Diputados dio media sanción para suspender la ley cerrojo y se acerca el canje de deuda

La Cámara de Diputados aprobó ayer y giró al Senado la suspensión temporaria de tres artículos de la denominada Ley Cerrojo, para permitir la reapertura del canje de deuda por más de 20 mil millones de dólares.
El oficialismo consiguió más aliados de los necesarios y, tras casi tres horas de debate, se impuso con 165 votos a favor, 28 negativos y 4 abstenciones, y logró la media sanción para el proyecto. 
El Frente para la Victoria consiguió la aprobación de la medida impulsada por el Poder Ejecutivo con el acompañamiento de los bloques opositores del PRO y de la UCR, aunque los radicales votaron en contra en particular.
“Agradecemos a los que nos acompañaron. Para nosotros la reapertura del canje es una herramienta más en una decisión económica que la Argentina tenía que tomar”, aseguró el jefe del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi.
La iniciativa oficial tendrá que ser discutida en el Senado y de aprobarse, lo cual es descontado por el oficialismo, permitirá al Gobierno avanzar para sacar unos 20 mil millones de dólares del default.
Una vez que el Congreso apruebe la suspensión de la ley 26.017, los técnicos del Palacio de Hacienda podrán encarar la etapa final de proyecto de canje para realizar la oferta a los bonistas, denominados holdouts.
Aunque, según fuentes de Economía, el Gobierno podría presentar la propuesta a los bonistas recién entre la última semana de noviembre y la primera de diciembre porque ese será el tiempo demandado para finalizar la “letra chica” de la oferta.
Para ello, los técnicos de Hacienda trabajan con los bancos internacionales Citigroup, Deutsche y Barclays, quienes proyectaron la viabilidad del canje de los bonos argentinos con quienes no entraron a la operación de 2005. 
Esas entidades bancarias pronosticaron un piso de aceptación del 50 por ciento para la operación, pero los funcionarios más optimistas del Gobierno esperan que ascienda al 60 por ciento.
Además, los funcionarios creen que si la aceptación llega a 70 por ciento, la Casa Rosada podría recibir fondos frescos por aproximadamente 1.400 millones de dólares, más lo que corresponda por intereses. 
Por ello, resultó clave suspender la Ley Cerrojo, sancionada en febrero de 2005, cuando la administración de Néstor Kirchner la utilizó para dejar en claro a los bonistas que no iba a haber una nueva oferta y que la quita no iba a ser mejorada.
En esa operación, Argentina salió del default por 81.800 millones de dólares con una adhesión del 76,15 por ciento y logró recortes de entre 45 y 75 por ciento.
El proyecto que ahora aprobó Diputados y giró al Senado, redactado por la administración de Cristina Kirchner, establece la suspensión temporaria de varios artículos de la Ley Cerrojo.   
El texto expresa que se suspenderá esa norma hasta “el 31 de diciembre de 2010 o hasta que el Gobierno declare finalizado el proceso de reestructuración de la deuda”.
La iniciativa no explicita una fecha de finalización del canje por lo que el Gobierno podría mantenerlo abierto más allá de 2010, con el objetivo de ir logrando más adeptos con el correr de los meses.
De esa manera, el país demostraría una “buena intención” para negociar ante los tribunales internacionales donde enfrenta juicios de los holdouts más rebeldes para así dejarlos sin efecto. (NA)

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario