no llegan a fin de mes.
-¿Un paro no sería una medida efectiva?
-El paro se hace efectivo, pero hay gente que no lo hace porque hay gerentes muy atrevidos que presionan a los compañeros para que no vayan a la protesta y hasta quieren arreglar con plata en negro. ¿Por qué algunos gerentes o pinches pueden amedrentar a la gente y nosotros no podemos amedrentar a la empresa?
-¿Ustedes reivindican la acción?
-Sí. Es lo que toda la vida hicimos y no vamos a dejar de hacerlo. En Tandil somos prudentes y pintamos los vidrios. En otros lugares están pasando y van a seguir pasando cosas más graves: prenden cubiertas o hay algún daño. Si leen los medios se van a enterar.
-¿Qué opinarían si los empresarios destrozan los vidrios o les pintan los frentes del gremio?
-Tampoco se atreven porque no tienen valor para venir a hacer esas cosas. No les da el cuero.
-¿Es una cuestión de quién es más guapo?
-Puede ser.
-¿Seguirán con estas acciones?
-Somos gente honesta y vamos a seguir luchando. No pagamos a nadie para hacer desmanes. Nosotros hacemos lo que tenemos que hacer. Son hechos antipáticos, pero tengo 20 años en Smata y sé que dan resultado.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario