Docentes y alumnos disfrutaron a pleno sol del colorido cierre de Escuelas Abiertas en Verano

Alumnos, docentes y autoridades educativas disfrutaron ayer de una mañana ideal en el Paseo de los Pioneros, en el marco del cierre de las actividades enmarcadas en el programa provincial Escuelas Abiertas en Verano. Desde las 10 y hasta pasado el mediodía, grandes y chicos compartieron una jornada inolvidable, a pura música y diversión.

La propuesta depende de la Dirección General de Cultura y Educación, en conjunto con los Ministerios de Salud y Desarrollo Social, que realizaron una lista de talleres sugeridos para que los equipos a cargo de coordinar las escuelas de verano en cada uno de los municipios puedan adoptar.

El objetivo de las Escuelas Abiertas en Verano es promover actividades recreativas, artísticas, acuáticas, lúdicas y deportivas.

La evaluación

En el marco de la jornada de cierre, el inspector jefe distrital Rodolfo Badín realizó un positivo balance del programa. En diálogo con El Eco de Tandil, destacó el gran acompañamiento que recibieron de parte del Gobierno provincial y de directivos e inspectores para llevar adelante los talleres.

Contó que, en la oportunidad, cada una de las instituciones estaba presentando sus producciones y demostrando todo lo aprendido junto a sus docentes.

“Los chicos han podido disfrutar mucho y se ha logrado articular muy bien la parte de educación física con la de artística”, manifestó.

Confirmó que este verano participaron alrededor de 800 alumnos en las 15 sedes, a cargo de 75 docentes, entre directores, guardavidas y profesores.

Resaltó que este tipo de propuestas sirve no solamente para inculcar valores en los chicos, sino también para que puedan disfrutar y tener el tiempo ocupado durante el verano en actividades recreativas y formativas.

El contenido
artístico

Por su parte, la inspectora de educación artística, María Inés Szigety, detalló que este año particularmente se trabajó junto con los docentes de educación física en proyectos integrados, siempre en función de una actividad final, en la que los chicos debían mostrar alguna producción, como fue “una murga, la producción de sus propios disfraces, muñequeras o tobilleras, sus banderas y todo lo que fueron produciendo durante todas las semanas”, precisó.

Resaltó la buena respuesta que recibieron de parte de los alumnos, de quienes valoró que “siempre que hay una propuesta pensada para su tiempo libre, de calidad y cuidado, responden muy bien, al igual que sus familias”.

Una gran
participación

“Hemos tenido muchísimos alumnos en todas las sedes. Ha sido muy bueno, hoy tal vez no se refleja toda la cantidad de chicos porque como tenían que venir por su propia cuenta o con la familia, algunos no pudieron acercarse”, aclaró la inspectora.

Más allá de ello, insistió en recalcar que han estado recorriendo durante el verano algunas de las sedes y vieron un número interesante de chicos en cada una de ellas, lo que reflejó que “la escuela que funciona cerca del domicilio, funciona muy bien”, expresó.

Una propuesta
más que exitosa

En el marco de las actividades que se desarrollaron, resaltó que también se les aseguró el espejo de agua durante todo el verano, brindándole esa posibilidad a quienes tal vez no la hubiesen tenido de no ser por el programa.
En ese sentido, Szigety detalló que vieron chicos que “no hubiesen tenido la posibilidad de hacer ninguna actividad en el verano porque se hubiesen quedado encerrados en sus casas, con algunas problemáticas en algunos casos complejas, y la verdad es que la Escuela de Verano funcionó como un espacio de contención, pero en donde hubo enseñanza, aprendizaje, recreación y sobre todo vínculos. Así que para nosotros fue más que exitosa la propuesta”.

Enriquecer
el programa

Por último, la inspectora de educación física, María Natalia Rivero, contó por su parte que con el jefe distrital tenían la idea de “enriquecer y ampliar la Escuela Abierta en Verano con un circo como eje para que sea itinerante, es decir, que pase por todas las escuelas y les dé a los chicos el arte urbano, acrobacias y la posibilidad de utilizar de la educación física las prácticas recreativas y los valores del deporte para que puedan tener un verano como corresponde, con los mismos derechos de todos”.

En lo personal, manifestó que “la evaluación es excelente, tuvimos 15 sedes y a todas les pudimos incorporar un profesor de educación física y otro de artística. Y para el día del cierre el Centro de Educación Física 42 puso horas propias y fue armando distintos números, así que estoy muy contenta”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario