Dijo Lany Hanglin: ?Estoy reacomodando mi vida?

Está cambiado, distinto al hombre que vino hace tres años para hacer su espectáculo teatral. Si bien sigue vistiendo de negro, conserva su arito de oro, la cabeza rapada y la trencita de la nuca, tiene una mirada distinta, que a veces pasa de la tristeza a la alegría de una vida en familia y en una radio que lo llamó y lo contrató a la edad en casi podría estar pensando en la jubilación. Y esto es sin duda mérito suyo, porque Hanglin es un gran profesional que le puso su impronta a Continental con un programa que se convirtió en  un clásico.
 
-Volvió a hacer teatro ¿Cuántos años con el ?Hippie Viejo??
-Nueve, y bueno, creo que lleva bien puesto el nombre porque a mí no me gusta mentirme sobre la vida, al pan pan y al vino vino? soy un hippie viejo ?dice sonriendo.
-La pregunta del día (la nota fue realizada el sábado por la tarde) es cómo le cayó la media sanción a la Ley de Retenciones?
-Lo viví con mucha pasión. Nosotros lo que más cerca que tenemos de campo es una quinta con algunos frutales y dos perros, pero somos de la provincia de Buenos Aires y nos hemos criado con la mística ?Argentina granero del mundo?, y soñamos con que vuelva a serlo, pero no el granero número tres sino el primero, el mejor. Creo que algo se logró.
-¿Esperaba que la votación fuera más pareja?
-No, esperaba una diferencia mayor.

TIEMPO DE CAMBIOS
-¿Cómo fue irse de Radio Continental a Radio 10?
-Difícil. Pero nos vamos haciendo la una al otro. Después de más de veinte años uno conoce desde los porteros hasta los ejecutivos, Continental era verdaderamente mi casa, además vivía enfrente, me había hecho una vida a la medida de la radio. Fue un cambio muy fuerte, doloroso, difícil, por los amigos que dejé, el ambiente y los oyentes. Porque cada radio tiene su química; sin embargo estoy muy agradecido porque en un momento que para mí era dificilísimo -mi voz era una voz ?muy casada? con Radio Continental y su estilo, con un tipo de oyente- que una, la radio número uno se arriesgue, crea en mí y me hiciera una propuesta ?que firmé de inmediato- fue un golpe de buena fortuna.
-¿Le costó adaptarse?
-Sí y que ellos me bancaran a mí, pero en este momento estamos en un instante brillante,  el 43% de las personas que escucha radio a esa hora, nos escucha a nosotros.
-Es que el horario tradicional suyo era el de la tarde.
-¡La siesta es mi franja! Y estamos primeros a 25 puntos del segundo, y por fin armé una mesa como a mí me gusta, con un equipo que es mío y estoy muy bien en mi vida personal. Todo se suma.
-¿Es un buen año entonces?
-¡Claro que sí! Además hemos vuelto a hacer teatro que es algo que realmente extrañaba.
-¿El oyente es fiel a la emisora o al conductor?
-A las dos, porque la emisora tiene una audiencia que es el todo: tachero, chacarero, el que atiende el negocio, el ama de casa, el ejecutivo. La  10 es masiva, es universal. Yo tengo una tradición más de clase media, un poquito más intelectual, mucho campo: Venado Tuerto, Tandil, Azul, Olavarría? de modo que estoy tratando de acomodarme sin molestar a nadie.
-¿Su vida está en una fase de reacomodamiento?
-Podríamos llamarlo así.
-Nuevamente junto a Martita, de quien ha dicho usted que es el amor de su vida.
-Y no me retracto (risas).
-¿Cuántos años con Marta?
-Nos casamos en el ?75, de modo que son 33 años con algunas interrupciones en el medio (ambos ríen). Ha sido bastante saludable porque uno aprende mucho de todas las circunstancias de la vida.
-¿Qué dice Salomé que sus papás estén nuevamente juntos?
Lany: -Es un caramelo de la vida, creo que lo mejor que nos tocó vivir juntos, pero tiene 18 años, de modo que está curada de espanto.
-¿Cómo se lleva la dupla Hanglin  Ibáñez  sobre el escenario?
Lany: -La verdad es que queremos ver si podemos hacer el show juntos. Martita arrancó de cero, pero le gusta.
Marta: -No es que el teatro me cambie la vida, puedo tenerlo o no, pero me encanta acompañar a Lany como le comentaba hoy y es divertido este proyecto.
Lany: -Martita adorna, nos acompaña, viste, maneja… ¡Gracias a Dios, el auto!, produce. Ella fue oficial mayor de la Justicia criminal durante 30 años hasta que se jubiló, de modo que está acostumbrada a manejar homicidas, violadores, de modo que conmigo anda fenómeno (risas).
-¿Sigue cultivando el nudismo como estilo de vida?
Lany: -¡Sí, claro! Cuanto más viejo más nudista.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario