Dos jóvenes armados asaltaron a la titular de un minimercado y huyeron en una moto

Un nuevo asalto sacudió el miércoles por la noche a comerciantes y vecinos de Avellaneda y Montiel, delito que hizo que los damnificados recordaran otros casos similares ocurridos en el último tiempo en ese sector de la ciudad.
El atraco sucedió pasadas las 20, cuando dos personas jóvenes ingresaron armadas al minimercado ?La granja azul? y redujeron a la encargada del negocio, Mónica Roxana Díaz.
La joven trabajadora fue apuntada por uno de los asaltantes y obligada a tirarse al piso; mientras era vigilada, el otro delincuente fue hasta la caja registradora y se alzó con el dinero.
El botín fue estimado en unos 200 pesos y una botella de whisky.
Cometido el hecho, los autores huyeron en un ciclomotor color oscuro, por calle Montiel, en contramano.
Si bien en forma inmediata se montó un operativo cerrojo con la intervención de móviles de las tres comisarías, no se logró dar con los autores del asalto.
Legalmente el caso se caratuló como ?Robo calificado por el uso de armas? y se dio intervención a la Unidad Funcional de Instrucción en turno.

Varios asaltos en la zona

La propietaria del comercio confirmó que quien estaba interinamente al frente del local fue obligada a tirarse al piso mientras uno de los integrantes del dúo retiraba los elementos sustraídos, especialmente dinero.
Por otra parte, indicó que vecinos de la cuadra habían observado la presencia de dos jóvenes que supuestamente reparaban su moto instantes antes del atraco.
La damnificada explicó que ?no sabemos que medidas tomar? para evitar los delitos, acotando que esperaban cuanto menos una mayor presencia policial en la zona.
Residentes del barrio coincidieron y agregaron que en el último tiempo se produjeron varios hechos similares, algunos de los cuales tuvieron como blanco a un kiosco y cibercafé ubicado a muy poca distancia.

 

?Dueños de nada?

 

Graciela Graciano, titular del local, explicó a Multimedios El Eco que al momento del asalto ?había salido a hacer un trámite y la chica estaba sola. Me llamaron de urgencia y me dijeron que volviera porque la habían asaltado?.
La damnificada se  mostró muy afectada por ?la impunidad que se siente, junto a la bronca e inseguridad, ya que no sólo me pasó a mí sino que también otro comercio que está a mitad de cuadra ha sufrido hechos parecidos tres o cuatro veces?.
Agregó que ?no sos dueño de lo que tenés ni de nada y es la bronca que te da, ya que estamos trabajando para salir adelante hasta los sábados y domingos?.
Graciela Graciano indicó que ?gracias a Dios no hubo violencia. Lo material va y viene. Lo más importante es que no le hicieron nada a Moni. Lo otro no importa. Lo importante es la persona y cómo queda?, enfatizó.
En otro momento señaló que los jóvenes antes de retirarse reclamaron la entrega de tarjetas de telefonía, pero ?dejamos de venderlas por esta situación?, por lo que lo más importante del botín fue la recaudación del día.
El local cuenta con alarma y cámara de seguridad alarma, pero como los jóvenes actuaron con la cara tapada no quedó registrado material de interés.
?Pedimos por favor más seguridad, ya que en este sector estamos siendo muy castigados?, concluyó la damnificada.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario