Dos delincuentes asaltaron una despensa y se llevaron el dinero de la recaudación

Con sus rostros cubiertos y mediante la intimidación con un arma blanca, lograron llevarse dinero en efectivo producto de la recaudación y darse a la fuga sin ser atrapados.

El asalto tuvo lugar anoche, cerca de las 20.30 cuando dos sujetos que se movilizaban a bordo de una motocicleta, se presume que era de color azul y de 110 cc, irrumpieron en el salón con los cascos colocados donde se encontraba la comerciante.

Cabe indicar que al momento del hecho no había clientes, mientras que miembros de la familia se encontraban en un ambiente contiguo, en el interior de la propiedad.

Una vez dentro, uno de los delincuentes exhibió un cuchillo y amenazó a la propietaria del local, mientras que el segundo se dirigió directamente hacia la caja registradora, ubicada en otro sector, detrás de la puerta de ingreso.

Cuando logró abrirla, retiró los billetes y rápidamente emprendió la fuga. Su compañero imitó el accionar pero antes empujó a la comerciante, quien cayó y golpeó su cuerpo contra una estantería que le provocó un pequeño corte en el antebrazo.

En primer momento se pensó que había sufrido un corte de arma blanca, motivo por el cual acudió al lugar una ambulancia del Hospital Municipal “Ramón Santamarina”. De todos modos, no requirió atención médica.

Como consecuencia del empujón, la mujer gritó y alarmó a sus hijas que inmediatamente dieron aviso a la policía.

 

Escapada

 

En paralelo, los asaltantes se escaparon en contramano por Brandsen (en dirección hacia Del Valle) con un botín de alrededor de mil pesos en billetes de baja denominación, producto de la actividad comercial de la jornada.

En tanto, la motocicleta en la cual circulaban fue llevada a tiro por uno de ellos, ya que no habría logrado ponerla en marcha, mientras que el otro corrió unas cuadras.

Si bien los cascos que portaban no permitieron ver su rostro, la policía pudo obtener una descripción física para emprender la búsqueda por la zona. Pese a los esfuerzos realizados, al cierre de esta edición no habían dado con los asaltantes.

 

Vecinos movilizados

 

Al arribar al lugar, un grupo de vecinos expresó su preocupación por el hecho y advirtió a este Diario que la despensa había sido blanco de un atraco con escasos días de diferencia.

El comentario hacía referencia a un intento de robo ocurrido la semana pasada. Según se dijo, el movimiento policial por un hecho ocurrido en cercanías a la despensa habría frustrado las intenciones de un par de sujetos que merodeaban por el lugar.

No obstante, el comercio habría sufrido el tercer asalto en los últimos meses. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario