Día del Niño: crece venta de juguetes cibernéticos y replantea vínculo de chicos con la tecnología

El psicólogo del Foro Electrónico ?Psicología y Niñez?, Jorge Garaventa, precisó que “la oferta y la demanda alrededor del Día del Niño ha sido copada casi en exclusividad por los avances tecnológicos, especialmente los cibernéticos”.
Esta realidad abre numerosos interrogantes acerca de qué pasa con los niños y el uso de la tecnología, con el desarrollo de una niñez sobreestimulada desde lo intelectual.
“Para los adultos es una situación difícil pese a la convicción de que este mundo tecnológico es `natural` para la niñez, ya que es el escenario en el que se van desarrollando, no podemos olvidar que estamos ante un individuo en formación, y la orientación es central”, dijo el experto en diálogo con Télam.
Para Garaventa “la tarea adulta es ayudar a implementar el uso de estos ?aparatos? como complemento de la acción humana y no como reemplazo, que es a lo que generalmente apunta la publicidad, agudizada por estas épocas”.
En este sentido, y ante las contradicciones y dudas que genera la invasión tecnológica en muchos padres y docentes, el experto señaló que “tan negativo como el consumismo tecnológico puede llegar a ser el tránsito al margen de ello”.
Añadió que “aún algo tan simple como pensar un regalo ha de hacerse desde la responsabilidad”, y que “acompañar a un hijo en el camino del uso responsable de la tecnología es una pedagogía de ida y vuelta”.
Por su parte, Andrea Urbas, directora del Programa Internet Segura afirmó a Télam que “los chicos de niveles medios y altos están inmersos permanentemente en lo tecnológico, especialmente están canalizando por allí mucho de su actividad lúdica”.
Asimismo, aclaró que “no es la misma realidad para chicos que provienen de familias de niveles socioeconómicos bajos, donde la tecnología no está al alcance en la casa, aunque sí concurren mucho a los espacios de juegos en red”.
Urbas destacó que la brecha generacional ?digital? con los padres y los maestros, “hace que no se pueda aprovechar de forma interesante” este recurso en educación, y que los padres “den pasos al costado” en lo que hace a su utilización responsable.
De este modo, precisó que cuando hay vulnerabilidad e indefensión de los niños frente a la tecnología, se debe “en gran parte a esta misma desprotección que están ejerciendo los adultos”, quienes “desconocen qué hacen los chicos en Internet”.
La especialista precisó que para adoptar criterios de responsabilidad en esta área, es necesario partir de las vivencias de los chicos con la tecnología, “desde cómo se mueven, cómo responden, cómo interactúan, con quién; escuchando qué tienen para decir sobre el uso y los beneficios que les reporta”.
Añadió que “internet y los celulares transformaron los modos de comunicarse, la inmediatez que proveen, las posibilidades de encontrar información de todo tipo, todo esto tiene que ser tomado por la escuela para poder hacer un buen uso”.
En tanto, Alicia Leone, psicoanalista y coordinadora del Area de Infancia de la Asociación Argentina de Psiquiatría y Psicología de la Infancia y Adolescencia y supervisora del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, coincidió en que “el rol del adulto es enseñar al niño el uso responsable, esto es así tanto en relación a la bicicleta como a la PC”.
“Todos sabemos -continuó- que el niño no debe atropellar al amigo con la bici, que debe cuidarse al cruzar, no hablar con desconocidos, pero muchos padres no tienen claro los modos en que el niño interactúa con otros en los juegos en red, en el chat”.
Para Leone el uso de la computadora produce transformaciones en el niño “ya que el mundo digital supone lógicas y modos de comunicación específica de ese medio”.
Pero “las modificaciones en los vínculos con pares, padres y maestros se dan por un cambio general de la idea de autoridad, legalidad, valores, lugar del niño, roles de los adultos, no por el uso en particular de la tecnología”, aclaró.
No obstante, destacó que si bien permite comunicarse con amigos que de otra manera quizá no lo podrían hacer o cortar esa comunicación fácilmente si quiere, “ese contacto a través de Internet escatima el cuerpo y eso empobrece el conocimiento de las emociones y actitudes del otro”.
“O sea, que el uso de la tecnología sea positivo o negativo depende de muchos otros aspectos de la crianza”, enfatizó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario