Dos destacadas artistas plásticas contemporáneas realizaron donaciones de obras al Museo local

Durante el año 2008 varios artistas consagrados realizaron donaciones de obras que pasaron a integrar el patrimonio permanente del Museo Municipal de Bellas Artes de la ciudad de Tandil.
En este caso, Ana Tarsia se sumó con ?Paseo de medianoche?, fotografía- técnica mixta de setenta por setenta centímetros. Comenta la curadora de la muestra, Pelusa Borthwick: ?En la misma se puede observar una danza de imágenes que complejiza y profundiza el discurso plástico de su obra, al tiempo que enriquece la mirada del espectador, un espectador que completa el círculo de comunicación del artista con su aquí y ahora, la propuesta tan especial se relaciona directamente con Tandil y especialmente, con los patios internos que forman parte del Municipio de Tandil.
Además, de una realización plástica de primer nivel, se incorpora una técnica mixta, donde se mestizan elementos como la imagen fotográfica, el fax, la fotocopiadora para reingresar en la tela mediante transferencia y collage?.
Estas herramientas utilizadas magistralmente por Ana se basan en una premisa fundamental: su dibujo, así como el profundo conocimiento compositivo, donde el sentido plástico se impone. Se visualizan en el espacio descriptivo, elementos propios del escenario y recreados en un delicado juego de claroscuro. La intervención del dibujo como elemento textural, genera acentos y constituye en otros sentidos un signo de unidad visual.
Por su parte, Carlota Petrolini se sumó a la colección de Arte Contemporáneo con la donación de un objeto, que evidencia un juego con elementos y personajes en extrañas construcciones.
Egresada de la Escuela Nacional de Bellas Artes ?Prilidiano Pueyrredón?, en 1964, sus obras forman parte de la institución e importantes colecciones particulares de la Argentina y del exterior.
Recibió en 2004 el premio de honor del Salón Nacional de Artes Visuales. En el Salón de Comité Olímpico Argentino, obtuvo el segundo premio de la selección para Grecia. Expuso en distintas muestras en el Centro Cultural de Recolecta, también participó como invitada de honor en el Salón Internacional de Arte Cerámico, del Museo Sivori. ?Esculturas en el jardín?, del Museo Larreta; y expuso individualmente (pinturas) en el Museo de los Inmigrantes. Recibió el Gran Premio de Honor del Centro Argentino de Arte Cerámico (2002). Expuso en distintos años en ?Arte trastienda? y ArteBA (Galería Legard) y además, pinturas en la exposición individual ?Los inmigrantes?; consulado argentino en Frankfurt, en 1998; y otra muestra individual ?Tango? (pinturas y esculturas), en Madrid. Además, expuso en el Distrito Federal, México.
La indudable voluntad lúdica que existe detrás de toda la obra de Carlota Petrolini no excluye su capacidad de ser fuente de reflexiones. Las obras que de su último período agudizan con constancia. Por un lado, Carlota, como una niña jugando, con partes de objetos rotos y con todo tipo de elementos dispersos ha armado otros objetos que alude a personajes o extrañas construcciones, a los cuales no puedo dejar de verlos como pequeños totems. Pero totems de una sociedad, en la cual lo híbrido y lo heteróclito se manifiesta desde la organización de ella misma, en su funcionamiento, como en el desarrollo urbano, como podemos constatarlo en la convivencia arquitectónica más heterogénea y en la yuxtaposición de imágenes publicitarias de las más diversas índoles.
En tal sentido, sus objetos, aunque basados en la experiencia artística de lo surreal son una clara manifestación de estos tiempos llamados ?posmodernos?. No debe olvidarse que estos, en el campo del arte, son la consecuencia de un proceso de las vanguardias desarrollado como un ?striptease? desde el romanticismo al arte conceptual, al término del cual se encuentran abandonadas en el piso las ?prendas?, que antes vestían a las distintas artes visuales. Por lo tanto, no se puede dejar de ver estas últimas travesuras de Carlota como pequeñas y deliciosamente irónicas manifestaciones de un surrealismo ya no vanguardista sino posmoderno. *

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario