Dos delincuentes maltrataron y robaron a una mujer de 84 años, en su casa

Otro hecho delictivo se registró en la jornada de ayer, a media tarde, y tuvo como víctima a una persona de 84 años que sufrió maltrato y violencia, verbal y física, por parte de dos delincuentes que se llevaron dinero en efectivo y una alianza de oro.
Todo se desencadenó cerca de las 17, cuando Adela Fernández se encontraba sola en su domicilio de la avenida Bolívar 184 y, de repente, aparecieron en escena dos jóvenes, a cara descubierta, quienes ingresaron por el patio, llevaron a cabo el ilícito y se retiraron por el frente de la propiedad.
El tiempo que permanecieron los delincuentes en el interior de la vivienda fue para intimidar a la mujer, atarla a una silla, insultarla y amenazarla con que la matarían si no les entregaba los dólares que tenía guardados.

El hecho

“¿Por qué me tengo que conformar con que no me pasó nada?, repitió la señora Fernández, que atendió a El Eco de Tandil y narró el lamentable episodio delictivo que la tuvo como principal víctima.
La mujer contó que durante el viernes habían cortado una planta grande de ciruelas y se dedicó ayer por la tarde a cortar las ramas que quedaron, ponerlas bajo techo y esperar a que se secaran para luego quemarlas en la parrilla. Recordó que “recién había entrado a la casa, hablé por teléfono con una amiga que vive cerca, quien me invitó a tomar unos mates”.
Y explicó que “cuando regreso para el sector de la cocina, me encuentro con dos personas jóvenes que me dicen: ‘Callate, no digas, porque nosotros somos chorros’, pensaba que era mi nieto que estaba con un amigo”.

Maltrato

A partir de ese instante la damnificada debió soportar maltratos que se extendieron por varios minutos y le provocaba angustia recordar todo lo que le habían dicho. Sin mostrar armas, pero con mucha violencia en sus palabras, los malvivientes la amenazaron con quitarle la vida ahorcándola con una bufanda si no entregaba el dinero o las joyas.
“Me insultaron, me sacaron el anillo de oro de casamiento y se llevaron 4 mil pesos que me habían quedado de lo cobrado. Me pedían dólares y oro. Revolvieron todo en las dos piezas. Les pedía que no lo hicieran y nunca prestaron atención. Hasta les dije el día que cobraba, para que vinieran a buscar más plata y dejaran de tirar cosas en las piezas, donde no iban a encontrar nada porque no tengo nada”.
La conmovida mujer explicó que “antes de quitarme el anillo buscaron más cosas de oro, ya que no me creían que no tenía. Hasta me pegaron una cachetada para que me callara, dado que hablo muy fuerte y no me querían escuchar. Al no encontrar nada de oro, decidieron quitarme el anillo de casamiento que representaba mucho para mí, porque hace un año que mi marido falleció”.
Mientras un delincuente buscaba más dinero, Adela Fernández, que estaba atada en la silla en el sector de la cocina, mantuvo un diálogo con el restante malhechor. “Le dije por qué no trabajaba, que era un tipo joven, que se ganara la vida honradamente y me contestó ‘porque nosotros así ganamos más’, para luego hacerme callar insultándome”.
Antes de retirarse, los desconocidos que tuvieron privada de su libertad a la mujer de 84 años y le robaron, le dejaron una última amenaza: “No se te ocurra denunciarnos porque si lo llegás a hacer, volvemos y te matamos”.

Características

Pese a los nervios que la víctima pasó, pudo darle a la policía algunas pistas de los delincuentes que en la tarde de ayer irrumpieron en el domicilio de la avenida Bolívar al 100.
“Como característica, estaban todo de negro, uno tenía en la campera la Bandera Argentina y arriba tenía tres estrellas. El más alto no lo pude ver bien. Los dos tienen pelo corto, estaban a cara descubierta, y uno tenía una bufanda negra con la que me amenazaba con que me iba a ahorcar”, explicó la damnificada. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario