El barrio de los municipales avanza más lento de lo previsto

Las 20 viviendas del Barrio Municipal que debían ser entregadas en agosto, no fueron finalizadas aún debido a que el Instituto de la Vivienda de la Provincia se retrasó en el desembolso de los fondos destinados a esas propiedades. Hasta el momento registran un avance aproximado del 60 por ciento y se aguarda la llegada del dinero que falta para poder finalizar las unidades habitacionales.

El secretario general del sindicato de Trabajadores Municipales, Roberto Martínez Lastra, manifestó su preocupación por el modo en que se vienen entregando los fondos, lo cual ha retrasado las obras y ello impidió que las casas fueran entregadas en los plazos previstos.

Cabe recordar que las casas están situadas en Entre Ríos y Corrientes, en inmediaciones al barrio Arco Iris. El proyecto prevé un total de 100 viviendas, de las cuales 30 se entregaron en 2010. En tanto, 20 se encuentran inconclusas y 50 comenzaron a construirse en agosto de este año.

Luego de más de 4 años de que se frenaran las obras en el barrio, a fines de  mayo el Instituto Provincial de la Vivienda se había comprometido a readecuar el monto del financiamiento de  las 20 casas inconclusas, que sería de un total de 8 millones de pesos. La entrega de esas propiedades se concretaría en agosto, lo cual no sucedió.

Además, se firmó un convenio por un monto aproximado de 32 millones de pesos, financiados entre la Nación y la Provincia, para comenzar a construir las últimas 50 viviendas.

 

El retraso de

las obras

 

En diálogo con El Eco de Tandil, Roberto Martínez Lastra explicó que “están trabajando en este momento. Había que terminar 20 casas, recibimos 1 millón 400 mil para esas viviendas y 8 millones para empezar las 50 restantes”.

“Hasta ahora vamos avanzando, espero que después sigan con lo que falta. Las 20 viviendas están aproximadamente en un 60 por ciento de avance, y con las otras 50 se empezó ahora”, puntualizó.

En cuanto al convenio que firmaron en mayo, lamentó que  “si hubiesen dado como corresponde la plata hubiésemos terminado en agosto pero recién nos dieron el dinero a fines de agosto. Espero que haya continuidad y que para fines de diciembre podamos terminarlas”.

Además, cuestionó que el inspector de Mar del Plata tenía que venir a certificar las obras hace 15 días y aún no se hizo presente en el lugar. El tema es que esa certificación es necesaria para el desembolso de los fondos que faltan.

“Son cerca de 7 millones que faltan para las 20 viviendas. Vamos a suponer que ahora certifique un 20 por ciento de avance, entonces van a mandar 1 millón y pico otra vez, porque va por certificaciones. Nos entregan para hacer un determinado porcentaje”, indicó.

En tanto, de los 32 millones que están estipulados para las 50 viviendas les otorgaron el 25 por ciento, 8 millones para empezar.

“Si esto se va haciendo mes a mes no hay problema porque tiene continuidad pero por ahí hay un parate de entre 3 o 4 meses y tenés que despedir personal, volver a tomarlo. Es una complicación”, manifestó.

 

Pretextos

 

Martínez Lastra expresó su “bronca” porque “dicen que quieren hacer 650 viviendas acá en el Procrear cuando nosotros ya teníamos cordón cuneta, los terrenos subdivididos, las cloacas, el gas, el impacto ambiental, urbanización especial y no nos dan la plata para terminar. Entonces se contradicen en la misma política que dicen que están haciendo”.

No obstante, sostuvo que “estamos atrasados pero por lo menos nos dieron algo, peor están los del Barrio Universitario II que ahora están saliendo a reclamar. Nosotros íbamos todas las semanas a La Plata a reclamar para que nos dieran esto.

En mayo firmamos los convenios y recién vino a fines de agosto la plata, sino para agosto hubiésemos terminado. Si vos al constructor le das toda la plata junta en un mes te lo termina”.

“En 6 meses hicimos 30 casas porque nos dieron la plata como correspondía. La empresa tiene un año de construcción firmado con nosotros para las 70 viviendas, ellos no tienen la culpa si no les dan la plata como corresponde”, criticó.

Y fustigó que “siempre tienen un problema. La última vez no la entregaron porque decían que tenían que pagar aguinaldos, después porque estaban en las PASO, ahora seguramente va a ser por el balotaje. Son todos pretextos”.

 

Una pelea continua

 

Por otra parte, remarcó que “es una plata que está destinada para esto, no se puede tocar, está en el presupuesto y nos la tienen que dar pero la tenés que pelear continuamente”.

“Yo pienso que las cosas van a tener que cambiar con este gobierno o el que sea porque la gente no da más, tiene necesidad de otras cosas, van a tener que cambiar la política de vivienda”, enfatizó.

En tanto, remarcó que “la Municipalidad en su momento nos donó los terrenos y nosotros se los cedimos a los propietarios. Nosotros no cobramos los terrenos como algunos que cobran en dólares. Cuando dicen que el barrio municipal está parado y después salen diciendo que otros barrios cobraron 11 mil dólares para entrar u otros montos, nosotros nos indignamos porque no cobramos nada de eso, entonces nos molesta que nos metan en una bolsa que no estamos”.

Recordó que en 2012 fue la última vez que recibieron dinero hasta ahora. En ese momento fueron 44 mil pesos. “Qué podés hacer con 44 mil pesos, nada”, cuestionó.

En cuanto a las familias que aguardan su casa propia, aseguró que “algunas comprenden y otras no. Lo que pasa es que nosotros estamos con la conciencia limpia de que no le sacamos la plata a nadie, porque nosotros les cobramos la cuota de 4500 pesos y la segunda etapa pagaron 11.500, pero entran a vivir con cloacas, cordón cuneta, tuvieron la suerte que hay dos calles que tienen asfalto, los terrenos subdivididos, impacto ambiental, urbanización especial, todo hecho”.

“Nos indigna cuando hay plata para algunos y para otros no, es para hacer política la plata nomás”, lanzó.

Y agregó que “espero que a la pobre gente que está pagando un dineral por el Procrear le hagan las viviendas, porque hasta ahora les entregaron de las 600, menos de 100 nada más. Espero que sigan entregándolas, porque después cambia el gobierno o este mismo gobierno sigue y se olvida de la gente porque ya ganó, es todo siempre igual”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario