Diego Bossio atribuyó al Gobierno nacional la responsabilidad sobre la actualidad del Procrear

El diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, Diego Bossio, irrumpió nuevamente en la escena local. En una entrevista con El Eco de Tandil el tandilense trazó un panorama político e introdujo los conceptos sobre los que se sustentará el armado del peronismo con vistas a las elecciones legislativas de 2017.

En esa lógica, y en medio del desarrollo de una agenda con fuerte contenido político, el justicialismo buscará “puntos en común” con otros dirigentes del espacio en una etapa de “reconstrucción” que lo llevará a “escuchar a todos los compañeros, poner por delante ideas por encima de las candidaturas”.

Alejado del kirchnerismo y La Cámpora, admitió conversaciones con dirigentes del Frente Renovador, donde “hay mucho peronismo con el que estamos coincidiendo”.

“Hoy tenemos más coincidencias que diferencias, que hablamos y planteamos en la Cámara sin ningún tipo de dificultad. Eso es parte del juego de la política. Está planteado y todos conocemos quiénes son los que tienen metodología política de la agresión”, definió el legislador nacional.

En otro párrafo se hizo eco de la preocupación en torno a la actualidad del Programa de Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda Unica y Familiar (Procrear), impulsado desde Anses.

En esa línea se desvinculó de los inconvenientes que presentaron los créditos hipotecarios, en especial la entrega de las viviendas de los desarrollos urbanísticos, que en Tandil tuvo reclamos de los beneficiarios de las casas que construyen las tres firmas ganadoras de la adjudicación.

Si bien entendió la preocupación y reclamó por el cumplimiento de lo pautado, declaró que “no es responsabilidad nuestra, es del Gobierno actual” y garantizó que “nosotros dejamos la asignación de recursos, disponibilidad de recursos en el fideicomiso”.

Agenda legislativa

En un primer repaso sobre los temas que ocupan la agenda de estos días, la cuestión de las tarifas de los servicios ocupa la atención, más aún en función del reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia que anuló el aumento de gas para los usuarios residenciales. “Es una buena noticia para la República y para que el Gobierno entienda que esto hay que hacerlo bien”, resumió.

Desde su mirada la sentencia puso “un límite al Gobierno” pero advirtió que dejó en una “situación muy compleja” a los consumidores que están fuera de esa categoría, como las pymes.

A propósito de ello Bossio sostuvo que representa un “problema” para las pequeñas empresas y comercios (incluidos en las categorías P1, P2 y R2).

En medio del debate, y en cuanto a las competencias del Congreso, el legislador remarcó que “no podemos fijar tarifas pero sí podemos poner pautas regulatorias y en eso estamos trabajando, con los criterios de la Corte, para que haya gradualismo, federalismo, que se incorpore a los sectores productivos”.

Entre otras iniciativas citó la presentación de un proyecto de ley que contempla el cobro de un adicional a las operaciones de dólar futuro, que “es un derivado financiero y tuvo una ganancia extraordinaria a principios de año con la devaluación”, que son entorno a los 60 mil millones de pesos.

“Es cobrarle recursos a los que más ganan y obtuvieron ganancias extraordinarias que irían al Fondo Solidario Federal”, puntualizó y calificó que se trata de un “impuesto justo”.

A su vez dijo que trabaja en el desarrollo de una propuesta legislativa vinculada a la alimentación saludable, que impulse cambios en la forma de etiquetar los alimentos y bebidas en el país y establezca pautas saludables en cuanto a los métodos para endulzarlos.

En concreto busca que las nuevas etiquetas se ajusten a las exigencias internacionales, que “son mucho más estrictas en torno a la alimentación y a la tabla nutricional”.

Pero además de eso establece cambios “en los impuestos internos tendiente a que se azucaren bebidas y alimentos con edulcorantes naturales y no con jarabe de alta fructosa de maíz, que es más barato pero también es más perjudicial para la salud”.

“Tiene un aspecto nutricional y uno económico con las economías regionales ya que los sustitutos de esos azúcares son la uva, manzana, pera, naranja, limones o caña de azúcar”, describió y se sumó así a una tendencia a escala global que planteó cambios en la legislación vinculado al modo en que se azucaran los alimentos y bebidas con productos más saludables.

También resaltó que trabaja en un tema más de fondo como el presupuesto nacional, un aspecto central que definirá gran parte de las políticas del Gobierno.

“Tenemos mucho trabajo”, certificó, en clara relación a la lógica de funcionamiento de la Cámara de Diputados y lo que demanda.

Por la reconstrucción

Más precisamente en la cuestión más política, Bossio se adentró en aspectos vinculados al armado del peronismo con vistas a las legislativas de 2017. Y en ese camino citó a modo de ejemplo la reunión que mantuvo este jueves con gobernadores del espacio, con quienes inició un trabajo al igual que con los intendentes bonaerenses.

“Creemos que al peronismo hay que reconstruirlo, renovarlo”, definió y admitió que buscan los “puntos de encuentro, comunes en los que estamos de acuerdo, como punto de partida para poder expresarles a los argentinos de qué manera podemos ser una opción superadora”.

A más precisiones instó a priorizar las coincidencias para después armar una estrategia política electoral. “Hay que poner por delante los puntos que queremos trabajar para después pensar en lo que viene”, enfatizó.

En el orden local remarcó que mantiene un contacto en forma permanente con los actores políticos del espacio “escuchando, viendo qué aportan y cuáles son las propuestas hacia adelante”.

Tras la derrota electoral consideró que es tiempo de reflexión y autocrítica en el que “cada uno tiene que ser responsable del papel que le tocó y lo asumo como tal”.

En ese proceso la apuesta apunta a “gente joven, con ganas” y también a “escuchar a los distintos sectores. Tenemos una amplitud suficiente como para que todos se sientan contenidos”, fundamentó el exfuncionario del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

En ese marco, y en la previa a otra visita a Tandil, el presidente del PJ respondió a las críticas sobre su ausencia: “Que no se preocupen que hay mucho laburo por hacer, independientemente de que vaya o no”.
Al retomar los lineamientos remarcó que “vamos a tratar de convocar a todos, con absoluto respeto y franqueza”. u

“Hemos dejado 14 mil millones
de pesos” para terminar las obras
de los desarrollos urbanísticos

En otro pasaje de la entrevista con este Diario el diputado nacional abordó la problemática que en estas semanas recobró especial fuerza en la ciudad a partir del reclamo de las familias que aguardan por sus viviendas del desarrollo urbanístico de Procrear, que se emplaza en el predio delimitado por las calles Quintana, Pujol, Buenos Aires y Trabajadores Municipales.

Respaldado en sus seis años de gestión al frente del organismo previsional certificó que al cerrar su mandato “hemos dejado más de 14 mil millones de pesos de liquidez en el Fondo Fiduciario de Procrear para que las obras sigan a un nivel constante de avance”, y demandó por el cumplimiento de las condiciones del programa y de la entrega de las unidades.

Al analizar las razones por las cuales se desencadenaron estos inconvenientes Bossio estimó: “Creo que no les termina de convencer el programa. Tiene una lógica más distinta, de mercado”, y opinó que “despacito van a ir tomando conciencia de que los desarrollos urbanísticos han tenido un avance importante, que están bien hechos, no hemos tenido una sola denuncia. Pero hay que trabajar y eso implica un esfuerzo diario”.

“Esperemos que valoricen la idea de que los argentinos tengan casa propia, que la herramienta funcionó”, defendió y en esa línea ponderó las líneas de créditos que permitió a muchas familias hacerse su vivienda “y eso generaba trabajo con el albañil, gasista, plomero. Y ahora se dejaron de lado”.

Y comparó que “cuando antes dábamos 400 por día o no se otorgan más de uno o dos a nivel nacional”.

Propuesta

En ese sentido Bossio adelantó que buscarán implementarle una modificación al proyecto para establecer un sistema de fomento para la adquisición de viviendas, que fue aprobado por la Cámara de Senadores y logró recientemente un dictamen favorable en Diputados.

El pedido apunta a que la normativa incorpore “compromiso expreso del Gobierno de finalización y profundización del programa Procrear porque hay muchas familias que quedaron con la expectativa y otras que pagaron el anticipo y están esperando su entrega”.

En efecto, sostuvo que “el Banco Hipotecario es el encargado de llevar adelante la obra y el responsable final de toda esta historia pero también es cierto que el Gobierno es el que tiene que estar aportando los programas financieros”.

“Dejamos todo eso muy ordenado y con recursos. 14.052 millones de pesos certificados por el escribano general de la Nación, Natalio Echegaray el 9 de diciembre”, sentenció.

Negó un pacto y ratificó
que “soy opositor a Macri”

Al reclamar por la continuidad de los programas iniciados -en referencia al Procrear-, el legislador hizo alusión a una auditoría que el Gobierno actual hizo en el organismo que dirigió en cuyos resultados “no encontró ni una dificultad, ni de procedimiento”, y argumentó que el proceso fue “absolutamente transparente”.

Y al ser consultado sobre las acusaciones que dan cuenta de un presunto pacto con el macrismo a cambio de impunidad, Bossio expresó que “lo ponen aquellos que tienen otros intereses”, y rechazó en forma categórica la existencia de un pacto. “Soy opositor a Macri, nunca me junté con él y en las cosas que estoy convencido que a Argentina le hacen bien acompaño y a las que no funcionan o creemos que atentan contra el trabajo, no”.

Atribuyó el ataque a una “campaña del kirchnerismo y de La Cámpora, que quieren que su práctica y metodología política se replique en otros funcionarios que hemos hecho una gestión reconocida por las propias autoridades y organismos”.

Una tradición que hay que recuperar

En un abordaje sobre la cuestión tarifaria y energética en el país, calificó como un “error” la política impulsada por el gobierno de Mauricio Macri y de “desacertado” el modo en que iniciaron ese camino.

Pese a las diferencias en la implementación, el diputado nacional consideró que resultaba necesaria una actualización en los valores y ratificó que “nadie discute que hay que trabajar para mejorar el sistema energético, hacerlo sustentable y lograr el autoabastecimiento”.

“Argentina tiene una tradición en eso y la ha perdido. Y naturalmente hay que modificar las tarifas”, insistió, pero rechazó que “se haya hecho del modo en que se hizo”.

Por eso remarcó que resulta necesario incorporarle criterios de gradualidad, razonabilidad, tener en consideración las diferencias en el país puesto que “no es lo mismo aplicar un aumento del 400 por ciento en Buenos Aires que en Tandil, Salta o Córdoba”.

Al ser consultado sobre los argumentos de la administración actual que dan cuenta de la herencia en materia energética, Bossio evaluó que el “problema” es que “no alcanza lo que producimos y evidentemente hay un problema en la distribución y en el transporte, tanto de gas como de electricidad”.

Frente a esta dificultad el planteo apunta a instaurar un criterio “federal, de gradualidad y de resolución en el tiempo, que es lo que le hemos pedido de la oposición”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario