?Dios es quien da la vida y el único que la puede tomar?

El padre Fabián Gerez, de la Parroquia de Luján, se manifestó profundamente preocupado por esta ley que permite a los pacientes decidir ?de alguna manera- cómo poner fin a su vida. Tal como su par evangelista, hizo hincapié en el derecho divino de dar la vida y ser Dios también el único con derecho a tomarla.
Por otra parte, dejó en claro una actitud contemporánea que hace que muchas familias dejen de lado al enfermo o al anciano, y que esta actitud va en contra de los derechos humanos y del Evangelio. También se preguntó cómo podría afectar esto al Estado, ya que es sabido que un paciente en el estadio terminal de una enfermedad le demanda un costo muy grande en internación, terapia intensiva, medicamentos, aparatología. El sacerdote volvió a insistir con que se piense muy bien en que el hombre no tiene derecho a decidir poner fin a su vida, sino que es Dios quien la da y quien la toma, manifestando finalmente su preocupación porque esta primera ley lleve, en alguna medida, a la práctica de la eutanasia.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario