En Tenis por Tandil, Mariano Zabaleta prometió trabajar para que todos los chicos accedan al deporte

Gran cantidad de chicos de distintos clubes de Tandil y la zona disfrutó ayer, en las canchas del club Uncas, de la segunda edición de Tenis por Tandil, la clínica que organizó Mariano Zabaleta, a total beneficio del Hospital de Niños “Dr. Debilio Blanco Villegas”. En la oportunidad, el también padrino de la fundación del centro asistencial pediátrico celebró la exitosa convocatoria y los más de 2 millones de pesos recaudados, gracias al aporte de distintas entidades.

El evento comenzó a las 10 y se extendió hasta el mediodía, en un marco a puro sol que invitaba al disfrute. Junto a Zabaleta, también estuvieron presentes los tenistas Juan “Pico” Mónaco, José Javier “Chucho” Acasuso y Diego Junqueira, y además participó el equipo del programa de televisión “Pura Química” con todos los amigos del extenista que arribaron a la ciudad.

Al costado de las canchas, disfrutando de un rico mate, también estuvo la directora del Hospital de Niños, Marta Brea, junto al jefe de Gabinete, Mario Civalleri, entre otras autoridades locales.

La iniciativa estuvo abierta a toda la comunidad, con entrada libre y gratuita, y tuvo como objetivo que los chicos comiencen a interiorizarse sobre este deporte y disfruten de una jornada al aire libre en familia, en un gran predio deportivo.

Haciendo un break en medio de un entretenido peloteo que estaba haciendo en una de las canchas con los chicos que iban pasando, Zabaleta dialogó con El Eco de Tandil y celebró la exitosa respuesta de toda la comunidad. “Estoy muy contento”, expresó, sobre todo por ser el padrino de la Fundación del Hospital de Niños y por todo lo que se ha conseguido, ya sea en lo económico, como así también en la aparatología y por toda la gente que se sumó a trabajar.

Puntualmente, sobre la clínica de tenis, remarcó que el objetivo fue promover la idea de que todos los chicos puedan acceder a este deporte de manera gratuita. Admitió que es un trabajo difícil, pero garantizó que están trabajando mucho para lograrlo.

En lo personal, agradeció a “Juan Ignacio Chela, José Acasuso, Pico Mónaco, como así también a Leo Montero, `Chuqui´ Junqueira, y todos los que estuvieron hoy acá, porque la verdad es que ver la cara de los chicos con la ilusión de venir a jugar un rato al tenis con sus ídolos me llena de alegría y estoy muy contento de cómo salió todo”.

Un deporte para todos

Contó que en esta segunda edición participaron no solo chicos de todos los clubes de Tandil, sino también de ciudades de la zona, como Azul y Olavarría. “Esto es el futuro, los niños, y por eso tenemos que apoyar esto y obviamente si se hace con el fútbol y con el rugby, por qué no con el tenis. Y sacarlo de ese deporte elitista que si no tenés dinero, no se puede jugar. Ese es el principal objetivo, no es fácil -insistió- pero estamos trabajando para que en breve pueda suceder y todos puedan venir a jugar”.

Un proyecto ambicioso

Mariano Zabaleta confió que su gran sueño es “intentar hacerlo en todos los clubes” para que los chicos puedan tomar clases de forma gratuita. “Ese es el principal objetivo, estamos trabajando para ello y no voy a parar hasta lograrlo”, aseguró.

Reconoció que quiere empezar por Tandil, porque es la ciudad donde creció y a la que ama, pero afirmó que la idea es extenderlo a todo el país. “Es un proyecto muy ambicioso y vamos paso a paso, no es fácil, vuelvo a repetir”, dijo el extenista profesional.

Por lo pronto, celebró que “ya se han conseguido muchas cosas para el Hospital de Niños y el próximo paso será lograr que todos los chicos que quieran venir a jugar al tenis no dependan del nivel económico del padre para poder mandarlo o no”.

“El deporte es lo más sano del mundo”

Por último, Zabaleta convocó a todos los chicos a que practiquen algún deporte, ya que remarcó que “es lo más sano del mundo”. Celebró que los colegios enseñen en sus instalaciones todos los deportes y expresó que le encanta cuando los chicos van al club. “Tandil no perdió ese espíritu de club y esto es buenísimo”, celebró.

Contó que suele recorrer todos los clubes de esta ciudad y observó que siguen “con vida”. Valoró entonces que mantenga eso de cuando él era chico y que, tal vez, en otras ciudades no se ve tanto. “Me gusta que se siga metiendo ficha en el tema y por nuestra parte vamos a seguir apoyándolo”, finalizó.

 

EL BALANCE DE LA CENA DEL HOSPITAL

“Estamos rondando los 2 millones de pesos, esto es insólito”, celebró Marta Brea

Por su parte, la directora del Hospital de Niños, Marta Brea, manifestó que era una maravilla todo lo que estaba pasando en el club Uncas, pero también lo que horas antes habían vivido en la cena organizada por la fundación.

Resaltó el gran compromiso de los tenistas que se sumaron a la iniciativa con fines solidarios organizada por el padrino de la fundación, Mariano Zabaleta.

En cuanto a lo recaudado, precisó que fueron “alrededor de 2 millones de pesos, es insólito esto. Hay una enorme colaboración del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para comprar aparatología para el Hospital, del Banco Macro y después donaciones de la gente de Tandil, que este año ha sido inesperado”.

Sobre la exitosa convocatoria de la clínica de tenis, señaló que en la primera edición también fue “muy lindo” lo que se vivió. Marta Brea confesó que lo que le gusta es que los deportistas de Tandil vuelvan a su ciudad y que la gente pueda estar cerca de ellos porque “son simples como todos”, nada más que el ajetreo de estar en Buenos Aires hace que por ahí no puedan volver a sus orígenes, pero recalcó que esto da la pauta de que “son buenos deportistas y excelentes personas”.

Por último, la directora del Hospital de Niños detalló, en relación a lo que donó el Ministerio de Desarrollo Social, que ya envió un listado hace cerca de un mes con lo que necesitaban comprar.

“Me envió un mensaje Mariano Zabaleta diciéndome que enumerara las cosas que necesitaba el hospital, por supuesto que puse desde la birome hasta la ambulancia, y mandé un importe de 1,3 millones de pesos en aparatología, que sería fantástico tener. No digo que hoy no se pueda trabajar sin eso, pero eso facilita el diagnóstico, como así también el tratamiento”, resaltó.

Aclaró al cierre que “no es solo aparatología para el Hospital de Niños, estábamos pidiendo un tipo de respirador, que es muy necesario para los niños de bajo peso, menor de un año o menor a seis kilos, y eso lo van a usar también las tres neonatologías que están en Tandil, vamos a poder utilizarlo todos, así que pedimos cosas para Tandil, independientemente de que queden en el Hospital de Niños”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario