Dopaba a su hija de 16 años, la castigaba brutalmente y la obligaba a soportar los abusos sexuales de su padrastro

Según los investigadores del caso, la mujer, para obligar a su hija a que accediera a tener sexo con su padrastro, la dejaba durmiendo afuera de la casa, no le daba de comer y hasta le llegaba a “colocar un palo de escoba en la vagina” a manera de castigo. Los investigadores policiales no sólo detuvieron a la mujer, sino también a su pareja, un hombre de 34 años, acusado por los reiterados abusos sexuales a los cuales era sometida la menor de edad.
En la detención, según informaron esta mañana fuentes policiales, intervino personal de la DDI La Plata, a cargo de las investigaciones del caso. De acuerdo con lo indicado, las pesquisas se iniciaron gracias a una denuncia radicada por una docente de la escuela a la que concurre la víctima, quien, en un primer momento, había obtenido indicios sobre los abusos. La denuncia, que había sido radicada en 12 de septiembre pasado, indicaba que el padrastro de la chica le había entregado una carta en la que le manifestaba estar enamorado de ella y que pretendía mantener relaciones sexuales con ella.
Con el paso de los días, los profesores de la adolescente observaron una “disminución en la atención” así como que la joven presentaba problemas para relacionarse con sus compañeros y que cada vez se encontraba más “retraída”. Una reunión con la madre de la menor culminó cuando la mujer indicó que su hija mentía y que sería ella la que se encargaría de que esto no sucediera más.
Pero, de acuerdo con lo señalado por las fuentes, con el paso de los días, la docente que finalmente radicó la denuncia logró que la chica confesara los abusos a los que era sometida. Según este relato, la madre “esperaba a que los restantes hijos se durmieran para trasladar a la adolescente a la cocina, lugar en el que colocaba un colchón en el piso y presenciaba los abusos por parte de su pareja”. Los voceros ligados a la investigación del caso revelaron que “ante la negativa de la víctima, la mujer comenzó a suministrarle somníferos que no le permitían reaccionar”.
Además, resaltaron que “en las pocas oportunidades en que la joven logró escaparse, los castigos fueron brutales”. “Muchas veces, la mujer le colocaba un palo de escoba en la vagina, la dejaba fuera de la casa y la niña debía dormir en un auto abandonado frente a la finca, o la dejaba sin comer varios días”, señalaron las fuentes. A pesar de las altas horas de la noche en la que eran cometidos los abusos, algunos de los hermanitos de la adolescente lograron ver lo que sucedía pero nunca se animaron a decir nada por temor al enojo de su madre.
Las investigaciones encaradas por miembros de la DDI La Plata permitieron comprobar estos dichos y la pareja fue detenida en las últimas horas de ayer, de acuerdo con lo informado esta mañana. La mujer fue acusada de “abuso sexual calificado con acceso carnal por ser cometido por ascendiente por dos o más personas contra una menor de 18 años aprovechando la situación de convivencia”, y fue sindicada como “autora intelectual”.
Mientras tanto, su pareja fue imputado de “abuso sexual calificado con acceso carnal por ser cometido por ascendiente por dos personas contra una menor de 18 años aprovechando la situación de convivencia”, y sindicado como “autor material”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario