Efedrina: el empresario de la mansión allanada negó conocer a los imputados y dijo que es inocente

El empresario Hernán De Carli, detenido el lunes a su llegada al país en el puerto de Buenos Aires, declaró ayer durante siete horas en el marco de la causa por la ruta de la efedrina y aseguró ser inocente, aunque seguirá detenido, informó su abogado, Gustavo Hechem.
El letrado señaló a Télam que su defendido contestó a todas las preguntas del juez federal de Campana, Federico Faggionatto Márquez, a quien le negó conocer tanto a alguno de los otros imputados como a Leopoldo Bina, una de las víctimas del triple crimen de General Rodríguez.
De Carli (38), quien asegura ser un empresario radicado en Miami donde se dedica a las importaciones y exportaciones en el rubro informático, fue trasladado ayer a la mañana al Juzgado de Campana donde, tras entrevistarse con su abogado, comenzó a ser indagado minutos después del mediodía.
La declaración del empresario terminó cerca de las 17.45, tras la cual, el acusado volvió a la comisaría de la localidad bonaerense de Garín, donde está detenido desde el lunes.
Según manifestó Hechem al retirarse del juzgado tras la indagatoria, De Carli aseguró ante el juez que no tiene nada que ver con el tráfico de efedrina.
“Le preguntaron si conocía a alguno de los otros imputados en la causa y dijo que no, incluido (el sindicado líder de la banda narco, el mexicano Jesús) Martínez Espinoza”, dijo.
Otro punto que De Carli aclaró fue su viaje a Paraguay, un mes antes de que en un hotel de la capital de ese país -donde él estuvo alojado- Martínez Espinoza fue detenido junto a otros dos mexicanos acusados de tráfico de efedrina.
“Sobre el viaje a Paraguay explicó todo. Trajo documentación y los nombres de los testigos. Inclusive los ?mails? que se habían mandado sobre un negocio de rieles de ferrocarril que fue a hacer allá”, indicó el letrado.
“El tenía un contacto con fundidoras de China donde podía colocar esos rieles, pero el negocio no se concretó”, precisó.
“Es casualidad que se haya alojado en el mismo hotel que Martínez Espinoza. Todo el mundo que viaja a ese lugar se ha alojado allí, porque creo que hay sólo dos hoteles”, contó el defensor.
Es que De Carli quedó vinculado a la causa de la efedrina luego de que un testigo de identidad reservada declaró que en la mansión del empresario en General Rodríguez, allanada la semana pasada, se realizaban reuniones con ciudadanos mexicanos, al igual que en una estación de servicio de la misma localidad.
Este mismo testigo contó que Bina había sido visto conduciendo la camioneta Dodge Ram de De Carli y que el mismo vehículo había estado en el lugar donde aparecieron los cuerpos de las víctimas del triple crimen la noche anterior al hallazgo.
“También le preguntaron por Bina y aseguró que no lo conoce. De las otras dos víctimas (del triple crimen, Sebastián Forza y Damián Ferrón) no le preguntaron”, explicó el letrado.
“Hoy se corroboró que al momento de los homicidios, De Carli estaba fuera del país y aportó documentación importante respecto de que la camioneta no fue utilizada por nadie en esa época”, sostuvo Hechem.
“Además, la camioneta tiene un dispositivo mediante el cuál se puede establecer fehacientemente si ese día el motor estaba encendido”, añadió.
“El testigo de identidad reservada implica al vehículo, no a él (De Carli). Dijo que iba a aportar una foto que nunca apareció y el nombre de una persona que tampoco apareció”, dijo Hechem.
Por último, a De Carli le preguntaron por las armas de fuego secuestradas en su casa y respondió, al igual que sus padres, que estaban debidamente registradas.
También fue interrogado acerca de la patente de SWAT que tiene colocada en su camioneta y una credencial apócrifa de la DEA que también fueron secuestradas.
“Dijo que esos elementos los compró en Estados Unidos, donde son de venta libre. Y no hay ninguna actuación, en la frontera ni en otro lugar, que acredite que De Carli utilizó esas credenciales para identificarse”, añadió el letrado.
Hechem se mostró satisfecho con las respuestas brindadas por el empresario y en base a ello cree que debería quedar en libertad lo antes posible.
Pero primero, el juez va a ampliar mañana la indagatoria del detenido Miguel Angel Lombardi, el ex penitenciario que trabaja como custodio de la mansión De Carli, que también dijo ser inocente y cuyos dichos fueron corroborados hoy por el empresario.
Además, Faggionatto Márquez tiene previsto realizar hoy una inspección ocular en la residencia de De Carli antes de resolver la situación procesal de éste y su custodio, para lo cuál tiene un plazo de 10 días a partir de la detención de cada uno.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario