El campo de Tandil cumplió con su primera jornada de paro y busca sumar adhesiones

Los productores agropecuarios de Tandil, en consonancia con lo dispuesto para todo el país por la Mesa de Enlace nacional, iniciaron ayer una medida de fuerza que se extenderá hasta el miércoles próximo. Durante esos días, no comercializarán granos ni ganado en pie, y participarán de una serie de asambleas y movilizaciones.
Paralelamente al lock out, la idea es estrechar vínculos con la ciudadanía, en un intento por frenar el desgaste existente ante la dilación del conflicto. Para ello, organizaron un multitudinario acto en San Pedro, para el miércoles, un abrazo al Congreso nacional, ese mismo día, y la reinstalación de la ?carpa verde? frente al palacio legislativo (ver páginas 12 y 13).

 

De vuelta en la ruta
En esta ciudad, los representantes de las distintas entidades, sumados a los autoconvocados, volvieron a la Ruta Nacional 226, a la altura del paraje El Paraíso, epicentro de la protesta chacarera durante los días más febriles del conflicto. Allí, distribuyeron panfletos entre los automovilistas y participaron, al atardecer, de una asamblea para monitorear la marcha de las acciones. Empero, no hubo ninguna restricción a la circulación. Asimismo, también hubo manifestaciones frente a la sede de la Sociedad Rural, en Santamarina al 400, donde se les explicaron a los transeúntes las razones de la demanda agraria.
Fernando Hernández, uno de los productores agropecuarios, analizó lo realizado en la víspera, y habló de lo que sucederá en las próximas horas, para las que se prevé presencia en la ruta y nuevos contactos con la ciudadanía.
-¿Qué resolvieron en la asamblea?
-Resolvimos estar mañana y pasado (por sábado y domingo) un par de horas en la ruta, siguiendo lo que sucede en otras localidades. El fin de semana decidiremos algún otro tipo de manifestación en la ciudad, y nos vamos preparando para el miércoles, para las concentraciones de San Pedro y el Congreso.
-¿Hubo restricciones en la circulación, como detener camiones para revisar la carga, por ejemplo?
-No, no vimos circular nada. No hubo movimientos de guías, y en la ruta no se vieron camiones con ganado ni granos.
-¿En qué fase de la protesta considera que se encuentran?
-Estamos empezando a reagruparnos. Revisamos los trabajos técnicos hechos por las comisiones, y ahora debemos sumarles acciones. Lo que hay que remarcar es el disconformismo de toda la sociedad con el Gobierno, y la necesidad de estar juntos varios sectores. Creemos que esto hace rato dejó de ser un tema del campo. Por un lado protestan los jubilados, por el otro los docentes, también nosotros. Sería importante poder juntarnos todos, incluyendo a comerciantes y particulares, que ven que no llegan a fin de mes. Debemos juntar fuerzas para que sean revocados los superpoderes, por ejemplo.
-En los últimos días se puso en evidencia la posibilidad de un desgaste de la medida de fuerza, de que la sociedad reste apoyo al sector, en comparación con el que le brindó en la batalla por la derogación de la resolución 125. ¿Qué análisis han hecho?
-Creo que la gente de todos los sectores cada vez tiene más fuerza para protestar, porque ve que la situación es cada vez peor. Justamente lo que decía es que esta protesta debería salir del foco del sector agropecuario, porque es algo más amplio. El Gobierno va a necesitar más caja, que se va a generar en parte con los ingresos de las exportaciones, que hoy están limitadas precisamente por el Gobierno. Si a eso se le suma la posibilidad de que tengamos que importar comida, la situación es complicada para todos. Vea lo que pasó con la leche de China, que encima está contaminada. Todos debemos estar alertas, porque vamos a pagar más caro todo, que va a ser importado.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario