Distinguieron a seis mujeres empresarias

Con el objetivo de revalorizar su labor en emprendimientos locales, anoche, en el auditórium de la Cámara Empresaria, se entregaron reconocimientos a seis mujeres empresarias, que además participarán en la instancia bonaerense, en el marco del premio Empresaria Bonaerense 2016 que otorga la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA).

Las premiadas fueron: en la categoría trayectoria empresarial, Teresita Inza (Epoca de Quesos); en responsabilidad social corporativa, Liliana Cagnoli (Cagnoli); en liderazgo de empresa familias, Mirta De Vega (Produlac); en profesional empresaria, Marta Meineri (colegio San Ignacio); en innovación, la doctora Yanil Renée Parma (Inbio Highway SA), y en nuevo emprendimiento, María Belén Agostini (Anteojos Nómade).

Del evento, que se desarrolló en un ameno marco, participó el intendente Miguel Lunghi; el titular de la entidad camarista, Patricio Fernández; la secretaria de Desarrollo Social de la comuna, Alejandra Marcieri, el secretario de extensión de la Facultad de Ciencias Económicas, Fernando Errandosoro, funcionarios, concejales, entre otros invitados.

El jurado estuvo integrado por la Unicén, el Municipio y la Cámara Empresaria, mientras que en la etapa provincial estará conformado por Raúl Lamacchia (presidente de FEBA), por Andrea Grobocopatel (directora de Los Grobo) y por Sandra Nicolae (titular de Mujeres Empresarias CAME). La cita será el 17 de noviembre en la Casa de la Provincia de Buenos Aires, y se prevé la presencia de la gobernadora María Eugenia Vidal.

El trabajo
“silencioso”

Minutos antes del comienzo del acto, la representante del espacio Mujeres Empresarias de la entidad, Alejandra Malisia, se refirió al proceso de selección de las ternas de las seis categorías, a la vez que destacó la participación femenina en emprendimientos, su rol y trabajo “silencioso”.

En cuanto a los perfiles seleccionados dijo que hicieron hincapié en la trayectoria, con representantes con más de dos décadas de trabajo, en el desempeño al frente de una empresa que permitió generar un valor agregado, pero también se enfocaron en la parte profesional y educativa, en el impulso para incursionar en innovación tecnológica que permitió generar un salto de calidad en la firma, y en un emprendimiento de menos de dos años de actividad pero con proyección a nivel local.

“Fueron surgiendo muchas cosas para ver y nos superó ampliamente el número de candidatas”, valoró y marcó la creciente incursión de mujeres en el mundo empresarial.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario