El cambio de gobierno, eje de los comentarios de una nota sobre búsqueda laboral

El martes por la mañana, en una escena que hacía mucho tiempo no se veía, una extensa fila de personas copó la calle Pinto al 400 en respuesta a una convocatoria de búsqueda laboral realizada por la empresa de electrodomésticos Garbarino, que se dispone a abrir una sucursal en la ciudad. Al día siguiente El Eco de Tandil reflejó en sus páginas el episodio y en su versión digital en el portal web la nota generó una gran cantidad de comentarios.

En total la parte final de la página eleco.com.ar mostró hasta ayer un total de 22 mensajes, más una treintena de respuestas a algunos de los planteos que más contrapuntos despertó.

En su mayoría el debate se lo llevó la política y el cambio de gobierno, con miradas que apuntan a la herencia de los 12 años de kirchnerismo y otras a las pocas semanas de gestión de Mauricio Macri al frente del Ejecutivo nacional.

En muchos casos la búsqueda laboral fue el disparador para plantear otros cuestionamientos, que se extendieron y continuaron durante varios días de publicada la nota.

Sólo hubo dos comentarios apartados de la cuestión política. Celia Anabela Saldumbide expresó su preocupación en torno a la búsqueda laboral, la franja etaria que convocaba el aviso y la experiencia mínima de un año en el rubro, “con lo cual personas de más edad estábamos fuera”.

“Así es. Me quedé afuera por tener más de 30; también necesito trabajar”, respondió Malvina Salinas.

 

El cambio

 

Con su comentario Adolfo Francisco K-ampeggi abrió el debate. “Llegó el cambio”, publicó en referencia al slogan de campaña del frente Cambiemos y cosechó otras 13 respuestas de distintos foristas, en un cruce que tuvo varios puntos picantes.

Desde su perspectiva Sebastián Troccoli opinó con cierta ironía al expresar que “tenés razón, estos tienen 10 años de antigüedad trabajando en la era de los Kirchner, pero ahora tienen ganas de buscar trabajo de vuelta. No es de hace un mes este problema”.

En la misma línea se pronunció Albaro Piazzola: “Sí, sí, llegó el cambio. Son todos de La Cámpora que ahora van a tener que laburar”, comentario que recibió cuestionamientos.

Alan Páez compartió otra mirada frente al planteo expuesto: “¿Y los ñoquis que votaron a Macri y terminaron despedidos?”.

Luego Estella Duarte respondió que las filas para buscar trabajo “se ven ahora, antes no se veían; siempre lo mismo, culpando al otro Gobierno para lavarse las manos. No es así”.

Por su parte Miily Lombardozzo se sumó al debate y se presentó como “una de las tantas personas que estuvo “más de tres horas haciendo la cola para ser entrevistada”. Aclaró que no pertenece ni a La Cámpora, ni a ningún partido político y agregó que “vi a todas esas personas con muchas ganas de trabajar, personas que no quieren vivir de planes sociales, como muchos lo hacen”.

En su extensa publicación contó que “hace más de dos años que busco un trabajo fijo y nunca nada. No soy una vaga, mantenida ni vivo de planes. Todos los días me las rebusco para vivir y mantener a mi hijo, haciendo pequeñas changas”, y remarcó que “si hablamos de política hace dos años Macri no era el Presidente. Lo único que hizo Cristina fue alimentar vagos, olvidándose de que hay jóvenes que sí tienen ganas de trabajar y ganarse sus pesitos como corresponde”.

En tanto Vasca Cba sostuvo que las medidas tienen un “impacto muy rápido”, y entre ellas citó los “despidos en el Estado, en privados, recorte, suba de precios. Hambre. El impacto es muy rápido y eso pretenden”.

Para cerrar la seguidilla de respuestas Sebastián Troccoli expuso un caso concreto: “Hace casi dos años que mi novia está buscando trabajo y a cada entrevista que va hay una cantidad más que importante de personas. Y más allá de algún trabajo de temporada no ha podido encontrar. Los que buscan trabajo lo saben. El problema es que ustedes lo ven sólo cuando se cambia de gobierno”.

 

Gobierno vs. desgobierno

 

En medio del debate por el cambio de Gobierno y la asunción de Mauricio Macri, Pablo Quiroga planteó: “Hay que conseguir trabajo y cuidarlo. La fiesta terminó”, y su comentario generó algunas críticas debido a lo delicado del tema.

A su turno Roberto Trevolazavala se lamentó por la escena reflejada en la nota y calificó que “es realmente tremendo que ocurra. Desde que asumió este rejunte es sólo desocupación, aumento de precios, inflación descontrolada; no se habla nada, se tapa todo”.

Citó algunos episodios del último mes y resumió que se trata de un “panorama muy feo”, a la vez que planteó que “se vuelve a lo mismo” tras mencionar la presencia de ex presidentes como Fernando de la Rua en Davos, y su planteo generó otras 13 respuestas, marcando disidencias y coincidencias.

Cecilio Lescano y Daniel Caresia compartieron su pensamiento mientras que Pedro Cordal realizó un duro descargo. “¿En serio crees que el país se arruinó en 30 días de nuevo gobierno? ¿Te parece que los 12 años de kirchnerismo no tienen nada que ver?”.

Justificó su postura y refutó cada uno de los puntos expuestos por el forista en su comentario. “Te han estropeado el pensamiento, decís muchas cosas juntas y sin sentido”, expresó.

Desde su cuenta de Facebook, y en medio de duros cruces, Nico Miranda llamó a la unidad y pidió optimismo. “¿A qué quieren llegar? ¿A que se arme una batalla campal entre los que opinan una cosa y los que opinan otra? Disfruten de buenos momentos e intenten hacer amistades, no ponerse en contra de otro sólo por razones políticas que nadie maneja”, expresó.

Soloyo Sebas se pronunció no kirchnerista y dijo “que hay que ser inteligente para darse cuenta que esto es por un gobierno nuevo incapaz”. Remarcó que “los K agarraron un país fundido, destruido, y al mes generaron cambios positivos. Estos tomaron un país funcionando, con empleo, producción, consumo y desendeudado. Y lo están destruyendo con la complicidad de los medios que no dicen nada. La derecha es así”.

Tras rechazar ciertos argumentos Miriam Hebe Díaz defendió que “hace 40 días que asumió el nuevo Gobierno” y agregó que “hay que esperar los acontecimientos antes de juzgar; recién se empieza a transitar un largo camino para reacomodar la tempestad que dejaron estos 12 años de desgobierno, la mentira, la desidia, la famosa y tan falsa inclusión que sólo alimentó vagos para tapar la desocupación”.

En su lectura de la situación Simón Tust planteó que Tandil “siempre fue el reflejo del ‘cambio’ que estaba por venir, donde la pequeña y la mediana empresa no puede durar, donde mandan las inmobiliarias y las amistades de las grandes empresas privadas con la UCR que sólo tiene a Alfonsín en un cartel y no en los ideales, donde la obra pública siempre fue subvencionada con recursos de la gestión Scioli o del Gobierno nacional pasado y vos nunca lo supiste, donde las empresas del transporte se te ríen en la cara, donde el 25 por ciento de la juventud está desocupada. No sé cual es la sorpresa”.

 

Por un empleo

 

En el espacio para los comentarios hubo personas que plantearon su preocupación por el nivel de desocupación, mientras otras bajaron el tenor de la discusión frente a la importancia de la posibilidad laboral que se abrió a partir de la radicación de una conocida firma.

Así Gladys Daneri puso la mirada en la cantidad de personas buscando trabajo “y después dicen que no hay desocupación. Hace falta trabajo en Tandil”, advirtió.

Por su parte Paula Brito Del Pino se solidarizó con los postulantes y expuso: “Ojalá que todas las personas que necesiten un empleo lo consiga”, y opinó que “prefiero ver gente con un curriculum en mano y no con una libreta esperando una firma en la Anses para cobrar un plan o asignación”.

Valeria Ferre corrió el eje del debate y remarcó que “hay chicos que buscan trabajo para mantenerse y no molestar a sus padres o dar una mano en sus casas”.

José Armando Rodríguez también rechazó los argumentos expuestos y fijó el aumento de los precios del último mes y medio como disparador para una búsqueda laboral.

“No tiene nada de raro esta situación. Si el pedido de personal hubiese sido hace un año también iba a ir esa cantidad de gente. En cualquier ciudad y en cualquier época donde se quiera instalar una de estas empresas grandes va a tener gente haciendo cola para postularse. No dramatizar tanto por favor”, sugirió Gustavo Flores.

Finalmente Nicolás Sinap planteó una mirada distinta a la cuestión: “¿Existe la posibilidad de que quienes fueron a buscar laburo hayan estado desocupados? ¿O bien buscando otra oportunidad laboral (tal vez la empresa ofrezca mejores condiciones laborales)? ¿O bien se haya quedado sin laburo en el otro mes? ¿Por qué se cae en el facilismo gorila antipatria de creer que todos los que estaban ahí son vagos choripaneros ñoquis a los que echaron? Es insultante. Lo que sí es real es que esta imagen es una postal que hasta hace un mes no se veía”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario