Diputados declaró Monumento Histórico Nacional al edificio del Rectorado de la Unicén

En el transcurso del año en curso se iniciaron las gestiones ante el Honorable Congreso de  la Nación para declarar Monumento Histórico Nacional al edificio central del Rectorado de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires.
Actualmente, el proyecto cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados de la Nación, luego del trabajo intensivo que se desarrolló en tres de las Comisiones que integran el recinto y en las que fue aprobado por unanimidad.
Resta ahora el paso por el Senado para poder culminar este proyecto y contar con esta declaratoria, que tendrá fuerza de Ley, y a través de la cual el edificio quedará resguardado para las futuras generaciones.
Estas gestiones se tomaron como parte del trabajo realizado oportunamente por un grupo de la Universidad, el cual había plasmado en el mismo lo que fueran luego las carpetas para la presentación oficial del proyecto.
El objetivo central del proyecto es el de preservar este patrimonio arquitectónico y cultural, que conlleva un valor significativo para toda la población de la Provincia de Buenos Aires y que debe ser valorado en toda su magnitud.
Recordemos que hoy en día Tandil cuenta tan solo con un edificio declarado como Monumento Histórico Nacional y es el edificio donde se emplaza en la Iglesia del Santísimo Sacramento.
Esta declaratoria es un avance muy importante en lo que respecta, por un lado a mantener el edificio en las mejores condiciones desde el punto de vista estético preservando sus materiales y formas originales, y por otro lado nos da la posibilidad de poner en valor y acrecentar el acervo histórico/patrimonial tanto de la Universidad como de la ciudad de Tandil.
Haciendo un poco de historia, recordemos que el mencionado inmueble fue en sus comienzos inaugurado como el “Hotel Palace” en el año 1919 (uno de los más importantes y lujosos de su época) y desde la década del ’70 es ocupado por la Universidad con un fuerte contenido educativo y social que impacta en toda la comunidad universitaria.
Este edificio guarda una cercana y afectiva relación con los habitantes de la ciudad de Tandil siendo un emblema de la arquitectura de principios de siglo XX y continúa desarrollando un fuerte sentido de pertenencia con las generaciones que transitan sus pasillos hoy, de la mano de la educación pública.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario