Bossio volvió a sonar como candidato, pero desde Olivos se confirmó los competidores

Con el rechazo del ministro Florencio Randazzo al ofrecimiento de la Presidenta de ser candidato a gobernador bonaerense, el kirchnerismo analizó distintas variantes para ofrecer al electorado en las venideras PASO provinciales. Ante la incertidumbre y el desfile de dirigentes por la Casa Rosada, versiones periodísticas reflotaron la idea de que el titular de la Anses, el tandilense Diego Bossio, podía ser nuevamente posicionado como precandidato, empero, con el paso de las horas desde la misma agencia Télam confirmaron que desde Presidencia se avaló la competencia entre Julián Domínguez, Aníbal Fernández y Fernando Espinoza.

El nombre de Bossio no fue casual. Es que en la antevíspera Eduardo “Wado” de Pedro, secretario general de la Presidencia, se reunió con Bossio en Olivos, y a partir de allí comenzó a sonar con fuerza la posibilidad que fuera la única fórmula para la provincia.

Así, las versiones periodísticas comenzaron a desandar un sinfín de especulaciones. Cabe consignar que Bossio declinó a su candidatura hace meses con una extensa carta de agradecimiento a Cristina Kirchner. Pero su relación con el peronismo y los números que le daban los sondeos de opinión lo colocaban como una de las más potables alternativas para el oficialismo.

 

Reunión vespertina

 

Finalmente, desde la agencia Télam se confirmó que la Presidenta mantuvo ayer por tarde una reunión con Fernando Espinoza, Julián Domínguez y Aníbal Fernández, a quienes les confirmó que serán ellos quienes disputarán las PASO del kirchnerismo en territorio bonaerense.

Durante la reunión con la mandataria, el jefe de Gabinete de Ministros, el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación y el intendente de La Matanza fueron confirmados como precandidatos y ahora deberán elegir sus compañeros de fórmula antes de la medianoche del sábado, cuando se produzca el cierre de listas.

Por otra parte, las fuentes consultadas por Télam explicaron que en la reunión que mantuvo en el día de ayer la jefa de Estado con el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, en ningún momento se puso en discusión que retirase su precandidatura a presidente o que “bajase” a la provincia de Buenos Aires como candidato a gobernador.

“Lo único que hizo la Presidenta fue ofrecerle a Randazzo su mirada sobre la estrategia electoral que debía asumir el Frente Para la Victoria”, afirmó uno de los voceros.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario