El 20 se pondrá en marcha el primer Punto Limpio

El primer espacio “Estación Centro”, funcionará de martes a domingo de 10 a 18 en el predio, que cuenta con buena accesibilidad, amplio espacio descubierto para maniobra de vehículos y estacionamiento para carga y descarga.

A través de esta red, ya que en los próximos meses se planifica la apertura de espacios similares en distintos barrios, el Municipio apuesta a promover las buenas prácticas ciudadanas respecto a la gestión de los residuos sólidos urbanos, teniendo en cuenta que en un futuro se programa la construcción de una planta de separación y clasificación como parte del Complejo Ambiental de tratamiento de ese tipo de residuos.

 

El espacio

 

El Punto Limpio recibirá residuos domésticos como pilas, aceite de cocina usado, papel, cartón, envases plásticos (PET), vidrio de producción doméstica (botellas, frascos limpios), latas, monitores, CPU y terminales, residuos voluminosos (muebles, puertas, ventanas, cristal plano) y escombros de pequeñas obras (hasta 60 kilos).

En la iniciativa trabajarán organizaciones de la comunidad como la Asociación Guías Argentinas de la Parroquia Santa Ana; el Centro Integral para Niños Excepcionales (Ciane); la Fundación del Hospital de Niños; la Fundación Equidad a través del grupo Savia Serrana de la Cámara Empresaria; y el Taller Protegido Tandil.

El espacio será inaugurado oficialmente el martes 20 y desde ese día los ciudadanos podrán acercar los residuos mencionados, que serán depositados en contenedores diferenciados.

 

El objetivo

 

Durante el lanzamiento de la iniciativa, realizada en diciembre pasado, el secretario de Planeamiento y Obras Públicas, Mario Civalleri, explicó que “es un proyecto en el que trabajó durante mucho tiempo la Dirección de Medio Ambiente” bajo la premisa de generar acciones referidas a la búsqueda de mecanismos para poder “procesar los residuos que son recuperables a través de convenios con organizaciones”.

El objetivo “es generar un espacio para lo que es estrictamente domiciliario, para que los vecinos tengan un lugar para aquellos residuos que no son orgánicos convencionales y que por ahí no son tomados por los recolectores”.

“La idea es que haya un lugar donde se puedan llevar y que sea el propio Municipio que los procese”, definió, y aclaró que “no se puede llevar cualquier cosa, no es un lugar para llevar basura. Al contrario, es para depositar residuos clasificados en base a un listado, que con el tiempo seguramente iremos ampliando”.

En cuanto al funcionamiento detalló que “el Punto Limpio estará ubicado en Maipú 1250, tendrá un horario de funcionamiento de martes a domingo, de forma tal que durante el fin de semana, que es cuando, normalmente, se hace limpieza en la casa, los vecinos tengan la posibilidad de llevarlo”.

Civalleri apuntó que “la idea es que se puedan profundizar los programas que estamos desarrollando y que sirven de apoyo a muchas instituciones, ya que el producto económico no va a ser para el Municipio, sino para las organizaciones que se quedan con los recursos que se producen”.

“Al principio vamos a intervenir y colaborar en la logística y transporte y luego lo veremos con las mismas instituciones en la medida en que sea rentable, para que nos den una mano para sostener el proyecto”, remarcó.

 

Ampliar la propuesta

 

A la hora de evaluar el impacto de la iniciativa sostuvo que, “por un lado mejoramos la calidad ambiental, pero por otro ayudamos a las instituciones”, y destacó que “es importante aclarar que este Punto Limpio nace con la idea de brindar un servicio a la comunidad y también para profundizar las acciones que el Municipio viene realizando en función de lo que es la clasificación y el recupero de determinados tipos de residuos y el proyecto es expandirlo más dentro del territorio”.

En ese sentido el secretario se mostró esperanzado de poder abrir “dos puntos más” durante el transcurso del año, uno al norte de la Ruta 226 y otro en la zona del barrio La Movediza, San Juan, “de forma tal de acercar a los vecinos estos procesos de solución para problemas, de mejora de la calidad ambiental y de apoyo a las instituciones”.

 

De uso doméstico

 

Por su parte la directora de Medio Ambiente, Verónica Fernández, amplió los detalles del lugar al señalar que “se podrán dejar pilas en desuso, todo lo que se refiere a papel y cartón, aceite de cocina usado, plásticos, latas de aluminio o latón y los envases de vidrio”, y que también “habrá un servicio de material voluminoso, como por ejemplo marcos de una puerta, un colchón, elementos que la recolección domiciliaria no retira”.

Enfatizó que los elementos a recepcionar serán “de origen pura y exclusivamente doméstico”, es decir que excluye “los de los grandes comercios y empresas”.

“De a poco vamos a ir agregando otros elementos donde tengan trazabilidad, que tengan una disposición final o un valor comercial que le sirva a las instituciones”, ratificó Fernández, que remarcó que se trata de una primera experiencia “donde seguramente habrá que hacer muchos ajustes”.

“Estamos trabajando en conjunto con cinco instituciones y el principal protagonista será el vecino, que va a poder acercar varias cosas con un valor comercial para darle una disposición final adecuada a un sólo sitio”, cerró. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario