El buen remisero

Señor Director:

Buscando brindarle un mejor servicio a los pasajeros, deseando que siempre en cada partida salga todo bien.
Está bien atento detrás del volante, el buen remisero con feliz empeño ganado el dinero en muy buena ley.
En noches de lluvia, de frío o de calor, en sus largas horas; comparte el silencio con sus pensamientos en la soledad. Mirando la foto donde están sus hijos, también su señora, quien espera siempre la llegada alegre del hogar.
El comprende triste con hondo despecho
que el mundo está lleno de inseguridad,
aunque no es cobarde se siente indefenso
a manos del tiempo;
que hace lo que quiera con su integridad.
El sabe de muchas almas que se fueron
por el inhumano acto criminal,
robando sus vidas por magro dinero;
sin poder siquiera,
lograr defenderse ante la crueldad.
Por eso en tu nombre, hoy buen remisero, ya que en este mundo justicia no hay;
elevo mi canto a los cuatro vientos,
hablándole al cielo;
de tus sacrificios, de tu buen tratar.
Por vos remisero,
un buen sentimiento,
quiero despertar.
                      Marcos Rosas

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario