Dos hombres armados asaltaron un estudio contable y se alzaron con unos 18 mil pesos

 

De acuerdo a lo indicado, el asalto ocurrió entre las 11.15 y las 11.30 en la casa 136 del barrio La Terminal donde funciona el estudio del contador Marcelo González, quien no se encontraba presente en las oficinas al momento del hecho.
Allí estaban Vanina Migueles y Carolina Hernández, quienes realizan tareas administrativas.
Instantes antes del robo, una mujer joven, de unos 20 años, tocó timbre en la vivienda y preguntó sobre el cambio de unos cheques, lo cual provocó una distracción en una de las trabajadoras que consultó a su par sobre el tema.
En un rápido accionar, uno de los delincuentes apareció en la escena, empujó fuertemente la puerta de acceso y logró ingresar a la propiedad junto a un cómplice. 
La mujer, en tanto, aprovechó la oportunidad para escapar por la calle Caseros. En la fuga, fue vista por una vecina, quien señaló que estaba muy bien vestida, con jeans chupin, botas, un gorro de lana y un bolso plateado.
 
En el estudio
 
Una vez en el interior del lugar, los dos atacantes lograron reunir a Migueles y a Hernández en el living de la casa (una de ellas se encontraba en una oficina en el fondo de la propiedad) donde les pidieron que se colocaran boca abajo y que evitaran levantar la vista, según pudo conocer este Diario. 
Posteriormente, las ataron de pies y manos utilizando retazos de sábanas.
Con  sus rostros semicubiertos, comenzaron a buscar dinero en efectivo y de acuerdo a los datos aportados por la policía, lograron recolectar alrededor de 18 mil pesos.
Una vez que cumplieron su cometido, cerraron con llave la puerta de acceso a la vivienda y se dieron a la fuga.
Tras librarse de sus ataduras, las dos empleadas alertaron a la policía, que se presentó en el lugar e inició posteriormente actuaciones por “Robo calificado por el uso de arma de fuego y privación ilegal de la libertad”.
En la víspera, efectivos de la Seccional Primera desarrollaban tareas investigativas tendientes a dar con algún sospechoso.
De acuerdo a la información oficial, esta situación llamó la atención de las empleadas administrativas no sólo porque es la primera vez que el estudio sufre un episodio de este tipo sino también por el modus operandi utilizado por los asaltantes.
Cabe indicar que el último robo a mano armada había ocurrido el miércoles de la semana pasada, cuando una mujer de 58 años sufrió un violento asalto en su propiedad de Guido 465, en la zona del circuito turístico del Lago del Fuerte, cuando fue sorprendida por dos delincuentes que salieron del fondo del terreno cuando se acercó al garaje a sacar su vehículo.
Los asaltantes la maniataron y golpearon, y finalmente se dieron a la fuga con una importante suma de dinero. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario