Docentes porteños iniciaron una nueva vigilia con la instalación de su carpa frente al Cabildo

Los docentes porteños agrupados en tres sindicatos del sector instalaron una carpa en la vereda del Cabildo, frente a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad, donde realizarán una vigilia de 100 horas, hasta el viernes, en reclamo de aumento salarial y otras reivindicaciones.
La protesta es impulsada por la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-Ctera), la Asociación Docente de Enseñanza Media (ADEMYS) y Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP).
Tanto UTE como ADEMYS no aceptaron los 100 pesos mensuales ofrecidos por el gobierno hasta febrero y SADOP, que había firmado el acuerdo, se sumó hoy a la protesta porque los colegios privados se niegan a devolver los descuentos por los días de paro.
“Los empleadores, basados en distintos argumentos, no van a devolver el dinero, entre 200 y 300 pesos, porque dicen que tienen derecho absoluto a descontar y ponen en tela de juicio el acta firmada por los gremios y el gobierno”, dijo a Télam Héctor Neri, secretario general de SADOP.
Los manifestantes aprovecharon el paso de la nutrida columna de los mecánicos de SMATA, que marchaban por Avenida de Mayo, para instalar la carpa frente al Cabildo y, aunque los dirigentes no precisaron si contaban con autorización para ocupar ese espacio, no hubo ninguna medida que se los impidiera.
A la vigilia esta vez no se sumó Compromiso Docente, uno de los tres gremios que fue al paro de 48 horas la semana pasada y que, según los mismos gremialistas, aceptó la oferta salarial de gobierno metropolitano.
l titular de UTE-Cetera, Eduardo López, dijo a Télam que permanecerán hasta el viernes en la carpa y que irán al paro la semana próxima si no hay respuestas por parte del gobierno.
“Sabemos que cuando paramos perjudicamos muchas veces a quienes queremos beneficiar”, dijo López pero añadió que “los niños y niñas de nuestras escuelas también se perjudican si no reclamamos, habida cuenta el desfinanciamiento que vive hoy la educación porteña”.
El Gobierno de la ciudad acordó con 15 de los 17 sindicatos docentes incorporar en febrero en forma total al sueldo básico los 110 pesos fijados como suma no remunerativa durante octubre, noviembre, diciembre y enero.
UTE y ADEMYS reclaman que ese monto se incorpore al básico, retroactiva al mes de agosto pasado, y piden la restitución de 15.000 becas estudiantiles y de la totalidad de la vianda escolar que se daba hasta agosto.
En tanto, SADOP espera que el gobierno se ponga en contacto con los colegios que, además de negarse a devolver los descuentos, en algunos casos tampoco accede a pagar los 110 pesos pactados.
“Si hasta el viernes no hay respuesta, habrá paro el 18 y 19 de noviembre”, aseguran los dirigentes de las tres entidades.
Esta tarde, a las 19, los organizadores de la protesta tienen pensado acercarle al jefe de Gobierno, Mauricio Macri, la vianda que comen los chicos en los comedores de las escuelas porteñas.
También aseguran que “si hasta el viernes no hay respuesta” a sus reclamos, habrá paro el 18 y 19 de noviembre”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario