El campo advirtió que “se terminó el conflicto inicial, pero no la problemática agropecuaria”

“Se terminó el conflicto inicial, pero no la problemática agropecuaria”, advirtió Pablo Orsolini, el vicepresidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), en diálogo con FM Millenium. Desde mañana dejará de tener vigencia la resolución 125, que dio inicio al sistema móvil de retenciones, y con él el extenso conflicto rural, por lo que la alícuota volverá al 35 por ciento que regía al 10 de marzo.
Sin embargo, Orsolini advirtió que los dirigentes de las entidades rurales buscarán un sistema escalonado de retenciones, que contemple una baja nueva en el gravamen, en este caso para los pequeños y medianos productores. Con el tributo de nuevo fijo y en los valores previos al 11 de marzo, los productores cobrarán como mínimo 1.250 millones de dólares adicionales por la soja que todavía retienen en el campo.
“Esto recién comienza. El gobierno nacional tiene que entender que ahora hay que armar una mesa agropecuaria, que contemple todas las economías del país. Necesitamos un consejo agropecuario urgente”, afirmó el ruralista. También el vicepresidente de Confederaciones Rurales, Néstor Roulet, salió en reclamo de una mesa agropecuaria y consideró que es necesario que el Gobierno ponga nuevos interlocutores.
Sostuvo que quienes hasta ahora negociaron con el campo “hay una falta de conocimiento muy grande en la producción agropecuaria, tienen un mal asesoramiento en cuanto a las cuestiones biológicas, climáticas, etc”.
La postura del Gobierno, que el campo tildó de caprichosa, es que un sector no puede imponer una agenda política y menos un impuesto, y de allí la decisión de no derogar la resolución, hasta que el Parlamento terminó votando en contra del proyecto oficialista, en una dura disputa. Según Orsolini, el Ejecutivo tomó medidas sin consultar, “lo que demuestra una seria intransigencia”.
Según el Gobierno, para la aplicación de las retenciones, que lo habilita el Código Aduanero, no debe haber un permiso por parte del sector; como no lo hay cuando se aplica el impuesto a las Ganancias sobre otros actores sociales, por caso.
“Ojalá que estos cuatro meses hagan recapacitar a nuestros gobernantes”, insistió el dirigente de FAA y subrayó: “El productor quiere reglas claras”. Aseveró luego que “a partir de ahora, todo lo que salga en política agropecuaria tiene que salir a través del Parlamento”. Por otro lado, el vicepresidente de CRA agregó que en esa mesa agraria deben citarse representantes de las provincias, y que se debe analizar el “tema del pequeño y mediano productor, de la fertilización”.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario