Dólar futuro: La Cámara Federal confirmó el procesamiento de Cristina Kirchner

La expresidenta Cristina Kirchner quedó hoy al borde del juicio oral y público por presunta administración infiel con perjuicio al Estado por los contratos de venta de dólar futuro, luego de que la Cámara Federal confirmara su procesamiento.

La decisión fue adoptada por la Sala II del tribunal, integrada por Martín Irurzun, Horacio Cattani y Eduardo Farah, a quienes Cristina Kirchner había recusado sin éxito por presunta falta de imparcialidad: los jueces también ratificaron el embargo de 15 millones de pesos que pesa sobre la exmandataria, y el procesamiento sobre el exministro de Economía Axel Kicillof.

“Los volúmenes negociados a diario entre septiembre y octubre de 2015 y su nivel de agresión en lo que respecta al porcentaje de participación en el mercado de futuros trascendía del ámbito del Banco Central, pues fue necesario que organismos actuantes bajo la órbita del Poder Ejecutivo Nacional -como la Comisión Nacional de Valores, también dependiente del Ministerio de Economía- dictara normas para permitir que las operaciones alcanzaran el objetivo propuesto”, señaló respecto a la responsabilidad de la expresidenta.

En su voto, el camarista Irurzun explicó que más allá de que la política monetaria no es judicializable sí debe investigarse si “una decisión de la autoridad pudo haber sido el resultado de un proceder tipificado por las normas penales que atienden a los casos en que la actividad reprochada gira en derredor de la función pública”.

“La imputación no versa sobre criterios, ideas o políticas de naturaleza económica, monetaria o cambiaria, sino sobre el eventual exceso, abuso o extralimitación en el ejercicio de un cargo público”, agregó.

El Tribunal evaluó que el mismo día en que el Banco Central vendía contratos a un determinado precio, los adquirentes colocaban futuros de la misma especie a precios superiores: el 23 de octubre de 2015 el BCRA vendió a un precio de 10,8165 pesos cuando el ICBC vendió contratos con idénticos vencimientos a 12,225 pesos.

“Dichas circunstancias y sus consecuencias eran conocidas por todos los imputados, pese a lo cual -y cada uno desde su lugar- avanzaron hacia el objetivo propuesto por las autoridades del Poder Ejecutivo Nacional a soslayo de la autonomía y del abuso que ello implicaba”, advirtieron.

Y, en ese sentido, evaluaron que las ventas por contrato de dólar futuro se incrementaron de 10.000 20.000 millones de dólares.

Lo que esta investigación ha permitido tener por acreditado es que, siguiendo instrucciones del Poder Ejecutivo -tanto de Fernandez de Kirchner como de Kicillof-, las autoridades del Banco Central de la República Argentina, con la necesaria intervención de las de la Comisión Nacional de Valores, vendieron en un muy breve período de tiempo un volumen descomunal de contratos de futuros en dólares a valores ficticios, obligando de esa forma abusivamente a la entidad y, por consiguiente, a la sociedad como soberana de los bienes públicos”, sostuvo la Cámara.

El BCRA “ofreció en el mercado cobertura vendedora a sabiendas de que, cuando lo hacía, ya el dólar valía en el mercado más de un 40 por ciento del precio de venta en un innumerable cantidad de casos”, apuntaron los jueces.

Además, evaluaron que el BCRA era el único vendedor de futuros a precios sometidos a una cotización cambiaria de naturaleza administrativa (y no de mercado), por lo que “es evidente que las operaciones concertadas vulneraron” los principios de “transparencia”.

El camarista Eduardo Farah fue uno de los más críticos en el fallo: sostuvo que “es seguro que Kirchner y Kicillof conocieron, con relación de inmediatez, la puesta en marcha y las consecuencias que tendría la maniobra, entonces, por pura lógica, resulta razonable concluir que aquella respondió a una indicación previa de su parte”.

En ese sentido, evaluó que la maniobra fue dispuesta desde la máxima autoridad del Poder Ejecutivo y “dirigida a contener el alza de la divisa norteamericana”.

Incluso, Farah reclamó el pase del caso a instancia de juicio oral y público pues es el “ámbito de mayor confrontación, inmediatez y contradicción, que sirva de marco propicio para un más profundo abordaje de las objeciones planteadas”.

“Ésa, por cierto, es la esencia de dicha etapa y no la de ésta, que está prevista como preparatoria y con la idea de evitar prolongaciones desmedidas que la desnaturalicen, frustrando todos los intereses legítimos en juego, el de los imputados, el de los acusadores y el de la propia comunidad que espera una respuesta en tiempo y forma sobre los hechos de relevancia institucional”, agregó.

En el fallo, también el tribunal ratificó los procesamientos de Alejandro Vanoli y Miguel Angel Pesce, presidente y vicepresidente del Banco Central, respectivamente; y de otras autoridades de la entidad: Pedro Biscay, Sebastián Aguilera, Flavia Marrodan, Alejandro Formento, German Feldman, Juan Miguel Cuattromo, Bárbara Domatto Conti, Mariano Beltrani, Cristian Girard, Guillermo Pavan y David Jacoby.

La denuncia por “defraudación contra la administración pública” la habían presentado integrantes del ahora frente oficialista Cambiemos, los diputados Federico Pinedo (PRO) y Mario Negri (UCR), por las operaciones de venta de dólares en el mercado de futuros a un precio “muy inferior al del mercado” y que estaba incluso por debajo del dólar ahorro: se denunció que un dólar que era vendido a 10,65 cuando podía serlo a 14 o 15 pesos.

El 21 de octubre último, Cristina Kirchner le había reclamado celeridad a la Cámara Federal en la resolución de su situación procesal: la Cámara Federal de Casación desestimó el planteo, pero encomendó a la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal que con “la mayor celeridad” definiera la situación procesal de todos los investigados. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario