Diego Bossio desembarcó en el PJ y dialogó con justicialistas

En su primera visita tras la derrota del Frente para la Victoria en las últimas elecciones, el presidente del PJ local y diputado nacional Diego Bossio desembarcó en Tandil y se encontró con militantes en la sede partidaria. “Mi límite es La Cámpora”, sostuvo, y argumentó su posicionamiento político a partir de la ruptura con el Bloque Justicialista. El legislador también se reunió con organizaciones sociales, referentes gremiales y visitó una pyme que fabrica aberturas.

El último viaje con agenda pública de Diego Bossio a Tandil había ocurrido el 9 de octubre del año pasado, antes de las elecciones generales y del balotaje, cuando acompañaba a Daniel Scioli en la campaña proselitista del Frente para la Victoria y aspiraba a convertirse en el ministro de Infraestructura de la Nación.

Ayer, cerca de las 14, regresó al PJ, donde lo esperaban unos sesenta militantes. En esta ocasión, la convocatoria fue exclusivamente para los justicialistas. Por ende, no había representantes de La Cámpora, ni del Movimiento Evita, pero tampoco integrantes del Frente Renovador, teniendo en cuenta que el vicepresidente del partido es el massista Raúl Escudero.

Durante la charla de intercambio con los militantes, el legislador nacional dio precisiones sobre las razones que llevaron a la ruptura de su bloque en la Cámara baja, como así también del posicionamiento a futuro. En estas conversaciones “pensando para adelante”, no se descartaron próximas reuniones con otros sectores del peronismo vernáculo.

 

Con organizaciones de la sociedad civil

 

Por la mañana, Diego Bossio participó de un desayuno en Granja Los Pibes con distintas organizaciones sociales que trabajan con la niñez y adolescencia. Además del anfitrión Walter Fernández, participaron referentes de La Tribu, Los Peques, Centro de Atención Infantil (CAI), Pequeños Hogares y Campamento Educativo, quienes transmitieron la preocupación por la avanzada de la venta, compra y consumo de estupefacientes en esta ciudad.

Tras ese encuentro, Bossio le dijo a El Eco Multimedios que “acabo de tener una reunión con responsables de centros que tratan a los chicos por la drogadicción y demás, y está mucho más compleja la situación, mucho más agravada y la verdad es que eso nos preocupa”.

 

Gremios y empresas

 

De Granja Los Pibes, el diputado tandilense se trasladó a la nueva fábrica de aberturas El Bulevar, ubicada en Actis al 1500. Allí mantuvo una entrevista con los dueños, donde se trataron temas como  el proyecto de ley antidespidos, las exportaciones, el precio del dólar, el peso de las cargas sociales. Además, saludó a los veinte operarios que trabajan en la planta.

“Venimos de una fábrica recientemente inaugurada en Tandil y más allá de las dificultades que están teniendo, los dueños, los trabajadores, quieren que las cosas vayan bien, quieren que haya más construcción. Con preocupaciones, con dificultades para pagar las cargas sociales. Son temas que queremos plantearlos con énfasis, con vehemencia, pero sí tenemos bien en claro que queremos aportar para que a la Argentina le vaya bien”, dijo Bossio al llegar al Municipio.

En tanto, durante una hora mantuvo un encuentro en las oficinas del bloque de concejales justicialistas con dirigentes gremiales, entre ellos César Trapote (Smata), Marcelo Marcovich (AOMA), Yanina Gargiulo (UPCN) y referentes de Uocra.

Tras conocer la visión de los trabajadores sobre la situación que atraviesan las distintas actividades en la ciudad, partió raudamente al PJ para mantener el primer encuentro cara a cara con los militantes, tras la derrota del Frente para la Victoria en el balotaje del 22 de noviembre pasado.

 

“En lo político lo digo claramente, mi límite es La Cámpora”, ratificó

 

El diputado nacional Diego Bossio dialogó con El Eco Multimedios antes de mantener un encuentro con concejales del Bloque Justicialista y dirigentes gremiales. En principio, sostuvo que “más allá del vínculo personal que uno pueda tener con algunos compañeros con los cuales comparto banca en la Cámara de Diputados, con los cuales nos saludamos y tenemos un respeto personal, en lo político lo digo claramente: mi límite es La Cámpora” y aclaró que “esto no significa que uno no pueda dialogar y no pueda sentarse, pero sí desde la arena política”.

Sobre su decisión de dejar el Frente para la Victoria, el tandilense señaló que “tengo 36 años. Somos muchos jóvenes los que formamos parte del Bloque Justicialista. Me parece que esto es un proceso político. Yo soy respetuoso. A las críticas les pongo la otra mejilla. A los agravios los recibimos entendiendo que eso no construye nada y no es una buena metodología política. Creo que hay que pensar en la Argentina”.

 

“Perdimos las elecciones”

Por otra parte, Bossio expresó que “uno apuesta a que a la Argentina le vaya bien; apuesta a ser racional, respetuoso de un proceso electoral donde el año pasado nosotros perdimos las elecciones. Cuando se pierde una elección, hay que cambiar de estrategia, de metodología, y eso es lo que nosotros quisimos advertir en el seno del peronismo”.

Advirtió que “estamos trabajando en esa línea. Armamos el Bloque Justicialista con otros compañeros, con nuestros gobernadores, porque no fue solo mi persona sino gobernadores y diputados los que tenemos bien en claro que no se puede construir política desde la agresión, desde el descrédito, la desacreditación permanente, la descalificación. Me parece que eso no conduce a ningún lado”.

En igual sentido, sostuvo que “me parece que lo importante es que tengamos bien en claro cuál es el camino de la Argentina, que nosotros somos opositores, hay cosas en que hemos acompañado al Gobierno y nos da la autoridad moral, incluso para hacer las críticas que tenemos permanentemente hacia un gobierno que ha agravado algunas situaciones”.

Sumado a esto, señaló que “creemos que hay muchas decisiones que había que tomar, que se tomaron con un nivel de dificultad que está afectando a las pymes, a las pequeñas empresas, a los trabajadores, con lo cual nos preocupa la situación que estamos viendo”.

 

“Que Macri nos escuche”

En cuanto al posicionamiento de su bloque, explicó que “entendimos que el Gobierno inició una tarea legislativa. Nos pidió el presidente Macri que lo acompañemos en la votación de los holdauts. Nosotros entendíamos que era un tema que había que resolver, lo decíamos antes de la campaña y lo ratificamos. Acompañamos este proceso político, esa ley. Hicimos once o doce modificaciones con otros bloques legislativos, porque también hay diálogo político, y entendemos que eso nos da la legitimidad de haber tomado una decisión que creo que era un tema que había que resolver en la Argentina”.

Para cerrar, manifestó que “eso no significa que las cosas estén bien. Todo lo contrario, creemos que hay muchas cosas que se han agravado y somos opositores. Ahora bien, no vamos a poner palos en la rueda o tirar piedras por tirar piedras. Me parece que la Argentina necesita tener puntos de acuerdo y también en ese sentido le pedimos a Macri que nos escuche, que escuche a la oposición, que escuche a los trabajadores, que escuche a los diferentes sectores, porque evidentemente hay situaciones que se han agravado”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario