Dictaría la conciliación obligatoria, desactivando el paro de los municipales

A una semana de iniciado el conflicto entre el Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil (STMT) y el Ejecutivo, en la mañana de hoy habrá una nueva reunión en el Ministerio de Trabajo entre ambas partes.

El objetivo es buscar destrabar la situación que se suscitó desde hace una semana, pero desde el Gobierno no habrá ninguna propuesta formal, por lo que la única salida será la conciliación obligatoria y así cumplir con el acuerdo alcanzado en paritarias y luego sí analizar la bonificación pretendida.

Uno de los grandes inconvenientes está con la recolección de residuos, el punto fuerte que tiene el Sindicato para llevar a cabo el reclamo. No levantar la basura implica tener una ciudad repleta de mugre, algo que afecta y fastidia a la comunidad tandilense.

Muchos son los vecinos que critican la conducción del gremio que encabeza Roberto Martínez Lastra, dado que el paro en busca de un acuerdo salarial deja prisionera al resto de la población.

 

Sin acuerdo

 

Para Martínez Lastra, el encuentro programado para hoy no arrojará soluciones. El referente del Sindicato de Trabajadores Municipales dijo que “no habrá oferta alguna por parte del Gobierno, seguro que nos volveremos a encontrar una vez que pase el balotaje”.

Cabe señalar que desde el gremio se está pidiendo una bonificación de 4 mil pesos por única vez, que nada tiene que ver con el 37,5 por ciento que acordaron en paritarias.

Acá está el inconveniente, dado que desde el Ejecutivo dicen tener “voluntad de dialogar”, pero primero necesitan abonar el mes de noviembre y los aguinaldos, para luego analizar qué cifra es la que finalmente le pagarán a los empleados.

El pasado fin de semana hubo intentos para que el Sindicato depusiera la actitud, suspendiera el paro firmando un acta para negociar en el mes de diciembre y a su vez un ofrecimiento abonando horas extras para que trabajaran ayer, pese a ser feriado por el día de los municipales, los recolectores de residuos.

Nada fue aceptado y como respuesta el Sindicato le comunicó al Ejecutivo que seguirán con la medida de fuerza.

Miguel Lunghi (h) sostuvo al ser consultado que “la conciliación obligatoria es una de las alternativas que queda si no encontramos algún punto de acuerdo” y añadió que “lo que estamos transmitiendo es que buscamos cumplir con lo que ya nos comprometimos en las paritarias, de llegar a pagar los salarios de noviembre”.

También sostuvo que “luego, en los primeros días de diciembre, poder ver bien los números para hacer una oferta que es lo que le dijimos al sindicato el pasado viernes y el sábado, cuando propusimos firmar un acta hasta diciembre, suspendiendo la medida de fuerza”.

 

Mal olor, mal humor

 

Sabiendo que es la mejor arma que utiliza el Sindicato, la de no juntar los residuos cada vez que buscan alguna mejora salarial, la Dirección de Servicios sólo avisó lo que pocos cumplieron. Quizás se pensó que serían un par de días de paro, que rápidamente Tandil estaría prolija y que todo volvería a la normalidad. Ante esto salieron a los medios para comunicar que “el vecino no saque la basura”, algo que no tuvo el efecto esperado porque bolsas, mugre y en algunos sectores hasta olores nauseabundos son los que proliferan en toda la ciudad.

También se mencionó que “los vecinos lleven la basura al relleno sanitario”, algo que un escaso porcentaje se realizó y quienes fueron se terminaron quejando por la señalización que está poco visible desde la ruta y con un cartel al que le falta pintura para que se note más.

Hasta hoy, el Tandil soñado está “inundado” de mugre en sus calles, producto de una medida adoptada por el gremio buscando hacer realidad la bonificación pretendida.

 

LO AFIRMO LUNGHI

“Nadie quita el derecho de pedir, pero hay que ser razonable”

 

El jefe comunal se refirió también a la medida de fuerza que llevan adelante, desde hace ya unos días, los trabajadores municipales. “Todo el mundo tiene derecho a cobrar más, a vivir mejor y estar más tranquilo, nosotros dimos una pauta salarial del 37,5 en dos oportunidades, que terminó en julio”.

Argumentó en ese sentido que “la inflación -la no oficial, que es la que aceptamos- va a rondar este año en alrededor del 25 por ciento, dimos el 37,5. Nosotros hoy no tenemos ese dinero de 4 mil pesos que pide el gremio como una bonificación por el Día del Trabajador Municipal”.

En ese contexto, aclaró que “nadie quita el derecho de pedir”, pero resaltó que hay que ser “razonable”. Explicó que el Municipio les está pidiendo a los trabajadores que “vuelvan a trabajar, que por supuesto dejen juntar la plata, que paguemos los sueldos de noviembre y ahí podremos charlar a ver si podemos entregar algo más antes de fin de año, si es que se puede, sino tenemos que cumplir las pautas”.

Sin embargo, los municipales continúan firmes en su reclamo y mantienen el paro. Frente a esa postura, Lunghi planteó que “ellos tienen una metodología distinta. El año pasado se les entregó 1.800 pesos y ellos lo toman como derecho adquirido y no es así”, porque diferenció que “el año pasado, la inflación superó al 30 por ciento y, este año, no lo está superando”.

En el marco del reclamo, garantizó entonces que “las conversaciones están abiertas, pero cuando no hay dinero -insistió- nosotros tenemos que pagarle a proveedores, mantener a los hospitales, muchos servicios, y no tenemos los 10 millones de pesos que piden por una nota, como si nosotros tuviéramos la máquina del Banco Central para hacer dinero”.

 

“Un punto de acuerdo”

 

Respecto a las expectativas de cara a una resolución, el jefe comunal admitió que el Ejecutivo pretende “seguir charlando y encontrando un punto de acuerdo. Nadie niega estar sentados en una mesa y hablar, lo que sí digo es que nosotros tenemos que cuidar; no es plata de Lunghi ni del Gobierno, es plata de todos los tandilenses que tengo que cuidar y administrarla en forma correcta”.

Por lo tanto llamó a los trabajadores a “actuar con responsabilidad y razonabilidad, y tienen las cuentas para verlas, ingresos y egresos del Municipio, las pueden ver tranquilamente. Nosotros pautamos 37,5 de aumento, uno de los más importantes de la provincia, a nivel municipal. No lo hemos terminado de cumplir porque nos faltan dos meses, esto es lo que yo quiero que interpreten y que sigamos charlando por el bien de Tandil. Nosotros no estamos en contra de que pidan, pero tenemos a veces imposibilidad de cumplir todo lo que piden”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario