El 30 por ciento de los detenidos por la policía ya había sido atrapado una vez

Si bien los delitos que se producen en la ciudad de Tandil se encuentran aún dentro de las estadísticas oficiales -aunque desde la fuerza se reconoce un aumento en el mes pasado, específicamente-, los casos no han superado a los del mismo período del año anterior, aunque la resonancia y modus operandi (con armas de fuego) alarman a la población que vive con angustia la incertidumbre de no saber quién será el próximo, ni dónde, ni cómo.
Estos datos, entre otros, han sido aportados por el inspector distrital David Tifner, que en una charla con este Diario dio un panorama sobre el delito en Tandil, la realidad de la fuerza hoy, y se refirió también a la legislación actual  y cómo ésta incide en la reincidencia en los autores de algunos de los hechos delictivos.
Tifner reconoce que en el lapso del mes que acaba de pasar, hubo un aumento de casos delictivos. ?Estos se han caracterizado por ser cometidos a mano armada, no obstante ello, estamos dentro de las estadísticas oficiales, inclusive, con menos delitos, ya que pudimos contabilizar meses muy crudos entre 14 y 15 asaltos y hasta 17 delitos en un mismo mes, cosa que este año no hemos tenido?.
En 2008, las estadísticas hablan de siete y diez asaltos mensuales, pero para el inspector no es motivo para calmarse sino por el contrario, ?abrimos el ojo y seguimos trabajando para bajar cada vez más las estadísticas, reforzando los distintos vecindarios?.

Con antecedentes

Recurrente es la frase ?entran por una puerta y salen por la otra?. Sobre esto fue consultado el inspector Tifner: ?Ya no me sorprende porque sé que así es el sistema. La ley se ajusta al derecho y se hace lo que la ley dicta y así seguimos. Volvemos a trabajar y detenemos a las mismas personas. Un 30 por ciento de las detenciones que realizamos es de las mismas personas…?.
Al ser consultado sobre si se sienten con las manos atadas, Tifner expresó que ?no podemos bajar los brazos y pensar que tenemos las manos atadas, pero en mis fibras más íntimas, en lo personal, indudablemente puedo decir que se siente desazón cuando estamos trabajando en forma permanente y en lugar de sentir regocijo por el trabajo realizado, al ver que el sujeto entra por una puerta y sale por la otra, indudablemente da un poco de bronca, pero debemos ser fríos, sacar nuestros sentimientos desde nuestra profesión y seguir cumpliendo con la tarea diaria de hacer lo mejor posible?.

Un reclamo de la sociedad

Sobre si los legisladores tienen idea de lo que pasa en la calle, sobre cómo es la realidad de la gente en cuanto a la inseguridad y la carrera delictiva que algunos sujetos hacen, amparados a veces en las leyes que no los alcanzan, o si los alcanza no los detiene lo suficiente, expresó que ?quiero creer que sí y creo además que esto no es un reclamo de la policía sino de toda la sociedad en conjunto, y eso lo escuchamos cuando mantenemos las reuniones con los vecinos de distintos barrios. Esto se repite en todos los niveles, local, provincial y nacional, siempre el reclamo es el mismo. Que una persona que es juzgada en un juicio con todas las garantías y si luego es condenada, que esa condena se cumpla en forma efectiva. No puede ser que sigan existiendo tantas chicanas que todo el mundo queda en libertad?.
?Hace un tiempo leí en un libro que el mundo real nunca es tan claro como la letra de la ley. Y ésa es la realidad. La ley dice una cosa, pero después por otro lado tenemos chicanas por las cuales el sujeto queda en libertad. Esto genera un sinfín de inconvenientes, pero yo no lo puedo cambiar, no podemos hacer nada, así que seguimos trabajando dentro del marco que tenemos. Instruir al personal, perseguir al delincuente y cuando sea sorprendido in fraganti delito detenerlo y llevarlo ante los estrados judiciales a los efectos de que sea juzgado?, aseguró Tifner.

Globalización del delito

Mucho se ha hablado sobre la llegada de gente de mal vivir desde el conurbano bonaerense. Sobre esto, el inspector distrital destacó que ?uno de los casos más llamativos fue el de barrio del Parque. Todos tenían antecedentes y traían detrás de sí secuestros extorsivos. Tuvimos la suerte de dar con ellos y detener a la mayoría, con un trabajo muy bueno y mancomunado entre la Fiscalía y la DDI Tandil, con Lomas de Zamora y Esteban Echeverría, pero esto es una muestra de lo que podemos llamar la globalización del delito, y más todavía teniendo una cárcel tan cerca?.

Cambio de leyes y algo más

Acerca de cuáles son las medidas que habría que aplicar para hacer más eficiente la protección del ciudadano ante el delito, Tifner dijo que tal vez no sea necesario cambiar las leyes sino que habría que lograr que éstas no ?sean tan flexibles?.
Con respecto a otras precauciones, manifestó que hay que seguir instruyendo al personal nuevo, antes los estudios duraban dos años, luego seis meses y hoy 14 meses. ?No tienen a lo mejor el entrenamiento que antes se tenía para entrar a la fuerza, por eso hay que seguir profesionalizándolos?, marcó.
Volviendo a las leyes, señaló que ?es necesario que las condenas sean cumplidas de forma efectiva y hay que terminar con las salidas laborales y transitorias. Semanalmente, pedimos información y nos llegan expedientes que hablan de personas condenadas, pero que estaban en la calle con salidas laborales o transitorias, y resulta que luego no vuelven y se cortan la famosa pulsera electrónica y quedan en la calle para seguir delinquiendo. Creo que en ese aspecto debería ser mucho más estricto en cuanto a darle la libertad a la persona, y si le es otorgada, que realmente sea controlada?.

Un total de 40 efectivos en las calles

En Tandil hay 260 efectivos, divididos en las comisarías y en el grupo de apoyo departamental. En esta cantidad está incluido el personal administrativo, lo que deja, si se restara personal de licencia por enfermedad u otras cuestiones, un total de 40 efectivos operativos en las calles.
Estos están divididos en siete cuadrículas, con un patrullero en cada una y tres patrulleros ?volantes? que hacen de apoyo permanente a las distintas cuadrículas.
-¿Eso es suficiente?
-Hoy por hoy es lo que tenemos. Obviamente, a mí me gustaría tener el doble,  pero también debo decir que estamos mucho mejor que tres años atrás. Cuando llegué, la comisaría Primera tenía 50 efectivos nada más y hoy hay 90. La mejora es ostensible. En este momento hay 27 efectivos haciendo el curso en La Plata y supongo, y espero, que sean destinados a Tandil?.

Al 101 mejorado

Para finalizar, reiteró que se está trabajando en la prevención del delito y pidió a la población que ante cualquier sospecha o situación que genere intranquilidad o sea extraña para el vecindario, no dude en llamar al 101, que las patrullas no están tardando más de tres minutos en llegar al pedido de auxilio que se genere y que todas serán atendidas, sin dudar.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario